Vaca despedida

Política, SECCIONES

Serían más de 2.000 los trabajadores petroleros que se quedarían sin sus puestos de trabajo. Sectores opositores dentro del sindicato aseguran que Pereyra los “entregó”. La actividad, hasta ahora, (sobre)vive de anuncios y negociaciones permanentes.

Trabajadores despedidos de Halliburton. Foto lawebsindical.com.ar

¿Y donde está la vaca?“, se preguntaba 8300 hace un año, en el primer número del PLAN C. La pregunta sigue vigente. Los primeros meses de 2016 avizoraban un panorama poco alentador. Los millones de pesos anunciados quedaron en anuncios. En ese momento la plata que entraba por la extracción de gas y petróleo no alcanzaba a cubrir la deuda pública acumulada, que se estimaba superaría los diez mil millones de pesos.

El titular de sindicato petrolero, Guillermo Pereyra, había firmado en el verano pasado un acuerdo para frenar los despidos por 90 días. Hoy se habla de 2.000 trabajadores petroleros en la calle. En el medio un convenio colectivo de trabajo por firmar que genera más críticas que conquistas.

“El sindicato acaba de anunciar (como resultado de la reunión que finalizó ayer martes después de las 20 hs), que 900 trabajadores serán “desvinculados” bajo la forma de “retiros voluntarios” y que otros 355 ya arreglaron bajo esa condición. Todo esto bajo la extorsión de que si no aceptan serán despedidos con causa. Los retiros voluntarios constituyen despidos encubiertos de miles de compañeros. A los viejos despedidos de Halliburton y Schlumbelger, Pereyra los entregó de pie y mano, ya que avaló que estos despidos fueron con justa causa”, explicaron en un comunicado desde la Agrupación de los Obreros del Petróleo.

Aseguran que los despidos son más de 2.000, al detallar que hubo 1.700 desvinculaciones en las empresas contratistas de YPF SA, sumado a despedidos en  SAI, Quintana, Petroneu, Huincan SRL, DLS, HP, Tronador, Skaneau y entre otras firmas. “Las indemnizaciones al 100% que deben pagar las empresas, no son ninguna conquista, ya que de todas formas debían hacerlo porque estaban obligados por ley. El subsidio por 6 meses de $20.000 solo busca desactivar la enorme bronca que recorre por abajo”, afirmaron.

Desde la agrupación también cuestionaron los anuncios de inversiones ya que no tienen “ninguna seguridad ni plazo”.

El sindicato una vez más nos entregó. Pereyra se convierte así, en el mejor alumno de Macri en su plan de guerra contra los trabajadores”, denunciaron los trabajadores. La actividad diaria en el petróleo cambió desde el año pasado: despidos, retiros voluntarios, reducción de horas de trabajo, trabajadores que permanecen en sus hogares cobrando el salario mínimo.

Deja un comentario