“Piedecasas abandona a las mujeres que abortan y eso implica colaborar con el negociado del aborto clandestino”

Géneros, SECCIONES

Ruth Zurbriggen, activista feminista de La Revuelta, expuso en la Legislatura de Neuquén en el contexto del debate sobre el aborto y cuestionó duramente los dichos de la subsecretaria de Salud en el Congreso. Mencionó la posibilidad de realizarle una denuncia penal por sus declaraciones y afirmó que Piedecasas “abandona a las mujeres que necesitan llevar adelante sus procesos de aborto y eso implica colaborar con el negociado del aborto clandestino”. También informó que por año en Argentina las Socorristas en Red acompañan en promedio 3030 abortos de los cuales aproximadamente 1300 son en Neuquén.

Uno de los pañuelazos que se realizaron en Neuquén para pedir aborto legal. Foto: Violeta Gosetti

Zurbriggen les propuso a las y los diputados que, para contribuir al debate, le pidan explicaciones a la subsecretaria de Salud provincial, Alejandra Piedecasas, por sus declaraciones en el Congreso de la Nación. “Colaborar con el debate del aborto legal en Argentina, desde esta Legislatura, es pensar qué se está haciendo en Neuquén con esto”, indicó.

“Nuestro mayor objetivo es evitar que la mujer llegue a nuestros consultorios o recurra a otra organización desesperada a pedir un aborto”, expuso Piedecasas en Buenos Aires. Sus dichos, para Zurbriggen, “rayan el incumplimiento como funcionaria pública, llama a no aplicar el artículo 86 del Código Penal”. Ese artículo establece que el aborto es no punible cuando se hace para evitar poner en riesgo la vida o la salud de la madre o si el embarazo “proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente”. “No sabemos si no debe ser denunciada penalmente porque está llamando a que no se cumplan las leyes vigentes”, afirmó la activista.

Piedecasas también hizo referencia a los consultorios “Te Acompañamos”, de control y consejería post aborto, que fueron impulsados por la ex jefa del servicio de ginecología del hospital Castro Rendón, Gabriela Luchetti, junto a La Revuelta. Zurbriggen describió que ese espacio se generó para aplicar políticas públicas de reducción de riesgos y daños. Atienden todos los viernes sin turno en el Castro Rendón de 10.30 a 12.30, la experiencia se replicó en el hospital Heller y en otros centros de salud.

“La subsecretaria dijo que el acompañamiento real de los grupos que acompañamos quedaba en la etapa discursiva -continuó Zurbriggen- debe ser que ella tiene muy poca vinculación con las mujeres de carne y hueso de la provincia de Neuquén porque nosotras le podríamos contar que a nivel nacional la red de socorristas a lo largo de cuatro años tuvo entrevistas con 14752 mujeres y de esas acompañamos a 12081 mujeres y, de esos acompañamientos, en Neuquén ocurren alrededor de 1300 al año”. Agregó que el activismo que hacen es voluntario y que por semana en Neuquén se reunen con entre 20 y 25 mujeres que quieren abortar.

Otro de los datos que la subsecretaria expuso en el Congreso es que en 2016 sólo hubo dos muertes maternas por causas directas en Neuquén y en 2017 hubo una. Indicó que esos números están por debajo de la media nacional y especificó que “ninguna de ellas fue causada por aborto”.

Zurbriggen explicó que, desde La Revuelta y como parte de Socorristas en Red, acompañan de manera voluntaria para que las personas gestantes puedan abortar de manera segura y cuidada y aseguró que hay menos internaciones en el sistema público de salud gracias a estas tareas. “Hasta hace unos pocos años ingresaban al hospital Castro Rendón alrededor de cinco mujeres por semana con consecuencias por abortos clandestinos inseguros; hace poco menos de un mes, un médico ginecólogo del mismo hospital nos dijo que ahora están recibiendo entre tres y cinco al mes, es decir, que las organizaciones de mujeres nos estamos haciendo cargo de algo que el Estado no se hace cargo y estamos contribuyendo a que el Estado gaste menos”, informó. “Nunca vamos a poder llegar a todas las que lo necesitan, somos conscientes de eso y por eso queremos la despenalización y legalización del aborto”, aclaró.

La activista también señaló que son muchas las razones por las cuales despenalizar y legalizar el aborto, que la primera es “el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos” y que si bien es un tema de salud pública y de injusticia social, no es solamente eso. Indicó que las muertes de mujeres por abortos clandestinos son un aspecto de la realidad muy importante pero que hoy “el aborto es una práctica segura, es una práctica relativamente sencilla que las mujeres pueden realizar en sus casas y vinculó esto con el trabajo que realizan tanto desde las organizaciones feministas que acompañan como de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir.

Zurbriggen aseguró que en Neuquén el gran problema que tienen hospitales y centros de salud es el abastecimiento de medicamentos para garantizar las interrupciones voluntarias del embarazo, y que Piedecasas debería estar pensando en eso y en cómo se capacita a médicos y médicas generalistas en la aspiración manual endouterina, “que es una práctica que se podría llevar adelante en los centros de salud porque con el equipamiento que hay, alcanza”.

“Le tendría que interesar cómo aplica políticas públicas que tienen que ver con lo ya vigente, hay causales de aborto legal en Argentina, lo dijeron los legisladores en 1921, si la doctora Piedecasas quiere estar por detrás de los legisladores de 1921 tendrá que irse a otro país o dejar de ser funcionaria pública”, continuó. “Me parece que para fortalecer este debate, la Legislatura debería pensar en las cuestiones provinciales que no se están cumpliendo y que ya son ley”, interpeló a los y las diputadas.

Para Zurbriggen, Piedecasas “abandona a las mujeres que necesitan llevar adelante sus procesos de aborto y eso implica colaborar con el negociado del aborto clandestino”, a pesar de que no sea algo adrede. “Si ella realmente es consecuente con lo que dijo en el Congreso de la Nación, tendría que estar yendo a todos los consultorios (donde se hacen abortos clandestinos inseguros), que todos sabemos donde están, y debería estar demandándolos, hay que ser consecuente con lo que se dice”, finalizó.

Deja un comentario