Laura Plaza denunció que la amenazaron con dejarla sin trabajo porque “los medios viven de la publicidad oficial”

Política, SECCIONES

La concejala que renunció al bloque del Movimiento Popular Neuquino, Laura Plaza, aseguró que un edil del oficialismo provincial la amenazó. “Un integrante del bloque llegó a decirme: ‘sabés Laura, todos aquellos que salieron a cuestionarte y a criticarte y que te mataban durante la campaña, los que fueron malos van a ser doblemente malos, te vas a terminar yendo de la provincia, los medios viven de la publicidad oficial’, me decía: ‘vos no podés trabajar nunca más en un medio, te vamos a hacer mierda’”, relató Plaza en una conferencia de prensa.

El bloque de concejales del MPN antes de la renuncia de Plaza. Foto: Facebook

Plaza es abogada y periodista, en 2015 encabezó la lista de concejales del MPN -según su propio relato- “como independiente”. Ahora dejó el MPN, conformó el bloque unipersonal “Convicción Cívica” en el contexto de la votación del síndico municipal y desnudó manejos del oficialismo provincial y de la política en general. “Me cansé del autoritarismo, de obedecer y tener que votar cuestiones que no tenían absolutamente nada que ver con lo que son mis principios”, afirmó.

“Chicos, a ver, acá adentro del Concejo Deliberante se habla y se sabe a quién va a votar uno y a quien va a votar el otro, se hacen acuerdos entre los bloques”, mencionó. “Yo entiendo que eso no está mal, pero nunca a espaldas de la gente”, aclaró inmediatamente.

“Yo me harté de ser una marioneta”, expresó Plaza. Dijo que no dejará la banca porque sería ir “una vez más” contra sus principios. “Voté muchos proyectos sin estar de acuerdo”, reconoció. “Por suerte no son proyectos que nos hagan tanto daño a los neuquinos”, se excusó.

Relató que las amenazas comenzaron cuando le comunicó informalmente a Gerardo Gutiérrez, hermano del gobernador, su decisión. “A partir de ese momento me mandaron todos los operadores políticos desde dirigentes, empresarios, gente de sindicatos”, mencionó. “Un empresario y una persona que ocupa un lugar destacado en una entidad” la visitaron en su oficina y le dijeron que estaba “desquiciada”, según informó. Por ahora no recurrirá a la Justicia. “Yo creo que trataron en realidad con las amenazas primero de seducirme y después de sembrar miedo”, opinó.

El “escándalo” se suscitó en medio de la elección del síndico municipal, cargo que tiene la función de controlar las finanzas de la comuna. El quiroguismo buscaba designar a Eduardo Benko, quien ocupa ese cargo hace largos años. El MPN haciendo gala de la “independencia” para el control de las arcas municipales, votó a María Díaz, a quien le faltó un voto para obtener ese cargo. En un Deliberante dividido, y con el portazo de Plaza la elección quedó desierta, ya que ninguno de los postulantes obtuvo los diez votos necesarios.

Deja un comentario