Jornada de apoyo a la Biblioteca y Radio de El Arroyón

Derechos de la humanidad, SECCIONES

A más de un mes de la violenta ocupación del edificio donde funcionaba la Biblioteca Popular del Paraje El Arroyón y la FM rural El Arroyón por parte del intendente de Contralmirante Cordero, Gustavo Pita (JSRN) las vecinas y vecinos del lugar organizaron para mañanuna jornada de volanteada, difusión y actividades para reclamar por la re apertura del espacio comunitario a partir de las 11 en la zona del puente camino al lago Pelegrini.

Por La Balsa Informativa

Día del niño en la Biblioteca. Foto gentileza.

Conformada como Asociación Civil la institución venía haciendo uso del lugar desde el 1 de julio del 2015, mediante un convenio con el ENDECIC (Ente para el Desarrollo de Cinco Saltos, Contralmirante Cordero y Campo Grande, del Lago Pellegrini, Península Ruca Có y Perilago).

El lugar ya estaba funcionando hacía dos años cuando el gobernador Alberto Weretilneck re inauguró la biblioteca, y prometió la regularización de las tierras. El acto se hizo en la biblioteca, por ser esta el espacio donde la gente se organizó.

A pesar de todas las actividades hechas durante estos años de manera autogestiva, el intendente Pita desconoció estos acuerdos vigentes, y esgrimiendo una antigua ordenanza sin efecto, y el pasado 15 de agosto ordenó el ingreso al edificio, violentando la cerradura en horas en que la Biblioteca permanecía cerrada y haciendo un cambio de la misma, imposibilitando el ingreso a quienes sostenían día a día el espacio comunitario.

En un comunicado urgente, desde la biblioteca explicaron que “hace meses que nuestra institución soportaba toda clase de abusos por parte del poder ejecutivo municipal, incluyendo amenazas verbales y falsas en su página oficial”.

Consideraron que el conflicto de fondo es “la puja política por el control de las tierras, que hoy son propiedad del Ente para el Desarrollo ( ENDECIC ) dentro de las cuales está construido el edificio.

“Nos resulta llamativo el acercamiento repentino durante los últimos meses de vecinas vinculadas al municipio, cuestionando nuestra labor y confrontando con la comisión directiva, actitud que desencadenó en un escandaloso y oscuro episodio público, donde el mismo intendente amenazara con ” patear la puerta ” si la Biblioteca no le permitía instalar un ” merendero ” dentro de sus instalaciones. Esos acontecimientos derivaron en una exposición policial el día posterior (31 de Julio) en la cual responsabilizamos al intendente de cualquier perjuicio que sus dichos y su incentivo a la violencia ocasionaren a nuestra institución” explicaron en un comunicado desde la Asociación Civil.

La causa está judicializada a raíz de la denuncia penal contra el intendente, que en tiempo record ha llegado al secretario de cámara. Ha habido dos audiencias, pero el intendente no abandona su inflexible posición, y el edificio aún continúa usurpado.

Deja un comentario