Taller de comunicación con perspectiva de género: “Cómo poder disputar todo el discurso hegemónico”

Géneros, SECCIONES

Se dictará un taller de comunicación con perspectiva de género el 18 de abril en Neuquén, y el 19 en Fiske Menuco, Roca. Estará a cargo de Julia Zarate y Violeta Arzamendia de la cooperativa feminista Manifiesta. Organizan el Sindicato de Prensa, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Unco, 8300, la Red Nacional de Medios Alternativos y la colectiva feminista La Revuelta.

Imagen: Manifiesta

En Neuquén será el 18 de 16 a 20 en el SUM del Concejo Deliberante y en Fiske Menuco el 19 a la misma hora en la Fadecs. Para la instancia en Neuquén ya no hay lugar. Para Fiske Menuco, Roca hay que inscribirse enviando un correo electrónico a tallercomunicacionygeneronqn@gmail.com indicando nombre, DNI y oficio, profesión o/y organización a la que pertenecés.

El objetivo del taller es “darle una vuelta de tuerca feminista” a la forma en la que comunicadores y comunicadoras dan tratamiento a la información, no sólo en los medios de comunicación sino en todo ámbito de intercambio social.

Desde la organización afirman que el heteropatriarcado debe ser combatido en todas las dimensiones de la sociedad, sobre todo en los espacios donde se interactúa cotidianamente, por eso se usa el término de comunicación ya que abarca un espectro amplio de intercambio de información.

Con respecto a Manifiesta es un espacio donde confluyen mujeres con una amplia trayectoria y participación tanto en la comunicación como en el movimiento de mujeres y derechos humanos a nivel nacional. Violeta Arzamendia explicó por qué surge la necesidad de la capacitación a los y las periodistas en perspectiva de género: “Creemos que es necesario dar el análisis de un discurso hegemónico instalado, para poder ser conscientes de los mecanismos de construcción de estos relatos. Entonces, para poder entender y ser conscientes tenemos que saber cómo se construyen. Hacemos énfasis en eso para poder deconstruir luego. Deconstruir significa instalarnos en otro punto de vista: contar y deconstruir desde donde se cuenta el relato. A través de toda esta experiencia que tenemos, llevamos estos talleres o proponemos a la gente que se sume a hacer un análisis de todos estos discursos, y repensar una forma donde no esté instalado solo lo binario y lo violento dentro de un medio, sino también otras voces que no son escuchadas, otras caras y otros cuerpos que son invisibilizados y que tienen mucho para decir. Y a partir de eso es que surge todo lo que es la llamada ‘cobertura colaborativa’ desde donde se construye un relato (un relato se puede construir con muchas miradas) y eso nosotras lo estuvimos atravesando durante años. Entonces esta forma que tenemos, que es una herramienta más, propone que se acerquen comunicadores, periodistas, estudiantes o gente que esté interesada en lo que es perspectiva de género, y de ese lado empezar a cuestionar, y armar como pueden ser posibles otros relatos, el “cómo” poder disputar todo el discurso hegemónico. Los comunicadores nos debemos ese ejercicio de deconstrucción de relatos y nosotras lo que hacemos es eso: llevar propuestas para poder charlar debatir y construir entre todos esta forma nueva que es la comunicación colaborativa”, expresó.

Arzamendia también fue interrogada sobre si hay un avance en incluir la perspectiva de género o sigue estancado en viejos términos. Ella respondió: “En lo personal no creo que se haya avanzado. Se cuidan en el momento de decir, de la manera que lo dicen (en el mejor de los casos) pero las formas de discurso hegemónico siguen fuertemente instaladas. Es un sistema de poder donde el relato patriarcal está presente fuertemente. Las mujeres siguen siendo tratadas como objeto y las lesbianas y trans seguimos ocupando un lugar marginal donde ni siquiera se nos nombra, estamos estigmatizadas, estamos afuera de ese relato. Existen medios alternativos que intentamos construir otro relato anti-hegemónico, anti-binario. Pero los medios hegemónicos son poderosos como sabemos, y como ellos también lo saben, siguen imponiendo su discurso opresor. Nosotras y nosotros como comunicadores tenemos la responsabilidad y el deber de poner en discusión esos mecanismos, de construir nuevos relatos inclusivos. De deconstruir la manera en que nos manipulan a través de ese discurso sumamente armado desde la mirada del hombre: mostrarlos, decirlos, escribirlos, generar contenidos, desnaturalizar esa mirada desde el cine, desde la gráfica desde la tv, desde las redes. Tenemos la capacidad y las herramientas para disputar el poder en los medios, es cuestión de organizarnos”.

Deja un comentario