Qué linda sos

Géneros, SECCIONES

por María Pía Borja

“Yo entiendo que te moleste una guarangada pero ¿cómo te puede parecer violento que te diga que sos linda?”, me preguntó un varón cualquiera una noche en un bar. Varias veces antes había escuchado ese planteo de diferentes hombres -incluso de alguno que levanta la bandera feminista- y ese día me dí cuenta la complejidad del desafío que tenemos por delante: no sólo es necesario que no nos griten que nos van a romper el orto o que les chupemos la pija, también tienen que entender que a esta altura no queremos ni que nos digan que somos lindas, ni flacas, ni sensuales. Nada. Aunque en su escala de valores les parezca un comentario positivo con las más hermosas intenciones y que no tendría porque ofender a nadie. Nada.

No exagero, estamos hartas de la hostilidad de la calle: lo escribimos en las redes sociales, lo grafiteamos, lo charlamos entre nosotras, se lo gritamos a los acosadores en la cara. No se trata sólo de una percepción personal. Para muestra basta un botón: el mes pasado el Movimiento de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) en conjunto con el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) publicó una encuesta que realizaron a mujeres de Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los resultados dan cuenta que todas atravesaron alguna situación de acoso en la vía pública. Otro relevamiento -realizado por Acción Respeto, un grupo que milita contra el acoso callejero- refleja un porcentaje de 94,4% casos de acoso en el total de las encuestadas. Hay una serie de estudios realizados en diferentes lugares de Latinoamérica con distintas metodologías que coinciden: siempre más del 90% de las encuestadas sufrió este tipo de violencia de género.

El acoso tiene las formas más diversas: puede ser desde comentarios y gestos vulgares hasta ataques físicos pasando por masturbaciones públicas, persecuciones o contacto físico con intención sexual. Insisto, no exagero:la mayoría de las mujeres lo sufrimos a diario desde pequeñas (Acción Respeto indica que el 76,4% de las mujeres sufrimos acoso callejero antes de los 15 años) y preferiríamos una calle donde los varones no hagan esa serie de cosas que ya ennumeré antes. Según el relevamiento de Acción Respeto el 42,9% de las mujeres sentimos miedo a caminar solas, el de Isepci y Mumalá señala que el 87% evitamos pasar por lugares oscuros o con poca gente por miedo.

Que quede claro: no digo que sea lo mismo que me digas que soy linda a que me grites que con este culo querés que vaya a cagar a tu casa, digo que como varón en un mundo heteropatriarcal tenés que ser lo suficientemente empático para entender que independientemente del grado de violencia que tenga el comentario aislado de su contexto, si me gritás en la calle me digas lo que me digas la violencia es la misma. Sea cual fuere la frase, se trata de un hombre que se cree con derecho para opinar sobre mi, que me invade aunque no me toque (si tengo suerte: al menos al 29% de las entrevistadas por Isepci y Mumalá las tocaron con intención sexual, al 32% le obstruyeron el paso intencionalmente y el 13% fue atacada físicamente), sin tener en cuenta mis ganas y mis deseos.

En los últimos años gracias al feminismo tuvimos muchos avances que nos acercan a una sociedad con más equidad de géneros, pero hay días que parece que luchamos contra molinos de viento: la cosificación cotidiana de la industria publicitaria y de la industria del piropo callejero invitan a abandonar una lucha que parece difícil de ganar. Pero el patriarcado no la tiene tan fácil, somos muchas y la tolerancia se nos está acabando. Ya logramos que se hable del acoso callejero, y la preocupación pasó a ser ocupación: algunas respondemos cuando nos gritan y otras tienen tienen iniciativas como “Vamos Juntas?”, un movimiento presente en distintos países latinoamericanos basado en la sororidad femenina que incentiva a las mujeres a ofrecer compañía y apoyarse mutuamente en espacios públicos (por nombrar uno de los tantos proyectos que construyen redes entre mujeres para hacer de la calle un lugar más agradable). El mes pasado la diputada Victoria Donda presentó un proyecto de ley con el objetivo de frenar el acoso callejero, el gran interrogante es si con una legislación que multe se puede terminar con el problema. El sentido común y la experiencia indican que, en casos como este, una ley no alcanza para modificar una conducta cultural, pero quizá un debate legislativo del tema sirva de puntapié para dar la discusión en otros espacios y -principalmente- con los hombres: con el presidente Mauricio Macri, que dijo que a todas nos gusta que nos digan piropos aunque estén acompañados de una grosería, con el que nos grita que nos quiere violar y también con el compañero que piensa que después de todo no está tan mal si en la calle nos dicen qué linda sos.

 

Esta y otras notas forman parte del plan C de mayo de 8300. Podés comprarlo a $30, a un valor solidario de $50 o hacer combo y por $50 llevarte uno de mayo y uno de los anteriores (abril o marzo).

En Neuquén conseguilo en:

Abri Mundos (Santa Fe 679)
Cae Babylon (Avenida Argentina 816)
Café La Conrado (Irigoyen 138)
Ámbito Café (Chubut 240)
Factotum (Alcorta 219)
Mi loca vida (Pampa 1149)
Kuruf Editorial (Feria de artesanos)
Escuela de Psicología Social (Roca 658)
Kiosko Corsa (Mitre 307)
Kiosko Alvear (Diagonal Alvear y Roca)
Kiosko ACA (25 de mayo 165)
Kiosko Truco (Alderete y Tucumán)
Mercado Tati (Leguizamon 1974)
Kioskón (25 de mayo 99)
Barcito de la Facultad de Humanidades

También llegamos a otras localidades:

Aluminé: Xalkan Nahuel (contactar al 299156350050)
Cipolletti: Minishopping Toto (Irigoyen 385) y Ciber Space (Irigoyen 420)
Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín)
Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460)
Chos Malal: José Córdoba (contactar al 2942522421)
Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle)
San Martin de los Andes: (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415)
Fiske Menuco / General Roca: Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (contactarse con Mercedes Azar, Rocío Morales o Malen Varela)
Plottier: Feria de productores y artesanos de China Muerta

Por supuesto también podés pedírselo a tu 8300 amigo/a.

Deja un comentario