El Plan Nuclear Argentino está a la deriva

PLAN C, SECCIONES
La PIAP está en cercanías a Arroyito.
La PIAP está en cercanías a Arroyito.

Es momento de redefiniciones. Las discusiones giran en torno a concreción de la Cuarta Central y al tipo de tecnología que se piensa utilizar. Mientras tanto los trabajadores de la Planta de Agua Pesada se encuentran hace meses sin producir y advierten que “no sólo está en riesgo la PIAP sino todo el plan nuclear argentino”.

Por Florencia Salto flor_salto@hotmail.com

En la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) trabajan alrededor de 420 personas. Desde agosto de 2015 están sin producir, fecha en que finalizó el contrato que tenían con la operadora Nucleoeléctrica Argentina S.A (NASA), para generar 600 toneladas de agua pesada para la central Atucha II.

La NASA opera las tres centrales nucleares que hay en Argentina: Atucha I y II -ubicadas en Zárate, Buenos Aires- y Central Embalse de Córdoba.

“El contrato que teníamos terminó en agosto del año pasado. A partir de allí y durante cuatro meses comenzamos a trabajar en el cambio de equipos y mejoras para encarar la producción para la Cuarta Central que se debía poner en marcha en noviembre, según lo firmado por el gobierno anterior”, explica Adrián Lizzi, panelista y delegado gremial de la PIAP.

PIAP (29)

La construcción de lo que se esperaba sea Atucha III se firmó en 2009 pero nunca se empezaron las obras. Según Cristian Salas, trabajador de la planta y también delegado gremial, “el principal argumento técnico que daba el gobierno es que la tecnología que nosotros usamos, con agua pesada, como era algo que ya no se usaba en el mundo había que hacer un cambio y orientarnos a lo que se estaba usando cada vez más, el uranio enriquecido y el agua liviana. El otro argumento era la financiación ya que había que encontrar algún país o alguna empresa que diera buenos créditos para poder construirla”.

Finalmente en noviembre de 2015 se firmó con el gobierno de China la construcción de dos centrales nucleares. Allí se acordó que el gigante asiático financiaría la construcción de una cuarta central nuclear de agua pesada, similar a Atucha II, basada en tecnología canadiense, y una quinta central a base de uranio enriquecido y agua liviana.
Para los trabajadores de la PIAP desde el punto de vista de la independencia de un país esto no es razonable ya que en Argentina se hace todo el ciclo de desarrollo del combustible para proveer a las centrales nucleares. El dióxido de uranio es provisto por la empresa nacional Dioxitek S.A. Los elementos combustibles los provee CONUAR S.A. (Combustibles Nucleares Argentinos, Sociedad Anónima); las vainas y tuberías especiales son fabricadas por FAE S.A (Fábrica de Aleaciones Especiales Sociedad Anónima) y el agua pesada es producida en Neuquén.

PIAP (38) (1)Si bien se esperaba que la construcción de lo que sería Atucha III comience a principios de este año, el gobierno de Mauricio Macri congeló las negociaciones con el gobierno de China por considerar que había irregularidades en los contratos. Esto significó dejar sin trabajo a más de 2.000 obreros de la construcción contratados para realizar las obras, y frenar la producción de agua pesada prevista para la PIAP.

En diálogo con el ex programa Viento Sur de Radio Nacional Neuquén, el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, disipó el trascendido sobre que el gobierno había decidido no llevar adelante la cuarta central. “No se suspendió nada, todo lo contrario, estamos intentando acelerar los tiempos del bastante ostensible nivel de atraso de una obra que era anunciada para empezar en abril de este año y que era imposible que lo hubiese hecho”, afirmó.

Y remarcó: “Hoy lo que tenemos es un terreno que no está comprado, una autorización que no fue pedida a NASA y la situación de que no hay plata en el presupuesto 2016, aprobado en 2015, para la cuarta central. En todo esto estamos trabajando para poder concretar los contratos y poder a principio de 2017 tener en marcha su construcción”.

Sin embargo, respecto al tipo de tecnología que se piensa utilizar y que es clave para la inclusión o exclusión de la PIAP en el Plan Nuclear Argentino, el subsecretario no pudo dar definiciones. “Lo que probablemente pase es que la cuarta central se haga con una tecnología que se llama Candú que consume agua pesada. Es una decisión que todavía no se saldó”, agregó.

