“La militancia es inevitable en la docencia”

Educación, PLAN C, SECCIONES
Foto Florencia Salto
Foto Florencia Salto

La profesora de Filosofía de la Universidad Nacional del Comahue, es una de las impulsoras de la comisión de accesibilidad, pero se siente más identificada con la bandera de la docencia. Sus aportes forman parte de la idea dejar en nuestro paso por las instituciones una contribución para hacer de esos lugares algo mejor.

Por María de los Ángeles Galeazzi

Nadia Heredia es docente universitaria. “Soy profe de la Facultad de Ciencias de la Educación. Doy clases y estoy en un proyecto de extensión. Amo la lectura y trato en la semana de hacerme un rato para leer algo, actualizarme. Soy muy curiosa y me encanta leer. Cuando las cosas tienen algún grado de dificultad me parecen atractivas, y eso me lo dio la filosofía”, asegura y aclara que es Licenciada en Filosofía Práctica y que le interesan más las preguntas que las respuestas en la disciplina.

Su paso por la Universidad Nacional del Comahue a partir del 98 fue breve y complicado. “Terminé la carrera y empecé a ejercer. Fue dificultoso y una etapa bastante dura y yo me tuve que endurecer bastante. Llevaba planteos que no se habían hecho en otra oportunidad. Por ejemplo, algo básico: si me manejo en silla de ruedas y los edificios no son accesibles, mínimo tienen que pensar que el aula esté en planta baja”, comenta.

Durante el primer año de cursada “teníamos que arreglar para que se haga. Siempre estuve acompañada en ese proceso por familias, amigos, pero la Universidad es una institución muy grande. Tuve ese enfrentamiento cuerpo a cuerpo, cara a cara en esto de no dejarme subir, discutir con profesores y compañeros. No faltaba quien decía si hay un aula arriba, vamos arriba”. Agrega que hoy falta mucho pero lo menos se toma como legítimo “que nadie se tiene que poner en riesgo para subir a una actividad académica”.

Nadia explica que en su hogar no pasa como centro el tema de la discapacidad. “Las mayores dificultades están en el plano externo. El problema está en el afuera. Sino todo se resume en una cuestión individual del tú puedes, vos podés. Te diría que dificulta en un 80 % lo de afuera”, remarca.

En esto contexto, Nadia identifica como espacio de militancia la docencia. “Estoy involucrada en discapacidad y educación inclusiva. La vivo, y se cuáles son los reclamos que apoyo y los que no. A veces quién dice tal cosa tiene un peso distinto. Yo hablando de educación inclusiva, por ejemplo, tiene mayor impacto en el resto de los profes. Hago lo que hago con amor y con pasión. Si eso es militancia, hago militancia. No sabría hacerlo de otra manera”, afirma la docente.

Asegura que con el tema de movilidad “existe una invisibilidad al otro. Hoy yo trabajo en el ala nueva y las pocas rampas que hay me los tapan los autos, las bicicletas. Hay una gran invisibilidad al otro”.

Sobre la creación de las direcciones de discapacidad en la municipalidad y la provincia, Nadia opina que “las políticas públicas deben ser pensadas a largo plazo. Hoy para hacer tres cuadras en el centro tuve que pedir ayuda tres veces para subir la rampa. Están mal hechas, no las puedo subir sola, están rotas. Hay autos estacionados y los de Tránsito parados en el monumento y mirando a la nada. El tema del acceso lo uso yo, lo usa alguien con bastón, una mamá con carrito. Es pensar una ciudad para todos.”

Nadia (17)
Foto Florencia Salto.

“Hay que tratar de que los espacios que habitamos queden un poco mejor de lo que estaban antes de llegar. Yo puedo aportar algo”, asegura Nadia. “No es que para mí es un problema decir persona con discapacidad, discapacitada o en situación de… yo soy Nadia. Mi trabajo está en riesgo como muchos en el país. No me presentaría como discapacitada porque soy miles de cosas y ésta es una condición más. Elegí la docencia pero no elegí todos los problemas del colectivo docente y ahí estoy metida. Si tengo que agarrar una bandera no es la de la discapacidad. Hay otras que nos pueden definir mejor a cualquiera. Siempre hay mucho más”. Asegura y derriba decenas de prejuicios con dos frases.

“¿Cómo define el cuerpo a la persona?”. Fue la última pregunta que le hicimos. “Yo te pregunto lo mismo a vos”, contesta sin titubear y cierra “hoy no es lo mismo tener el cuerpo de una mujer y el cuerpo de un hombre en la calle. Atraviesa toda la sociedad. Digo el cuerpo, pero el ser negro también. Características culturales que están construidas como objeto o como negativas. El cuerpo atraviesa todo desde muchos enfoques, no solamente un cuerpo raro por ser raro”.

Esta y otras notas forman parte del plan C de junio de 8300. Podés comprarlo a $30, a un valor solidario de $50.

En Neuquén conseguilo en:

Abri Mundos (Santa Fe 679)
Cae Babylon (Avenida Argentina 816)
Café La Conrado (Irigoyen 138)
Ámbito Café (Chubut 240)
Factotum (Alcorta 219)
Mi loca vida (Pampa 1149)
Kuruf Editorial (Feria de artesanos)
Escuela de Psicología Social (Roca 658)
Kiosko Corsa (Mitre 307)
Kiosko Alvear (Diagonal Alvear y Roca)
Kiosko ACA (25 de mayo 165)
Kiosko Truco (Alderete y Tucumán)
Mercado Tati (Leguizamon 1974)
Kioskón (25 de mayo 99)
Barcito de la Facultad de Humanidades

También llegamos a otras localidades:

Aluminé: Xalkan Nahuel (contactar al 299156350050)
Cipolletti: Minishopping Toto (Irigoyen 385) y Ciber Space (Irigoyen 420)
Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín)
Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460)
Chos Malal: José Córdoba (contactar al 2942522421)
Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle)
San Martin de los Andes: (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415)
Fiske Menuco / General Roca: Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (contactarse con Mercedes Azar, Rocío Morales o Malen Varela)
Plottier: Feria de productores y artesanos de China Muerta

Por supuesto también podés pedírselo a tu 8300 amigo/a.

Deja un comentario