Balsa Las Perlas no tiene ambulancia

Salud, SECCIONES

por La Balsa Informativa

En Balsa Las Perlas se da la peligrosa combinación de no contar con ambulancia ni médicos fijos en el Centro de Salud. Por las mañanas hay una “unidad de traslado” de cosas o personal -no de pacientes- y sólo por las tardes (de 15 a 17.30 ), un equipo de médico y enfermera vienen y van junto con la ambulancia desde el hospital Cipolletti.

El viernes 30 de junio Ariel, un alumno del CEM 124 que presentó convulsiones, fue estabilizado y remitido a su casa y volvió a convulsionar en un cuadro que se agravó hasta que fue mantenido 48 horas en terapia de cuidados críticos del hospital Heller, lo que puso al descubierto una vez más nuestra precaria cobertura de salud.

Asamblea vecinal de noviembre del 2018 – Foto: LBI

La directora del CEM 124 se preocupa:“Es gravísimo lo que está pasando”

Mariela Manríquez, directora del CEM 124, está muy preocupada en referencia al servicio de atención de la salud en nuestra localidad. “Estas son cuestiones que no solucionan a nivel provincial, nadie está respondiendo por esto -dice Manríquez-, a mí lo que me preocupa es que una puede poner muy buena voluntad, ir a cargar, llevar, traer, pero el tema es que estamos haciendo parches y la realidad de fondo es que no se están ocupando de la salud”.

A la buena de Dios

El 30 de junio, Ariel, estudiante de 17 años, terminó la clase de educación física en el playón municipal, y como es habitual se quedó junto a sus amigos en un picadito de fútbol. Esta vez no jugó, sintió un mareo que lo obligó a descansar en los aparatos para realizar actividades físicas. Poco después, cayó al piso convulsionando.

En un principio fue socorrido por Manríquez , quien también es profesora de educación física y se encontraba con sus alumnas, cuando fue alertada por los compañeros de Ariel. Con la ayuda de personal municipal que trabaja en el salón comunitario se lo cargó “duro” luego de las convulsiones en una camioneta y se lo traslado hacia el centro de salud Las Perlas.

Con Ariel en el centro asistencial, Manríquez fue a buscar a la madre del alumno, que no respondía los llamados. Al arribar al centro de salud y reencontrarse con su hijo, ya no estaba convulsionando pero aún se encontraba descompensado. Llegó la ambulancia desde Cipolletti, y los profesionales lo revisaron, lo encontraron compensado y le dijeron que ya podía regresar a su hogar. Lo llevaron a su casa con la mamá y a la hora y media volvió a convulsionar. La mamá se comunicó con la directora para que dé aviso al centro de salud, a los números particulares del personal de salud, ya que nuestra salita no tiene teléfono, y les pidió que vayan a socorrer a su casa al estudiante. Fue allí cuando desde el centro de salud de manifestaron la imposibilidad por no contar con médico. Finalmente el vehículo de un familiar fue el que lo traslado hasta el hospital Heller, donde continúo internado hasta el día lunes.

Foto: LBI

¿Sin médico no se puede trasladar?

“Si hay un accidente, a nosotros los docentes tampoco nos dejan cargar a los chicos en el auto; lo establecido es que vos no podes cargar, porque tiene que haber una ambulancia con médico, pero la realidad es que lo vas a cargar porque es la vida de una persona la que está en juego”, explicó Manríquez.

Las distintas reglamentaciones y disposiciones en donde se definen roles de trabajo y tareas, dicen que el traslado de personas debe ser en ambulancia, supervisado por un médico. Estas reglamentaciones, tienen sentido para que no sea cualquiera, sin conocimiento quien haga un traslado y ponga en riesgo la vida del paciente. Pero es de imposible cumplimiento en Las Perlas, donde como hemos dicho solo hay médico y ambulancia por la tarde en un horario reducido de lunes a viernes. Si médico y ambulancia se van en el traslado, se queda sin atención el centro de salud. Si es fin de semana, no hay nadie. Una locura si pensamos que en nuestra localidad según estimaciones oficiales hay cerca de 15 mil personas (multiplicado exponencialmente en época estival, donde centenares de personas eligen las orillas del río Limay para pasar los días).

Lo llevó la familia

Rosana, la mamá de Ariel en diálogo con La Balsa Informativa contó que “los doctores que llegaron de Cipolletti no quisieron trasladarlo al hospital Heller”  y que a pesar de que ella les dijo que podría volver a convulsionar “no lo revisaron y veinte minutos después de que nos dejaron en casa Ariel convulsionó otra vez”.

Al llamar a la salita, explicó que les dijeron que no había médico y que “no podían cerrar la salita para trasladar a su hijo en la ambulancia cuadrada (unidad de traslado de personal/cosas)”, que tenían que volver los médicos a evaluar a su hijo. Nos contó que llegó su marido y pudieron llevar a su hijo al hospital. Apenas le tomaron la presión volvió a convulsionar.

“La última convulsión lo dejó muy desorientado y asustado, entre siete logramos retenerlo para que puedan sedarlo” explicó. Luego “lo mantuvieron” dormido dos días en el Heller hasta que logro recuperar la lucidez. Rosana por último agradeció “a la directora la preocupación” y a los compañeros de Ariel que se quedaron afuera de la salita hasta que lo vieron los doctores.

Ambulancia del Bouquet Roldan para Las Perlas

Existieron conversaciones para que desde el Hospital Bouquet Roldan, el SIEN destine una ambulancia para nuestra localidad. También se prometió asignar una ambulancia desde hospital Cipolletti para Las Perlas, pero aquí seguimos a la deriva.

Deja un comentario