No olvidar: Una tarea en bicicleta

Educación, SECCIONES

“Para mi siempre significó una actividad en la que convergen distintas emociones,” aseguró Mauricio Armelino, integrante del grupo de “Bicicleteada para no olvidar”, que este 4 de abril convocó a más de 500 personas. En junio volverán a salir a 17 años del fallecimiento de la docente Silvia Roggetti.

Bicicleteada para no olvidar. 4 de abril de 2017. Foto Aten.

El grupo que comenzó hace cuatro años retomará la iniciativa el 9 de junio, día en el que falleció la docente de la escuela 197. Tenía 29 años cuando un hierro le provocó una herida de muerte, elemento de una obra en construcción que se realizaba durante el periodo de clases. “Será para homenajearla y que no se olvide su fallecimiento por una negligencia del Estado”, comentaron desde la organización, además, “era profesora de educación física y le gustaba el ciclismo” agregaron.

El grupo de la Bicicleteada acompañó distintas manifestaciones, cada 4 abril por Carlos Fuentealba, en el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén para acompañar la medida de fuerza docente y exigir justicia por el docente e incluso en la invitación a participar de la masa crítica por la contaminación de los ríos.

A diez años del asesinato de Carlos Fuentealba, la organización destacó que “fue un muy buen trabajo el que realizaron los compañeros y compañeras que pudieron contener y asistir a los participantes”.

Remarcaron la importancia de la asistencia a los y las ciclistas, y el funcionamiento de la comunicación dentro del grupo “teniendo en cuenta el ritmo y tiempos de los ciclistas, teniendo capacidad de cambios como también comprender a cada participante. Por eso se vio los frutos de tanto esfuerzo y trabajo ya que recibimos cálidas palabras de felicitaciones”.

El espacio integrado por Mauricio Armelino, Adriana Córdoba , Walter Sierra, Romina Martínez y Carina Esparza se mantuvo atento a cada particularidad de la bicicleteada “es mucha responsabilidad y pasión ya que pongo todo mi conocimiento” afirmó Armelino.

Sensaciones encontradas y la tarea de llevar adelante la coordinación, los y las encuentra con “una sensación de tristeza y bronca” al empezar en Arroyito y al finalizar la bicicleteada “la emoción de euforia y mucho orgullo de mis compañeros y compañeras” significó Armelino. El objetivo del 4 de abril, es homenajear a Carlos y recordar que fue “una persona que luchó por nosotros y nosotras y que le sacaron su vida en la ruta por reclamar lo que es justo”.

Deja un comentario