Facundo Agüero: abuso policial y morbo mediático

Columnistas, SECCIONES

Un joven de 22 años fue golpeado por la policía neuquina hace un mes y todavía está en coma. Hace pocos días se “filtró” en los medios el video de la golpiza, lo publicaron los diarios Lmneuquén y Rio Negro y se hicieron eco otros nacionales, incluido Página/12. El morbo mediático se repite: cuando fue el doble femicidio de Las Ovejas, el diario de mayor tirada en la zona había publicado un registro audiovisual de los asesinatos que minutos después borró.

Por Les 8300

Facundo Agüero es un joven de 22 años que hace poco llegó a Neuquén capital desde Picún Leufú. El 8 de marzo ingresó de emergencia en el Hospital Castro Rendón después de una golpiza por parte de policías y todavía lucha por su vida en terapia intermedia. Para la familia el panorama es alentador: ya no usa respirador artificial y ya tuvo algunas respuestas neurológicas.

Los medios de comunicación locales desde las primeras horas anunciaron que existía una grabación de la cámara de seguridad del momento del abuso policial. Lmneuquen buscó generar intriga informando que se evaluaba la posibilidad de difundir el video y finalmente publicaron las imágenes “en exclusiva” acompañadas por una cortina musical típica de las películas de acción. “LMN reveló, el 18 de marzo, que existía el video, lo contamos y describimos pero ahora lo mostramos porque la golpiza que sufrió el joven fue innecesaria y deja a la luz la falta de capacidad de la Policía para reducir a un joven de contextura delgada y en estado de excitación”, publicaron en su medio.

En el video se ve a Agüero cuando intentó atravesar una puerta vidrio blindado para escapar de la policía que lo seguía, se corta. En la siguiente toma se lo ve forcejeando con un efectivo, lo golpean y lo “reducen”, se corta. En la siguiente escena, el joven está en el piso, boca abajo, esposado con sus manos en la espalda, y la rodilla de un efectivo inmovilizando su cabeza, se corta. En la siguiente toma un policía le da una patada en la cabeza, se corta. Finalmente parece una camilla y el personal del Servicio Integral de Emergencias de Neuquén (SIEN) realiza la reanimación de Facundo.

Tanto Sebastian Agüero, el papá de Facundo, como su mamá Adelina Rivas denunciaron que el video fue recortado. “Pasan lo que a ellos les conviene”, dijo la mujer.

Ante la revelación multimedia, el diario Rio Negro siguió los pasos, y decidió subir una parte del video, sin música, y recortó las imágenes desde la patada en la cabeza hasta la intervención del equipo de emergencia. El video es la captura de la reproducción de las imágenes desde un televisor. El Rio Negro es reincidente en estas prácticas morbosas: hace poco publicó “en exclusiva” el video del doble femicidio de Lorenzo Muñoz contra su ex pareja y la hija de ella en Las Ovejas en el afán de conseguir más clicks y tener la primicia en competencia con el otro gran diario regional. La filmación, que mostraba explícitamente como el femicida apuñalaba a la mujer y a su hija, fue retirado del sitio y de las redes a los minutos. Dejaron solamente una captura de pantalla.

El caso de Facundo Agüero desde el minuto cero es manipulado no sólo por los medios. A Rivas la primera explicación que le dieron es que su hijo había caído desde un techo o un paredón mientras intentaba escapar de la Policía por haber robado un perfume en un comercio. Cuando le dieron las pertenencias de su hijo, ella encontró en la billetera el ticket del perfume.

Caída la acusación de robo, el informe del perito médico forense señaló que el joven quedó en coma a partir de un brote psicótico tras consumir cocaína. Funcionarios y periodistas se agarraron de esta información para quitarle responsabilidad a los policías por la golpiza. También se hipotetizó que el estado del joven es producto de los fármacos que fueron suministrados por el personal médico que lo asistió.
El sensacionalismo y la falta de ética periodística por la búsqueda de clicks llegó a radios y redes sociales: mientras Agüero lograba respirar por sus propios medios, circuló por las redes sociales una publicación de un programa de radio que ya daban por muerto al joven.

La Jefatura de Policía emitió una comunicado casi un mes después del abuso policial, cuando se difundieron las imágenes en los medios. Informaron: “a estas horas se ha virilizado (sic) un video el que la misma instrucción policial ha aportado a la Fiscalía, donde se muestra parte del procedimiento realizado”.

Horas después, los tres efectivos involucrados fueron “puestos a disposición”, termino que no termina de definir si fueron apartados, despedidos, suspendidos, o congelados hasta que pase un tiempo y sean trasladados a otra dependencia policial en el interior de la provincia a modo de “castigo”.

El ministro Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad de la provincia, Mariano Gaido, expresó: “Estamos orgullosos de la Policía, de quienes nos cuidan y de su profesionalismo”. El funcionario aseguró que este hecho, “de ninguna manera, representa el sentir, el vivir y el pensar de una fuerza pública profesionalizada, que brinda un servicio esencial en el cuidado de la ciudadanía”.

Deja un comentario