Aluminé marchó bajo la consigna ¿Cew mvley Santiago?

Justicia, Pueblos Originarios, SECCIONES

A dos meses de su desaparición, la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Aluminé junto a otras organizaciones, se sumó a la marcha convocada a nivel nacional, exigiendo al Ejecutivo nacional que de respuesta a dónde está Santiago Maldonado.

Marcha en Alumine por Santiago Maldonado.

Por Daniel Font Thomas

La primavera tarda en llegar a la comarca andina. Las cumbres nevadas que rodean a la capital del departamento homónimo lo vuelven un pequeño poblado perdido al pie de las montañas. Hace tres días que no deja de llover, y en las pequeñas treguas que da el aguacero, el viento helado se encarga de empujar las manos de los pocos transeúntes a los bolsillos.

Las inclemencias del tiempo no detienen el movimiento entrante y saliente en el salón municipal. Se prepara el escenario con un par de micrófonos. De fondo la luz blanca del proyector va aclarando lentamente hasta plasmar la imagen de Santiago Maldonado sobre la pared. Afuera, el grupo se va encolumnando. Se reparten pancartas con la foto de Santiago junto al rollo de cinta adhesiva que va de mano en mano a medida que se pegan la hoja en el pecho. Al frente de la marcha avanzan las mujeres vestidas con el ceremonial mapuce, sosteniendo una bandera. La columna va compuesta por alrededor de 60 personas, en un recorrido de seis cuadras por la avenida principal. Podrá parecer un humilde y tranquilo cuadro, pero con un mensaje contundente: ¿Cew mvley (dónde está)? Sirve de encabezado a un lienzo con la iconografía de un Maldonado demasiado difundido como para que queden dudas.

La pequeña multitud pasa por delante del Escuadrón 32 de Gendarmería Nacional, ante la inexpresiva mirada de seis efectivos que observan parados desde la vereda, más a modo de curiosidad que de defensa. “En la primera marcha que hicimos tuvimos algunos problemas cuando paramos a sacarnos una foto en la entrada del escuadrón, a modo simbólico. Lo tomaron como una provocación”, explica Gonzalo Del Castillo, miembro de la APDH. Por esta razón, en la nueva convocatoria la asamblea decidió seguir camino. El mensaje llegó igual. Finaliza con una vuelta a la plaza y de a uno ingresan a las instalaciones municipales.

Mientras los presentes se van acomodando en el salón, la improvisada pantalla muestra en vivo la marcha en Buenos Aires, en el momento justo que se disipa la multitud por disturbios. Mientras varios testigos aseguran que quienes los ocasionaron no formaban parte de la marcha, el móvil de C5N es atacado. Fin de la trasmisión. “Menos mal que acá nos conocemos todos y no hay ningún infiltrado”, dice Del Castillo, con media sonrisa que más parece una mueca, a lo que el auditorio contesta con gestos afirmativos sumidos en la misma amargura.

A modo de apertura a un micrófono abierto se leyeron distintas manifestaciones a favor de la lucha, las conclusiones sobre la manifestación por la prórroga de la ley 26.160 en Buenos Aires, de la que participó la Confederación Mapuche de la provincia junto a referentes de pueblos originarios de todo el país. “El reclamo por la desaparición de Santiago no es un acto político. Es algo que nos afecta a todos. En estos 60 dolorosos días el Gobierno Nacional no nos ha dado ninguna respuesta sobre la pregunta que millones de personas se hacen: ‘¿Dónde está Santiago Maldonado?’”, expresaba un fragmento de la carta de Sergio Maldonado, hermano de Santiago, que se socializó en varios espacios.

Nuevos reclamos

La marcha en Aluminé pasó por el Escuadrón de Gendarmería.

La oportunidad de encontrarse todas y todos por la misma causa da lugar a visibilizar los episodios de violencia a los que son sometidas las comunidades en Neuquén. Santiago Maldonado pasó a ser la triste oportunidad del pueblo mapuche para tomar el lugar en los medios masivos de comunicación. Distintas autoridades y miembros han dicho más de una vez que allanamientos, represiones e invasiones al territorio ancestral no son una novedad en la lucha por el reconocimiento de la soberanía, como si lo son ahora de conocimiento público.

“Es lamentable decirlo así. Tuvo que haber desaparecido Santiago para hacernos visibles. Durante la época kirchnerista también hubo indígenas desaparecidos, más en el norte, que han quedado en el anonimato”, reflexionó Kalfurayén Calfinahuel, integrante de la APDH de Aluminé. Sin embargo, a pesar de que Santiago no es mapuche, desde el pueblo mapuche se manifiestan fortalecidos por el apoyo que trae alguien que “desde su conciencia apoyaba la libertad de un pueblo. Desde nuestra cosmovisión no existen casualidades. La presencia de Santiago nos hace entender que ha cumplido una misión, no esperando el desenlace que tuvo, que fue apoyar nuestra causa”, reflexionó Calfinahuel.

En el Lof Raquithue, en la zona de Huiliches, cerca de Junín de los Andes, hubo un intento de allanamiento.  Contado en palabras de Tino Nawel, miembro de la Confederación Mapuche de Neuquén, se presentaron Fuerzas de Seguridad Nacionales (Gendarmería Nacional) en el territorio comunitario aproximadamente a las 4 de la madrugada. Sin orden judicial, sin mediar consulta ni pedido de autorización a las autoridades comunitarias, ingresaron invocando la búsqueda de Santiago Maldonado. Así consta en la denuncia y pedido de hábeas corpus que presentó la comunidad en el juzgado de Zapala el 27 de septiembre pasado. La Justicia dio lugar al pedido del Lof y prohibió a la Gendarmería ingresar al territorio sin permiso de las autoridades. Similar situación padeció el Lof Kinikew, en las inmediaciones de Villa La Angostura.

Las sospechas de Nawel son compartidas por muchos sectores de las diferentes comunidades mapuche, cuando sostienen que “desde el Estado están preparando un montaje para decir que Santiago está en territorio mapuche”, reflexión acompañada por la desinformación que hay respecto al conflicto y el caso de la implantación de armas por parte de la Uespo el Lofce Fvta Xayén, cerca de Añelo.

Otro de los ejes que tuvo lugar en la actividad fue la situación actual de la ley 26.160 que está con media sanción en el Congreso a la espera de ser prorrogada durante cuatro años más. En la provincia del Neuquén hay 64 comunidades reconocidas por la confederación, de las cuales alrededor de 45 están reconocidas por el gobierno provincial. “Las que quedan sin su personería jurídica entran en un doble juego que hace la provincia, en la voz del ministro Jorge Lara, que dice que son 50”, especificó Nawel, a lo que agregó que “las comunidades más recientes son las que más conflictos presentan, con el estado provincial y con las multinacionales”. Para referentes de la asamblea esta persecución a las comunidades es un castigo por parte de la provincia, que fue a juicio por pretender legislar las comunidades que se autopercibían mapuche, “cuando entendemos que es un derecho que pertenece a quién se identifique como tal, y como mapuche ordenarnos según nuestras normas, que es en comunidad”, explicó Calfinahuel.

Deja un comentario