Vuelven los “Domingos Terciopelo” para acompañar la resistencia de El Anden

Movimientos sociales, SECCIONES

El domingo 26 de marzo a partir de las 18 en El Anden de Cipolletti , el colectivo Arte Pidol estará inaugurando su año número 15 de Resistencia Creativa. “En marzo queríamos hacer un comienzo especial dando una muestra de amor, defendiendo y apoyando el espacio de El Anden que contiene a artistas que no encuentran un lugar en los circuitos culturales”, adelantaron sus integrantes.

“Una manera de decir no al desalojo de El Anden es poniendo el cuerpo con el Domingo Terciopelo”, afirma Gustavo Lupano integrante de Arte Pidol.

El colectivo Arte Pidol nació en 2002 como un espacio donde a través del arte, las personas con padecimiento psíquico se resignifican y contienen. En este espacio se problematiza la normalidad y se deconstruye el imaginario social de la locura. Todas las actividades tienen un posicionamiento político definido por la autogestión y la horizontalidad.

Desde hace un tiempo que realizan obras de teatro que se construyen de manera colectiva. La actual obra de teatro que están presentando es “Miedos Internos”. “El grupo de teatro se desempeña como una cooperativa y todo lo recaudado en las obras va para los compañeros que muchas veces no tienen trabajo”, comenta Lupano. “Diego Álvarez es el profesor de teatro que nos está ayudando, el estilo de teatro que se trabaja es participativo- es teatro espontaneo en el que se elige un personaje y se le da forma”, comenta Lupano.

A partir del lunes 13 de marzo vuelve a funcionar de 17 a 19 de manera gratuita el espacio que sostiene Arte Pidol en la Escuela de Psicología Social y para el mes de abril se prevé continuar con los Domingo Terciopelo en la Conrado Cultural, donde desde hace unos años Arte Pidol ha encontrado un espacio amigable. “ La sentimos como nuestra casa” afirma Lupano.

“Estamos convencidos de ese camino de independencia libertad y autogestión, donde la construcción es colectiva, todos tenemos voz y  voto, todo se define en asamblea, desde lo grupal construimos subjetividades rebeldes, creamos para decir, para visibilizar, para denunciar, para hacer más habitable la locura”, concluye Lupano.

Deja un comentario