“Si el gobierno no ayuda a reconocer los cuerpos, no los reconoce como parte de la historia argentina”

Derechos de la humanidad, SECCIONES

El 1 de abril se realizó el “Cruce por la Identidad” en Río Grande, provincia de Tierra del Fuego. Participaron 21 deportistas, 19 hombres y dos mujeres, entre ellas una zapalina.

Fotto de Guillermo Boucho/Búfalo Producciones.

“El objetivo principal de la cruzada es el reconocimiento de los 123 cuerpos del cementerio de Darwin. Los mismos se los nombra como Soldado argentino sólo conocido por Dios”, comentó Mariana García Urretabiscaya. Una joven zapalina que actualmente reside en la ciudad de Mar del Plata.

Los familiares de los caídos en la guerra de 1982, llevan un largo camino de reclamos hacia el Estado, exigiendo la realización de exámenes de ADN que permitan identificarlos y darles un entierro digno. “Yo no viví Malvinas, pero a medida que fui transitando el entrenamiento para viajar y tomando contacto con las historias de los padres, dimensioné la importancia de lo que estábamos haciendo”, aseguró Mariana.

Con una temperatura que osciló los 5°C, los deportistas iniciaron el nado a las 12.30 desde el Río Grande hacía la desembocadura del mar, arribando al Club Náutica a las 13.30, donde se encuentra el Monumento a las Islas Malvinas. Allí los esperaban excombatientes y familiares de los caídos. Río Grande fue nombrada capital nacional de la Vigilia por la guerra de Malvinas.

“Poder contribuir con nuestro granito de arena, haciendo presión para que salgan los exámenes de ADN nos motiva a seguir entrenando para el año que viene”, sostuvo la zapalina.

Para realizar el cruce, el grupo de deportistas se preparó mediante un entrenamiento en pileta y mar por más de un año. La forma de financiamiento fue autogestiva, realizando ventas y rifas para recaudar el monto requerido.

Deja un comentario