Prisión perpetua al genocidio en Córdoba

Derechos de la humanidad, SECCIONES

Condenaron a prisión perpetua a Luciano Benjamín Menéndez y al ex mayor Barreiro en la gran causa “La Perla-La Rivera”.

Por Amilcar Cantoni de Medio Negro Córdoba

En el día de ayer en los tribunales federales de Córdoba se vivió un día histórico para nuestra sociedad y ejemplar para el mundo porque se condenó, después de casi cuatro años de juicio, a prisión perpetua a los máximos responsables de la última dictadura cívico-militar ocurrida entre 1976 y 1983 en nuestro país.

Cabe recordar que la sentencia, dictada por los jueces Jaime Gavier, Julián Falcucci y José Quiroga Uriburu, se trata del primer pronunciamiento de la Justicia argentina sobre el terrorismo de Estado que actuó antes del golpe entre marzo de 1976, bajo el gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón, y la dictadura en diciembre de 1978.

Por su parte el ex jefe del tercer cuerpo de Ejército y máximo responsable, Luciano Benjamín Menéndez, recibió su decimocuarta condena de las cuales 12 son perpetua por delitos de lesa humanidad y es el genocida que mayor cantidad de penas máximas que acumula por ser encontrado culpable de la desaparición de 282 personas – entre ellas, un niño de 10 años-, 52 homicidios, 260 secuestros, 656 casos de torturas. Con esta pena, el genocida fue quien recibió más condenas por su accionar criminal y violatorio de los derechos humanos.

También por primera vez recibió la misma sanción el ex mayor Ernesto “Nabo” Barreiro y otros 35 represores, por delito de lesa humanidad en la megacausa de “La Perla-La rivera”. Otros responsables que fueron condenados con la máxima pena fueron Arnoldo “Chubi” José López, Jorge González Navarro, Jorge Eduardo Gorleri, Jorge Acosta, Héctor Hugo Chilo, Luis Martella, Luis Gustavo Diedrichs y Alberto Luis Lucero. El mismo castigo recibieron Oreste Padován, José Hugo Herrera, Miguel Ángel Lemoine, Juan Eusebio Vega, Ricardo Lardone, Emilio Morard, Héctor Romero, Carlos Alberto Díaz, Carlos Villanueva, Eduardo Grandi, Yamil Jabour, Juan Eduardo Molina, Marcelo Luna, Calixto Flores, Carlos Yanicelli, Herminio Antón y la ex policía Mirta Antón, la primera mujer juzgada por terrorismo de Estado en Córdoba.

Los condenados fueron considerados culpables de los delitos de privación ilegítima de la libertad, privación agravada por su carácter de funcionario público y persecución política, tormentos agravados, tormentos seguidos de muerte, robo calificado, secuestro, violación agravada, homicidio calificado y sustracción de un menor en “La Perla” -el mayor del interior de la Argentina durante la última dictadura-, “Malagueño o Perla chica”, “Campo La Ribera” y “D2”.

Según declararon los 581 testigos y 340 sobrevivientes, durante los últimos meses del gobierno constitucional de Isabel Perón, La Perla ya funcionaba como centro represivo ilegal. Finalmente fue cerrado en diciembre de 1978. Del total de las 716 víctimas involucradas que pasaron por los mencionados centros de exterminio, el 45% permanece desaparecida; el 40% sobrevivió y el 15% murió. Solo en 71 casos pudieron recuperarse e identificarse los restos.

En la sala estaban presentes Sonia Torres, entre otras víctimas y familiares de víctimas, como también se encontraban autoridades locales y nacionales. Además se realizo una transmisión en vivo desde la puerta de tribunales federales que la seguían más de 10.000 personas que se acercaron para abrazarse a la memoria, la justicia y para gritar con puños cerrado “treintal mil compañeros desaparecidos, presente. Ahora y siempre”.

Deja un comentario