Chos Malal: “Visibilizar la violencia machista, para deconstruir los valores que portamos”

Géneros, SECCIONES

El 8 de marzo finalizó en Chos Malal a pura fiesta. Además de los talleres organizados por el Consejo de la Mujer junto al municipio, se realizó una concentración, marcha y festival que culminaron en la Feria Municipal cerca de las 22.

Por Dante Castro Liptak desde Chos Malal

Durante esa jornada, el aire de Chos Malal se respiró de una manera diferente. Ya que las actividades comenzaron muy temprano en el Centro Cultural del Norte Neuquino, donde fueron arribando mujeres de diferentes parajes y pueblos cercanos a nuestra ciudad, para compartir experiencias diferentes y diversas, en una serie de talleres que tocaron un amplio espectro de temas.

“Sexualidad después de los hijos”, “La mujer y el vínculo con las plantas” o “Género no sexista” o “La mujer y la montaña”, fueron algunas de las temáticas propuestas desde el Consejo Local de la Mujer. Participaron mujeres de el paraje Arroyo Blanco, El Cholar o Andacollo, sólo por mencionar algunos lugares.

Si algo parece quedar en claro para buena parte de la sociedad, es que la violencia contra la mujer, el machismo y las pautas culturales que sufren y las atraviesan, son similares para todas en las prácticas diarias. “Cuando nos propusimos realizar esta actividad, en diciembre del año pasado, sólo queríamos llenar de contenido el día. Ya que nos parecía importante generar espacios para encontrarnos, para charlar. Para compartir qué nos pasa y no nos animamos a decir”, afirmó Paola Leiva una de las integrantes del Consejo Local de la Mujer.

“Creo que es cuestión de hacer propuestas. Algunas pueden germinar y otras no, pero el tema es no quedarnos calladas con lo que queremos”, indicó. Además agregó, “queremos que esta jornada se replique en cada localidad del norte neuquino. Queremos que los talleres de hoy se puedan realizar mensual o bimestralmente, de la manera que cualquier tallerista lo pueda hacer, para que el tema género y el tema mujer, no sea solamente tema de agenda para el 8 de marzo”.

Al preguntarle sobre qué caminos cree ella que puede seguir este recorrido que están realizando, Paola señaló que “tenemos una reunión de evaluación con talleristas, con el municipio y también tenemos que hacer nuestra propia evaluación como Consejo, ya que estamos en formación. Y la idea es poder darle una continuidad a la experiencia.”

Por otra parte, “las colectivas” de Chos Malal, dejaron su impronta en el aire chosmalense al concentrarse en la plaza del Bº Tiro Federal y marchar con los sones del candombe de Tocávientó por las calles del centro, culminando en la “Feria Municipal”.

Allí, dos de las colectivas feministas Brujas Chosma y La colectiva, armaron un escenario con participación amplia a diferentes expresiones artísticas. Ailín Alarcón, una de sus integrantes, destacó que “realizamos algunos trabajos para evitar la opresión hacia las mujeres. Para tratar que, juntas, liberarnos de este sistema patriarcal y machista que nos oprime, donde nacer mujer ya es un factor de vulnerabilidad, hacia la mujer”.

En ese sentido, Ailín remarcó que “nos mueven muchos sentimientos, como la tristeza y el dolor. Y transformar ese dolor en movilización y fuerza, aunarnos y demostrar que juntas podemos luchar contra este sistema que nos oprime. Nos unen estos sentimientos y también la idea de cambiar esta realidad que nos duele tanto. Que Chos Malal, no es ajeno; que por suerte cada vez hay más mujeres que se animan a denunciar, visibilizando lo que viven, es decir, una situación que es difícil”.

“Parte de lo que pretendemos y perseguimos es que se modifiquen las formas de relacionarnos entre nosotros, nosotras y nosotres”, puntualizó Ailín. “El machismo se visibiliza de diversos modos, y esta forma de relacionarnos desde la dominación, donde haya alguien que mande y alguien que obedezca, es una relación que debemos modificar”, sostuvo. “Cuestión que es muy importante y toda una deconstrucción,” destacó otra lde las integrantes de La colectiva Aida Alarcon.  “Nosotras nos criamos en una sociedad donde hay mandatos establecidos y cuestionarnos un poco, deconstruir nuestra crianza, nuestros mandatos, es muy movilizante como proceso”, dijo.

Mientras iban pasando las diferentes artistas, duos, grupos de cantantes, músicas y poetas, por el escenario y la tarde se transformaba ya en noche, nuestra entrevista también encontraba su fin. El son de los tambores dio lugar a la reflexión, la denuncia y el agite de niños y niñas de 6 años quiene, al grito de “ni una más, vivas nos queremos”, unieron las voces de quienes participantes de esta jornada de lucha.

“Seguramente por este camino encontraremos más fuerzas, a pesar de que hayan cosas que cambiar en esta sociedad. Esta es una de las formas que encontramos, seguramente en esa búsqueda iremos encontrando con muchas más”, finalizó Ailín.

Deja un comentario