¿Justicia, dónde estás?: 14 años sin Sergio Ávalos

Justicia, SECCIONES

Mañana se cumplen 14 años de la desaparición forzada de Sergio Avalos, su familia y organizaciones sociales y políticas marcharán por el centro neuquino. Este año, renuevan el pedido de juicio político contra la fiscal Sandra González Taboada.

Foto: archivo 8300web (Juan Thomes)

“La justicia provincial nos decepcionó profundamente”, sostiene Mercedes Ávalos al elaborar un resumen de la causa que investiga la desaparición de su hermano Sergio. Ahora que el caso pasó a competencia federal reconoce que “en sólo dos años se lograron importantes avances”. Sin embargo, tanto los responsables políticos como materiales siguen impunes y cuando se menciona al joven estudiante de la Universidad Nacional del Comahue (Unco), se habla de un desaparecido en democracia.

Para la familia, al Estado provincial le cabe la responsabilidad por la complicidad y el encubrimiento del personal de las fuerzas de seguridad. La misma institución policial que participó en la desaparición de Sergio, la noche que fue visto por última vez en el boliche “Las Palmas”, fue la que realizó la investigación durante los primeros 10 años de la causa. “Jorge Sobisch, Jorge Sapag, como ex gobernadores, y Ana Pechen, como Rectora de la Unco al momento de la desaparición del joven y posteriormente vicegobernadora, nunca hicieron nada por Sergio”, afirman.

El rol de la universidad permanece con un sabor amargo para la familia Ávalos. Después de reiterados pedidos, la institución pudo constituirse como “amigos de la causa”. Se trató de un intento por asumir parte de la responsabilidad que le correspondía porque Sergio era un estudiante de primer año que, vivía becado en una de las residencias estudiantiles de esa Casa de Estudios.

Sin embargo, Mercedes señala: “Hasta ahora, la Unco, no aportó ninguna acción legal y la abogada que los representa no entregó ningún informe al respecto”. Ante esta falta de información decidieron, hace dos meses, pedir al Consejo Superior una rendición de cuentas pero, debido a la suspensión de las sesiones, el máximo órgano de gobierno universitario aún no se expidió al respecto.

No fue sino hasta 2014 y después de tocar innumerables puertas, que la causa cambió de caratula. De “averiguación de antecedentes” pasó a investigarse como “desaparición forzada” bajo la órbita de la justicia federal, una modificación que hace que la causa no prescriba. Con el traspaso de competencias se reactivaron líneas de investigación que de haberse realizado de inmediato, habrían sido cruciales para el esclarecimiento de lo que le sucedió a Sergio el 14 de junio de 2003, como las ruedas de indagatorias con testigos presenciales y nuevas inspecciones en el local bailable.

Para Mercedes, el expediente de más de 1200 fojas está “plagado de irregularidades”, por lo que este año van a insistir con el pedido de juicio político e imputación de González Taboada. Considera que la fiscal incurrió en incumplimiento en sus deberes de funcionaria pública, al no seguir líneas de investigación claves en los primeros momentos de la investigación, no propició el resguardo de pruebas, ni el de cotejo de ADN con cuerpos no identificados, encontrados en la ciudad y la provincia en los meses siguientes. Además, resalta la hermana de Sergio, durante los 10 años que Gonzales Taboada estuvo al frente del caso no se produjo ninguna imputación. Aún hoy no están señalados los responsables de la desaparición forzada de Sergio.

Mañana a la 18, la familia y organizaciones sociales y estudiantiles marcharán para renovar el pedido de aparición con vida de Sergio Avalos y de identificación de los responsables políticos, intelectuales y materiales. La marcha partirá del playón de la Sede Central de la UNCo para terminar con un acto frente a la gobernación. “Una vez más pedimos el acompañamiento de la sociedad que hasta ahora nos ha dado fuerzas para seguir pidiendo justicia por Sergio”, concluyó Mercedes.

Deja un comentario