El Senado rechazó la legalización del aborto pero la ola verde no va a parar

SECCIONES

Con 38 votos en contra y 31 a favor, la Cámara Alta del Congreso rechazó el proyecto de aborto que tenía media sanción de Diputados. En una Buenos Aires fría y lluviosa, miles se movilizaron con los pañuelos verdes de la Campaña para reclamar que se apruebe la iniciativa. La noche anterior, en las puertas del Congreso se realizó un homenaje a Liliana Herrera, la joven de 22 años que murió producto de un aborto clandestino en Santiago del Estero. Dos senadores y una senadora que representan a esa provincia votaron contra del proyecto de ley. Hoy, después de la sesión los más de 500 mil abortos que se realizan al año seguirán existiendo y son ilegales y clandestinos pero -gracias a este debate- las mujeres y personas gestantes tienen más acceso a la información para abortar de forma segura y la exigencia de Educación Sexual Integral y acceso a los anticonceptivos se renovó con fuerza.

En una larga sesión que comenzó a las 10 de la mañana y se extendió hasta casi a las 3 de la madrugada, el Senado rechazó por 38 votos el proyecto que venía con media sanción de Diputados para la despenalización y legalización del aborto. 31 votos a favor no alcanzaron para avanzar en la ley que se presentó en el Congreso por séptima vez este año.

En una plaza repleta por la marea verde y una movilización celeste en contra del derecho al aborto, la lluvia no amedrentó a las personas que pasaron un día y medio en las puertas de Congreso sobre Callao y Rivadavia para pedir aborto legal.

Organizaciones sociales e integrantes de la Campaña por el el Aborto Legal, Seguro y Gratuito denunciaron restricciones para entrar al recinto y seguir la sesión, manifestaron que no pudieron entrar a la sesión y medios de comunicación, principalmente autogestivos y populares, de distintas provincias no fueron acreditados a pesar de haber presentado en tiempo y forma los requisitos. Tampoco hubo representantes de Neuquén adentro del Congreso ya que las pocas acreditaciones solicitadas fueron rechazadas. Uno de los justificativos de la medida fue que habían priorizado un medio masivo por provincia, pero no hubo periodistas de Neuquén dentro del Senado.

Los dos senadores de Neuquén votaron a favor y la senadora se abstuvo. Guillermo Pereyra del Movimiento Popular Neuquino (MPN) votó por el aborto legal convencido y conmovido luego de la sesión en Diputados por el “aguante” de la marea verde, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa habló de los tarifazos y la inflación pero después pidió: “No nos saquen del foco de la cuestión”. Lucila Crexell, del mismo partido, se abstuvo y presentó varias horas antes un proyecto para despenalizar el aborto. Ya se había pronunciado contra la legalización y el acceso de la interrupción del embarazo en el sistema de salud. Por otro lado, el jefe de bloque del Frente Para la Victoria-Partido Justicialista, Marcelo Fuentes, votó a favor como había manifestado en varias oportunidades.

Luego del rechazo a la iniciativa habrá que esperar varios meses para abordar el tema en el Congreso por segunda vez, ya que perdió estado parlamentario y recién se podrá presentar nuevamente el año que viene, que será un año electoral por lo que es probable que el tema se trate recién en 2020 con la nueva conformación del cuerpo legislativo. El presidente Mauricio Macri hizo referencia esta mañana al tema y el 21 de agosto enviaría al Senado un proyecto para reformar el Código Penal y despenalizar el aborto para mujeres en determinadas circunstancias.

“Más temprano que tarde, será ley”, escriben unas y otros en las redes sociales para no dejarse vencer por el derrotismo. A pesar del rechazo del proyecto, este debate dejó una serie de triunfos: la discusión sobre el aborto se instaló en la sociedad, penetró la agenda política y ya no hay marcha atrás, será sin lugar a dudas un tema ineludible en las próximas campañas electorales. Las mujeres y personas gestantes seguirán abortando, ante la ausencia estatal, acompañadas por las Socorristas en Red o la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir de manera segura. Las clínicas clandestinas no van a desaparecer, pero quienes deseen abortar hoy tienen más acceso a la información y se renovó con fuerza el reclamo de que se aplique la ley de Educación Sexual Integral y que se garantice el acceso a los métodos anticonceptivos. Estas batallas ganadas no son suficientes pero la ola verde es imparable. Será ley.

 

Deja un comentario