Las trabajadoras defienden la educación pública y piden aborto legal

Política, SECCIONES

En la movilización del 1 de mayo, Día del Trabajador y la Trabajadora, en Neuquén, 8300 dialogó con Micaela Gomiz, secretaria general de ADUNC (Asociación de Docentes de la Universidad Nacional del Comahue), Marina Catilao, obrera textil, Susana Delarriva, secretaria adjunta de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Nequén) provincial, y Gloria Godoy, obrera ceramista de Fasinpat (Fabrica sin Patrones) para conocer las miradas de las mujeres trabajadoras en este día de lucha.

“Me siento en un momento histórico”, aseguró Gomiz, y agregó que “en Argentina estamos asistiendo a un momento de absoluto auge del movimiento de mujeres y del movimiento feminista que en los últimos dos años ha tenido su punto álgido de lucha, de reivindicación, de organización, de inundar las calles con nuestros reclamos y visibilizar las situaciones de opresión que vivimos hace miles de años pero que en estos momentos lo estamos poniendo en las calles, en los sindicatos, en las escuelas, en las fábricas, en las casas, en las universidades, en los medios de comunicación, en todos lados”. Delarriva también observó un avance: “hace 200 años era impensado que habláramos de trabajadoras, hoy lo hacemos, usamos lenguaje inclusivo”.

Las trabajadoras coincidieron en el reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito. “Queremos la legalización del aborto porque las que mueren por abortos son las trabajadoras precarizadas o las que no tienen trabajo”, afirmó Godoy.

Las cuatro mostraron solidaridad con otras luchas como la de los trabajadores de Cerámica Neuquén que corren riesgo que la fábrica sea rematada, los obreros despedidos de MAM (Madereras Al Mundo) y principalmente con las y los trabajadores de la educación. “Acompañamos a los trabajadores docentes porque son nuestros hijos los que van a la escuela pública, por eso hoy nos parece importantísimo poder acompañarlos”, expresó Catilao. “El gobierno de la provincia tiene firmado un pacto fiscal con el gobierno nacional y eso impide una negociación autónoma para resolver el conflicto que tenemos los trabajadores y las trabajadoras de la educación”, explicó Delarriva.

Foto: María Galeazzi

“Nos están ahogando, están ahogando a todos los trabajadores con los tarifazos”, mencionó Godoy. Explicó, además, la situación que atraviesan en Zanon – Fasinpat: “En la fábrica no tenemos acceso a créditos, las maquinas se nos caen a pedazos, ahora nos sacaron un subsidio que se le daba a todas las fabricas recuperadas. Hay semanas q estamos cobrando 1500 pesos y otras 2000. Han caído las ventas. La materia prima, la tenemos que comprar a Brasil entonces cada vez se nos hace más inaccesible porque el precio del dólar subió”.

Catilao también se refirió a la fábrica donde trabaja, recordó que el 1 de mayo del año pasado lo pasaron en las puertas de la textil de donde fueron despedidas. “Hoy el 1 de mayo nos encuentra conformadas en cooperativa y la verdad celebramos haber recuperado nuestra fuente de trabajo y haber tenido claro desde el primer momento que nuestro objetivo era recuperar la maquinaria que estos empresarios corruptos y vaciadores se habían robado”, relató.

También hablaron de los reclamos específicos como trabajadoras y como mujeres. “Muchas veces somos precarizadas y tenemos menos derechos que los hombres. En la fábrica no tenemos diferencias pero en otros lugares hay discriminación y maltrato hacia las mujeres”, dijo Godoy. Gomiz indicó la importancia de seguir “mostrando cuál es la realidad que vivimos todos los días y luchando para revertir esa situación de violencia, hostigamiento y opresión que vivimos”.

Las mujeres ganan terreno en el sindicalismo

La voz de las trabajadoras se escuchó en el acto de cierre de la movilización que se hizo en Neuquén. De las personas que encabezaron los discursos, casi la mitad fueron mujeres. Angélica Lagunas, secretaria general de ATEN capital y diputada provincial del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), fue enfática: “La lucha docente tiene la fortaleza y la alegría de haber podido tirar abajo todos los obstáculos, por eso hemos mantenido la permanencia con miles y miles, fuimos a la ruta y éramos miles en cada uno de los puntos, fuimos a las mesas de negociación y fuimos miles porque no permitimos que el gobierno de Gutiérrez pretenda pagar la crisis con la educación pública. Y claro que defendemos la educación pública porque es la de los hijos de los trabajadores pero queremos decir con claridad que no somos nosotros los que le quitamos días de clases, es el gobierno de Gutiérrez que no responde”.

Otra de las mujeres presentes fue Peti Piciñam, de la Confederación Mapuche de Neuquén, que también se refirió a la lucha docente: “Defendemos la educación pública porque son nuestros hijos, hijos de pueblos originarios, los que se quedan sin poder ir a la escuela”. “Tenemos que estar unidos por una salud pública, educación pública, por justicia, por un Estado que no favorezca la entrega de nuestros recursos”, finalizó.

“Que sepa bien Macri que la historia del movimiento obrero en el mundo y la historia del movimiento obrero en Argentina nos dice que ante la injusticia este pueblo se rebela y lo que está pasando en Neuquén, compañeras y compañeros, es una enorme rebelión. Hay una enorme rebelión de las maestras y los maestros neuquinos que están dando ejemplo de cómo se rebela el pueblo en la calle ante la injusticia, de cómo se rebela ante el pacto de Gutierrez y de Macri”, afirmó Gomiz en el acto unitario.

También hablaron Marcelo Guagliardo, secretario general de ATEN, Edgardo Chervabaz, secretario general del Sindicato de Empleados Judiciales de Neuquén (Sejun) y Alejandro López, del sindicado ceramista.

Deja un comentario