#8M: “A las calles por nuestros derechos”

Columnistas, SECCIONES

por Agrupación de Mujeres Pan y Rosas

Ayer y hoy las mujeres, hacemos temblar la tierra

Este 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres, millones en el mundo saldremos las calles en una gran jornada de lucha.

A lo largo de la historia, las mujeres supimos ganar las calles, hacer huelgas y protagonizar grandes revoluciones. Así fue como hace 100 años, un 8 de marzo de 1917, las mujeres se atrevieron a desafiar al capitalismo y comenzar a construir una sociedad sin opresión ni explotación, dando inicio a la Revolución Rusa.

Foto: Pan y Rosas

Hoy, 100 años después, volvemos a ser las protagonistas indiscutidas de las masivas manifestaciones contra la barbarie capitalista, como la del 21 de enero que enfrentó a Donald Trump con cerca de 3 millones de personas, o en la huelga de mujeres en Polonia contra la prohibición del aborto o en América Latina al grito de Ni Una Menos, entre otras.

Inspiradas en estas luchas, mujeres activistas e intelectuales de Estados Unidos llamaron a poner en pie un movimiento de mujeres que se sume a estas movilizaciones, contra el “feminismo neoliberal” y por un “feminismo para el 99 %, un feminismo de base, anticapitalista, en solidaridad con las mujeres trabajadoras, sus familias y sus aliados alrededor del mundo”.

Este es el desafío que como mujeres internacionalistas nos proponemos desde Pan y Rosas. Poner en pie un movimiento de mujeres independiente del Estado y sus instituciones, que en las calles, que sea capaz de forjar una alianza indestructible con la clase trabajadora, que apueste por recuperar los métodos históricos de las mujeres para enfrentar a la doble unión criminal del capitalismo y el patriarcado.

Ni una menos, vivas y libres nos queremos

En Argentina, denunciar la violencia machista, organizarnos y pelear por nuestros derechos se transformó en un método de lucha de las mujeres y el movimiento feminista. Impulsamos enormes movilizaciones por #NiUnaMenos del 3 de junio de 2015 y de 2016 en las que exigimos al gobierno nacional y a los gobiernos provinciales, medidas urgentes y elementales contra la violencia machista. Protagonizamos la enorme jornada del 19O, tras conocerse el femicidio de Lucia Perez. Volvimos a ganar las calles junto a miles de hombres que acompañaron la exigencia de paro a las centrales sindicales y se movilizaron para apoyar nuestra lucha y reclamos.

Cada una de estas acciones permitió que muchísimas mujeres se animaran a denunciar la violencia que sufren y digan basta. Otras tantas, que viven en carne propia la política de ajuste, persecución y despidos o cobran menos que sus compañeros varones por el mismo trabajo o continúan siendo la amplia mayoría en los puestos más precarios o no registrados, también vieron la necesidad de organizarse. Junto a ellas, en todo el país, las agrupaciones de mujeres y feministas, pusimos en pie las Asambleas #NiUnaMenos a través de las cuales organizamos las acciones para el #ParoInternacionalDeMujeres que protagonizaremos el próximo miércoles las mujeres.

Este 8 de Marzo miles de mujeres y varones en todo el país tenemos que hacer temblar la tierra por los derechos de las mujeres. Por esto les exigimos a las centrales sindicales que convoquen a parar al conjunto de la clase trabajadora por las mujeres.

El Estado y sus gobiernos son responsables

Este 8 de marzo, paramos y nos movilizamos contra la violencia machista porque estamos hartas que nos maten. Los femicidios son sólo el último eslabón de una larga cadena de violencias contra las mujeres que se origina en las sociedades de clases y se legitima y reproduce permanentemente desde el Estado y sus instituciones, la jerarquía de la Iglesia y sus políticos aliados y los medios masivos de comunicación, que perpetúan los mandatos sociales de la subordinación de las mujeres y mantienen un régimen social que también se alimenta de esta opresión. El Estado y todas sus instituciones tienen que dar una respuesta a la altura de la situación de emergencia que se está viviendo en Argentina y le cuesta la vida a una mujer cada 18 horas.

Este 8 de marzo vamos a volver a las calles para arrancar nuestras demandas, para exigir Plan de Emergencia contra la violencia hacia las Mujeres, derecho al aborto legal, seguro y gratuito; basta de crímenes de odio a gays, lesbianas, travestis y transexuales; contra el techo salarial que quieren imponernos y en defensa de la educación y salud públicas.

Con 36 obreras textiles en la calle no hay Ni Una Menos

Como en la historia de otros 8 de marzo, hoy en Neuquén 36 heroicas obreras textiles son las protagonistas de una ejemplar lucha enfrentando a una patronal que con la complicidad del gobierno, las dejó en la calle luego de años de violencia, maltrato, amenazas y humillaciones. Por esto este 8M desde la Asamblea Ni Una Menos Neuquén empezamos el paro internacional de mujeres en la ruta acompañando a estas valientes obreras de la Textil Neuquén para exigir al gobierno provincial que deje de mirar para otro lado y tome las medidas necesarias para garantizar la continuidad de los puestos de trabajo.

Este 8 de marzo millones en el mundo vamos a hacer temblar la tierra, que sea el inicio de un movimiento de mujeres que pelee como dijera Rosa Luxemburgo, “por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”.

0 comments

Deja un comentario