El desafío en el Senado para que el aborto sea ley

Géneros, SECCIONES

La Cámara Alta debatirá en los próximos días la despenalización y legalización del aborto. Según los jefes de bloque se espera avanzar y tratar el proyecto, que llega con media sanción de Diputados, antes de septiembre. En las últimas horas las actividades se suspendieron por la tragedia familiar que sufrió el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff. En Neuquén, la expectativa está puesta en el senador Pereyra quien aunque en un principio se había pronunciado en contra reconoció luego estar “impresionado” por la ola verde y el “aguante” de las mujeres viendo la sesión completa en Diputados.

El senador Pereyra reunido con organizaciones de mujeres y feministas. Foto prensa de ATEN provincia.

Resta un paso para que la despenalización y legalización del aborto se convierta en ley. El tratamiento en el Senado (Cámara Alta) no será fácil ya que se trata de un espacio político considerado más conservador y dónde los números son más ajustados. Cada provincia tienen 3 representantes en las bancas y son 72 en total. De modo que todas las regiones tienen el mismo peso político en la decisión y el foco está puesto en las que votaron en contra como las del norte. A su vez, Buenos Aires y Ciudad Autónoma no pesarán como en la votación en la Cámara Baja, dónde aportaron la mitad de los 129 votos que le dio media sanción al proyecto.

En Neuquén los ojos están puestos en el Movimiento Popular Neuquino (MPN) y sus bancas. Alma Sapag, diputada de esa fuerza política manifestó su oposición al proyecto en varias oportunidades y así lo expresó con su voto. En el Senado, Guillermo Pereyra, al igual que su par Lucila Crexell, había manifestado que votaría en contra de la iniciativa pero en las últimas horas se mostró sorprendido e impresionado por el debate y, sobre todo, por la movilización y el “aguante” de las mujeres que siguieron todas las horas del debate el 13 y 14 de junio. Pereyra aseguró que estos hechos modificaron su posición y que se juntarán con mujeres para conocer más sobre el proyecto “ya que a veces los hombres nos hacemos los distraídos”. El martes fue convocado por ATEN y la Colectiva Feminista La Revuelta para debatir junto a otras organizaciones como Mumalá, Las del Encuentro, Empoderadas, Barrios de Pie, directoras de centro de Salud y la diputada provincial del FpV, Ayelén Gutiérrez.

El Frente para la Victoria por Neuquén en diputados votó a favor, y hará lo mismo en el Senado desde la banca que ocupa el jefe del bloque, Marcelo Fuentes. Además expresaron la voluntad de todos los senadores y senadoras de esa fuerza politica de votar a favor, incluyendo a la ex presidenta Cristina Fernández. La mandataria, ahora senadora, se pronunció el reiteradas oportunidades contra el aborto y la apertura del debate parlamentario.

Los jefes de bloque en senadores, Miguel Ángel Pichetto, por el Partido Justicialista, y Luis Naidenoff, del interbloque Cambiemos, confirmaron al día siguiente de la media sanción que trabajarán para que el proyecto llegue lo antes posible a la Cámara Alta y sea tratado. Sin embargo, luego del accidente doméstico por el escape de gas en la casa de Naidenoff en Formosa y la muerte de su pareja y su hijo, las actividades se postergaron.

En Neuquén ganó la despenalización en Diputados y se espera que en Senado ocurra lo mismo. De esta forma, el MPN llegaría dividido cuando al principio se oponía a la iniciativa en las bancas y en las principales líneas del gobierno provincial. Sin embargo, varios representantes del ejecutivo y la Legislatura de Neuquén están a favor. Cambiemos llega igual: con voluntades divididas incluso en el mismo gobierno nacional, con una vicepresidenta que asegura que la mujer no puede decidir sobre su cuerpo.

Deja un comentario