Marta Dillon: “Tenemos que pensar en socializar los cuidados”

Géneros, PLAN C, SECCIONES

Maternidad cuerpo a cuerpo, pero con cuidados compartidos, con redes de personas que participen de la crianza. Entre muchas otras cosas, así es ser mamá para Marta Dillon. Su madre desaparecida, una hija grande y un hijo pequeño con triple filiación configuran su experiencia de maternar.

Por Melina Fit fitmelina@gmail.com

Marta Dillon en una charla que brindó en Neuquén. Foto Juan Thomes.
Marta Dillon en una charla que brindó en Neuquén. Foto Juan Thomes.

Marta Dillon es periodista, hija de una de las 30.000 desaparecidas, es militante feminista, es referente de HIJOS, edita el suplemento Las 12, integra la colectiva Lohana Berkins, intervniene desde el colectivo Ni Una Menos, y es madre. A los 20 tuvo a Naná y a los 42 a Furio. En 2012 encontró los restos de su mamá (Marta Taboada) que estuvo desaparecida desde 1976. La maternidad cobra en ella un sentido único: por todo lo vivido -lo ausente y lo doloroso-, por ser “madre joven”, por ser madre en una familia diversa y por activar una maternidad “socializada” basada en redes de cuidado.

“Coincido que es un tema bastante postergado, olvidando que cuando demandamos el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito, lo que estamos demandando también es decidir si queremos tener hijos o no. Lo que se cae un poco de la agenda feminista es pensar otra maternidad, un poco más socializada. Creo, en parte, que es un demanda postergada por la facilidad que tiene de ser apropiada normativamente”, dice Dillon reflexiva pero crítica, antes de empezar la charla que dio a fines de agosto en la Universidad Nacional del Comahue, titulada “Aparecer ante los Derechos Humanos: poderes, cuerpos, violencias y resistencias de ayer y de hoy”. Su libro “Aparecida” fue el puntapié para debatir sobre las luchas y resistencias en torno a los derechos humanos.

En 2008, Dillon con su pareja Albertina Carri y Alejandro Ros, tuvieron a Furio uno de los primeros niños con triple filiación en Argentina. El nene tiene dos mamás y un papá. “Hay resistencias invisibles, otras que naturalizan al punto de no nombrar. Una vez lo planteé en la escuela: ‘No es la familia de Furio’, hay muchas familias más. Hablar del tema habilita que los niños y niñas puedan pensarse en las múltiples posibilidades que tienen a la hora de relacionarse”, cuenta sobre las batallas diarias. El resto se soluciona con buscar ámbitos amigables y con resolver los problemas propios de cualquier familia.

“Me despierto abrazada a mi hijo, enredados los dos, piernas, brazos, su respiración constante sobre mi pecho, mi nariz sobre su pelo. Así dormía con mi hija mientras fue una niña, así crecimos las dos, entrelazadas. Mi maternidad es cuerpo a cuerpo. El aliento de las mañanas, el sudor de las noches, sus babas en los bocados que no engullen, la sangre en las rodillas, las migas en las sábanas, las lagañas, los mocos, la sal de sus ojos; las cosquillas y las luchas. El lenguaje del amor no se habla, se inscribe.
Esa poesía material es la que aprendí de mi madre”
Aparecida (Pag. 49)

Al preguntarle cómo articula su trabajo, su militancia, su activismo con la maternidad, Dillon responde segura. Lo que a simple vista sería lo complicado es parte de la solución: “Yo tengo la ventaja de tener una familia donde somos tres progenitores, tres cuidadores/cuidadoras, las cosas son más simples. Yo insisto en esto de pensar la socialización del cuidado, tenemos que pensar en las redes de cuidados. Sin redes no podemos nada”. Y enseguida, para que no queden dudas, pone su experiencia como ejemplo: “Mi primera hija la tuve a los 20 años y mi experiencia de crianza con ella fue posible porque había amigos y amigas, andaba de brazo en brazo, sin demonizar esto. Los niños y niñas viven la vida que tienen, y si a veces tienen que dormir abajo de la mesa en una reunión larga, sucede. No es algo tan traumático si no tuviésemos ese discurso de culpabilidad, o todo este dispositivo normativo que dice que los niños tienen que estar en sus casas. Creo que hacemos lo que podemos siempre, y que no estamos exentas de culpa. Me ha pasado mil veces decir ‘soy una madre de porquería’ porque estoy en mi casa, donde suelen hacerse reuniones, y tengo a Furio jugando con la tablet. Son las realidades posibles”.

Sin dramas, buscando equilibrios, sin estar exenta de culpas, compartiendo los cuidados, transita su maternidad. Que es múltiple por los inmensos sentidos que le da. “Para mí la crianza siempre fue cuerpo a cuerpo: de chicos y de grandes también. Ahora me siento más a upa yo de mi hija, pero bueno. Para mí está bueno que el cuerpo de la madre sea continente, puede ser el cuerpo de la madre que parió, otra madre que acompaña, el cuerpo del padre. Lo que no implica que tengas que quedarte encerrada en tu casa, y viviendo a través del niño o niña. Sí esta bueno pensar que hay un lenguaje que no tiene que ver solamente con el horario de la comidas y de sueño”, asegura con la certeza de la experiencia y la contundencia del activismo feminista. Lo más complejo es sin dudas cuestionar nuestras prácticas, las más profundas y simples, todo lo que hacemos -en este caso como madres- mirarlo, desmenuzarlo, repensarlo y hacerlo de nuevo, mejor, más equitativo, más genuino para ellos, para ellas, para nosotras.

 

Esta y otras notas forman parte del plan C de octubre de 8300. Podés comprarlo a $30, a un valor solidario de $50.

En Neuquén conseguilo en:

Abri Mundos (Santa Fe 679)
Cae Babylon (Avenida Argentina 816)
Café La Conrado (Irigoyen 138)
Ámbito Café (Chubut 240)
Factotum (Alcorta 219)
Mi loca vida (Pampa 1149)
Kuruf Editorial (Feria de artesanos)
Escuela de Psicología Social (Roca 658)
Kiosko Corsa (Mitre 307)
Kiosko Alvear (Diagonal Alvear y Roca)
Kiosko ACA (25 de mayo 165)
Kiosko Truco (Alderete y Tucumán)
Mercado Tati (Leguizamon 1974)
Kioskón (25 de mayo 99)
Barcito de la Facultad de Humanidades

También llegamos a otras localidades:

Aluminé: Xalkan Nahuel (contactar al 299156350050)
Cipolletti: Minishopping Toto (Irigoyen 385) y Ciber Space (Irigoyen 420)
Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín)
Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460)
Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle)
San Martin de los Andes: (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415)
Fiske Menuco / General Roca: Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (contactarse con Mercedes Azar, Rocío Morales o Malen Varela)
Plottier: Feria de productores y artesanos de China Muerta

Por supuesto también podés pedírselo a tu 8300 amigo/a.

Deja un comentario