Continúa tomada la sede de la UNCO en Fiske Menuco

Educación, SECCIONES

El predio donde funcionan la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y la Facultad de Lenguas  (Fadecs- Fadel) en Fiske Menuco (Gral. Roca), amaneció con los accesos bloqueados, en el marco de una toma iniciada ayer cuando alrededor de las 6 de la mañana CTA Autónoma de Río Negro impidió el acceso a la comunidad educativa en apoyo a las trabajadoras de limpieza, que recientemente fueron procesadas por usurpación. Exigen una inmediata apertura al diálogo por parte de las autoridades universitarias y la reincorporación de las ex trabajadoras de limpieza. A las 14 habrá dos convocatorias: una en apoyo a la medida y otra que reclama la reapertura de las instalaciones.

Toma en la Fadecs

La ocupación del decanato atraviesa uno de los  momentos más críticos desde su inicio, hace seis meses. En su segundo día de toma total de la sede, el gremio bloqueó los accesos con fogatas y quemas de neumáticos. Hoy se esperan dos convocatorias paralelas. Por un lado se reunirán autoridades y estudiantes que no apoyan la protesta, y por otro distintos sectores para acompañar la lucha de las trabajadoras.

La situación se agudizó ayer en la madrugada, cuando el gremio de CTA Autónoma, junto a ATE, bloqueó los accesos a la Fadecs-Fadel por 48 horas, con la intención de hacer un llamado de atención a las autoridades por la pronta solución del conflicto. En este marco, cerca del medio día un pequeño grupo de la Policía Federal entró a la facultad en busca de un trabajador no docente que, en una primera instancia, había denunciado estar secuestrado. En compañía de gremialistas y trabajadoras se le encontró en el edificio, donde la Policía constató que podía salir por sus propios medios sin problema. “Esto parece una jugada sucia, parece que quieren que la Policía venga a hacer inteligencia. Se lo encontró con todas las llaves del sector”, explicó Claudia Reyes, referente de las ex trabajadoras. Desde que se leyó la sentencia en la audiencia pública, las trabajadoras afirman permanecer atentas a la espera e incertidumbre.

Exigimos una respuesta de las autoridades universitarias de las cinco trabajadoras” explicó Federico Gabarra, secretario general de la CTA en Fiske Menuco, y agregó que la participación del gremio es la respuesta a la justicia que negó la presencia del mismo en el momento que el trabajadoras formaron una cooperativa. Por su parte, referentes de ATE expresaron su preocupación y remarcaron que la responsabilidad por que haya derechos vulnerados, trabajadoras en su condición de tal y estudiantes sin acceso a las clases, es una responsabilidad estatal por no haber solucionado el conflicto en su debido tiempo.

Alrededor de las 14 de ayer se convocó a miembros de la comunidad académica con la finalidad de realizar una sesión extraordinaria del Consejo Directivo. “Es un repudio a lo sucedido”, explicó el decano de la Fadecs, Andrés Ponce de León, quién agregó que se hizo una presentación inmediata en la fiscalía con la asesora jurídica del rectorado, para dar a entender que no es una denuncia individual sino que corresponde a un accionar directivo. “Hay una clara postura de destruir la facultad”, reflexionó y detalló que desde la gestión se había garantizado continuar con la vida académica sin molestar el reclamo.

Alrededor de las 15 una columna de alrededor de 200 personas avanzó hacia el acceso secundario ubicado entre las calles Perú y Mendoza, para entrar por la fuerza al predio de la facultad con la finalidad de terminar con la toma. Se produjo un enfrentamiento verbal en las puertas del decanato entre el grupo recién ingresado y representantes del gremio. Entre gritos e insultos, que incluyó agravios misóginos en un caso individual y amedrentamiento a trabajadores de prensa que son estudiantes de la Fadecs, se exigió el desalojo inmediato del decanato y que se garantice la continuidad de las cursadas.

“Lo que vimos hoy fue una naturalización por parte de toda la comunidad universitaria al ingreso de la Policía Federal”, expuso Victoria Naffa, representante legal de las trabajadoras. “Fue a partir de ciertos episodios confusos, pero son pasos que se van dando y que habilitarán en algún momento que la Policía pueda ingresar sin ningún tipo de impedimento”, dijo Naffa, quien calificó el ingreso como acción contra una medida de protesta, que está enmarcada dentro de los derechos constitucionales.

El enfrentamiento finalizó con la decisión de realizar una asamblea extraordinaria interclaustro con los allí presentes, donde se emitió un comunicado exigiendo la liberación urgente de los accesos y el predio de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y de la Facultad de Lenguas, además del cumplimiento de sentencia dictada por el Tribunal Federal la semana pasada, que incluye el desalojo de las ex trabajadoras de limpieza por parte de la Policía Federal. Además un grupo de estudiantes decidió hacer una contratoma y permanecer durante la noche para garantizar el inicio de clases, frustrado por los bloqueos realizados esta mañana, lo que llevó al abandono del lugar.
La semana pasada y en audiencia pública, el Tribunal Oral Federal de Fiske Menuco dictó sentencia a las trabajadoras, quienes en un comunicado expusieron que “los jueces confirman la existencia de este delito, ya que lo necesitaban para lo que realmente pretenden: el desalojo de la ocupación en el decanato que llevamos hace más de cinco meses”.

El conflicto de limpieza inició a finales del 2015 cuando la empresa Litoral Cleanning, en contrato con la Universidad Nacional del Comahue, despidió a las trabajadoras y no pagó los sueldos. En febrero del año pasado la Universidad dio por finalizado el contrato con la empresa y en su lugar contrató a la recién formada cooperativa Mariano Moreno integrada por las despedidas. Sin embargo, un año después al verse en estado de tercerización, se exigió una contratación directa. Ante la negativa de la Universidad se llevaron adelante distintas acciones de protesta con tomas en el decanato y luego rectorado en la sede central.

El Consejo Superior de la UNCo emitió en mayo un comunicado en el que reconoció la necesidad de acabar con los contratos tercerizados a través de la llamada a mesa de diálogo, para garantizar la continuidad de la prestación del servicio, situación que nunca se concretó. Un mes después el decano de la Fadecs, Carlos Pescader renunció y pasó en forma interina Andrés Ponce de León a ocupar su lugar. Desde entonces no se han vuelto a tener aperturas al diálogo y se buscó garantizar el funcionamiento administrativo de la facultad.

Deja un comentario