Declaran culpable al fotógrafo “Pollo” Olivera por el delito de abuso sexual

Géneros, SECCIONES

Estaba acusado de abusar de una adolescente de 14 años en 2013. En los próximos días se conocerá la pena que deberá cumplir.

Escrache al fotógrafo Pollo Olivera. Foto Emiliano Ortiz.

Ernesto “Pollo” Olivera fue declarado culpable por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, contra su sobrina cuando ella tenía 14 años. La denuncia de la joven destapó una serie de abusos sistemáticos que el fotógrafo cometía también contra mujeres a las que fotografiaba. De hecho, tres de mujeres que habían sido fotografiadas por Olivera testificaron en el juicio.

Los jueces Martín Marcovesky y Cristian Piana hicieron lugar al pedido del fiscal del caso Germán Martín, y declararon al acusado autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante. En cambio, Diego Piedrabuena, votó también por declararlo responsable penal pero por otra calificación legal. En sus alegatos el fiscal planteó que “la fiscalía pudo probar con solidez y coherencia la acusación”. Además sostuvo que “hubo cinco psicólogos que sin contacto entre ellos y con diferentes trayectorias, fueron concordantes respecto a la veracidad del testimonio de la víctima y la sintomatología que mostró”.

“Modus operandi sexista y acosador”

“Él sabía con quién estaba tratando, no trataba a todas las chicas por igual, tenía en cuenta tu historia, generaba el vínculo primero, se adueñaba de algunas cosas que vos le contabas de tu vida y las usaba”, afirma. “Y también las usaba para después contarle al resto y manipularlas con eso”, contó Ayelén, una de las testigos en una entrevista con 8300web.

La colectiva feminista La Revuelta acompañó el proceso de las jóvenes que denunciaron a Olivera por el acoso que sufrieron durante las sesiones de fotos. “En los relatos (de las mujeres fotografiadas) se visualiza un modus operandi sexista y acosador, presente tanto en las formas y lugares de captación, como a las artimañas con las que convencía a las jóvenes. Todas reconocen, además, que Olivera usaba su condición de discapacitado motor, como recurso para generar confianzas”, contaron desde la colectiva.

Deja un comentario