PIAP (24)

Este es uno de los temas centrales para los trabajadores de la PIAP, ya que temen que el gobierno quiera virar hacia la tecnología que utilizan países como Estados Unidos, China, Rusia y Francia, a base de uranio enriquecido. Temor que le manifestaron al subsecretario en una visita que realizó a la planta a principios del mes de mayo. Según indicaron los trabajadores, Gadano no pudo asegurar que esta situación no se produzca, lo cual los pone en estado de alerta.

“No vamos a permitir que se enfríe el Plan Nuclear Argentino”, enfatizó a 8300 Lizzi. Por su parte, Salas reafirmó que “en los compañeros de la planta hay angustia pero hay una decisión muy grande de que la planta no se cierra. Vos ves que no llegas a fin de mes, que no producís. Se extrañan los ruidos, los olores. Hay preocupación, angustia, pero una decisión férrea de no bajar los brazos”.

El gobierno nacional está considerando otro destino para el agua pesada que produce Neuquén. Según expresó Gadano en la entrevista radiofónica “el ex ministerio de Planificación tuvo como política que la planta sólo produjera para las centrales argentinas y esto le da un límite en el tiempo. Si no rompemos con esa ecuación, una vez que sale Atucha III se vende y dentro de cuatro años estamos con el mismo problema. Entonces cuando pueda venderle a Nucleoeléctrica Argentina que lo haga, pero mientras tanto que busque mercados externos, que existen y nosotros ya nos estamos comunicando”.

PIAP (4)Según explicó están armando un grupo tripartito junto con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) –organismo descentralizado dependiente del estado y propietaria de la planta– y la provincia de Neuquén.
En este sentido, Salas contó que “desde que asumió el nuevo gobierno nos dicen que nos quieren preparar para ser una exportadora de agua pesada. Y la gerencia de la planta dice que si el Estado lo va a garantizar es posible que se pueda hacer. Si uno ve cómo es el mercado de las centrales nucleares en el mundo y si supuestamente se va a un tipo de tecnología donde el agua pesada no serviría, ¿qué sentido tiene hacerte exportador de esa tecnología que el mundo ya no está usando? De hecho si no estaríamos exportando hace rato”, ironizó.

Por otra parte, el argumento tampoco cierra comercialmente. Según explico Lizzi “el incremento descomunal de los servicios no vuelve competitiva al agua pesada. Antes el kilo costaba alrededor de 500 dólares y ahora se fue a 900”.
“Como trabajadores nos dicen que los esperemos para construir la cuarta central hasta el año que viene, mientras tanto en agosto vamos a hacer una producción de stock. Vamos a estar parados hasta agosto-septiembre. Ahí empezaríamos a producir 120 toneladas para stock”, adelantó Lizzi.

Historia

La Planta Industrial de Agua Pesada, PIAP, es parte de los activos de CNEA. La operadora de la planta es ENSI, Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería. Es una sociedad estatal conformada en un 51% por el gobierno neuquino y en un 49 % por la CNEA, dependiente de Nación. Se empezó a construir en 1979 y se terminó en 1990. Dos años después se puso en marcha, y a través de prueba y error se logró sacar la primera gota de agua pesada en 1994.

Esta y otras notas forman parte del plan C de junio de 8300. Podés comprarlo a $30, a un valor solidario de $50.

En Neuquén conseguilo en:

Abri Mundos (Santa Fe 679)
Cae Babylon (Avenida Argentina 816)
Café La Conrado (Irigoyen 138)
Ámbito Café (Chubut 240)
Factotum (Alcorta 219)
Mi loca vida (Pampa 1149)
Kuruf Editorial (Feria de artesanos)
Escuela de Psicología Social (Roca 658)
Kiosko Corsa (Mitre 307)
Kiosko Alvear (Diagonal Alvear y Roca)
Kiosko ACA (25 de mayo 165)
Kiosko Truco (Alderete y Tucumán)
Mercado Tati (Leguizamon 1974)
Kioskón (25 de mayo 99)
Barcito de la Facultad de Humanidades

También llegamos a otras localidades:

Aluminé: Xalkan Nahuel (contactar al 299156350050)
Cipolletti: Minishopping Toto (Irigoyen 385) y Ciber Space (Irigoyen 420)
Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín)
Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460)
Chos Malal: José Córdoba (contactar al 2942522421)
Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle)
San Martin de los Andes: (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415)
Fiske Menuco / General Roca: Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (contactarse con Mercedes Azar, Rocío Morales o Malen Varela)
Plottier: Feria de productores y artesanos de China Muerta

Por supuesto también podés pedírselo a tu 8300 amigo/a.

Deja un comentario