“Parir a nuestro propio ritmo”

Géneros, SECCIONES

nacimiento-humanizado-seguridad-al-nacer-6-728Un grupo de mujeres del Alto Valle se sumó con diversas propuestas a la Jornada Mundial por el Parto Respetado “Mi cuerpo, Mi decisión, Mi bebé”. Comprenden que la concientización de la sociedad respecto a la importancia del momento de dar a luz es la clave para forjar una sociedad menos violenta.

Romina Cabrera de Centenario forma parte del grupo “Ronda Madre”, que tiene como fin el intercambio de saberes referidos a una crianza natural y armónica. “Deseamos que nuestros hijas e hijos se desarrollen en un ambiente sano en lo posible libre de fármacos y químicos”, aseguró. Este grupo de madres entiende a la violencia obstétrica dentro de la órbita de la violencia de género, pues dado el estado emocional que implica un momento tan íntimo y único, sumado a la intervención farmacológica posicionan a la mujer en un lugar vulnerable. “Queremos ser protagonistas a la hora de parir pero nos intervienen permanentemente, sin decirnos que nos están poniendo o haciendo. Nos tratan como si no fuéramos adultas”, explicó.

El empoderamiento de la mujer reside en transformar ciertas limitaciones impuestas por el sistema de valores del patriarcado. Resulta por demás interesante pensar cómo hace una o dos generaciones, muchas de las personas llegaban a este mundo en sus hogares. Las madres eran acompañadas por otras mujeres que oficiaban de matronas o comadronas antes, durante y después del parto. El sistema de salud estatal implantó ciertos valores en la sociedad como el de higiene y control que modificaron rápidamente la dinámica de partos. Lo cierto es que también la medicalización resulta eficaz en casos donde se requiere una intervención quirúrgica. Respecto a esto, la Organización Mundial de la Salud definió en 1985 que la tasa ideal de cesáreas no debería superar el 15% en una población. El post cesárea suele ser un proceso lento y doloroso que impide un vinculo fluido con el bebé las primeras semanas de vida. Además puede afectar la vida sexual de la mujer.

Dicha práctica ha ido creciendo sostenidamente a lo largo de los años fruto de la mercantilización de la salud. Una cesárea representa un ingreso de dinero mayor que un parto natural en una institución privada. La arbitrariedad del sistema a la hora de elegir una determinada fecha para que nazca una persona demuestra el nivel de control que pose sobre el tiempo de un individuo. “Volver al ritmo natural, es reconocernos parte del todo. ¿Por qué no emplean la ciencia con un fin más armónico y amoroso? Porque no les da plata”, agregó Romina.

“Es como si tuviéramos naturalizada la medicalización. La palabra del médico se vuelve santa, tan poderoso que no se lo discute”, comentó Laura Punolef otra madre de Centenario quien defiende la idea del parto domiciliario dado que lo experimentó con su primogénito. “Hablar de parto respetado no es lo mismo que parto domiciliario, éste sería el ideal. Pero entendemos que es una transición en la cual debemos propiciar espacios de información y acompañamiento”, remarcó.

Para un parto domiciliario se recomienda acceder a material informativo, consultar con doulas o comadronas que acompañen durante todo el recorrido del embarazo e incluso en el momento de dar a luz. Así mismo, es de suma importancia tener un plan B por cualquier situación riesgosa. Se debe comprender también que es fundamental el despojo de prejuicios y miedos que circundan al parto en casa. “Parir en un entorno familiar y conocido te permite relajarte y disfrutar con tu pareja ese momento tan divino y único que es traer a tu hija al mundo. Cuando parí a Quimey fue todo risas y alegría”, mencionó Romina.

Ronda Madre suscribe a la idea de diseñar un Plan de Parto escrito en donde se detalle las necesidades, preferencias y expectativas de la madre a la hora del parto. “Por ejemplo, que te den a tu hijo en brazos a penas nazca y no que te lo muestren cinco segundos y se lo lleven, a eso nos referimos con piel con piel inmediata. También elegir que no te apliquen oxitócina sintética o que no te rompan la bolsa”, indicó Romina. Muchos de estos puntos, se encuentran amparados en la Ley Nacional N°25.929 de “Derechos de Padres e Hijos durante el Proceso de Nacimiento” la cual aboga por “un parto natural, respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas invasivas y suministrando medicación que no estén justificadas por ele estado de la salud de la parturienta o de la persona por nacer”. También enfatiza que toda mujer tiene derecho a ser informada sobre las distintas intervenciones médicas para optar libremente; ser tratada con respeto, de modo personalizado y garantizando su intimidad.

Algunas actividades coordinadas por Ronda Madre en la región:

Sábado 21/05
Cipolletti: Volanteada informativa sobre Parto Respetado en el Parque Rosauer. De 10 a 12 hs. Mariano Moreno y Menguelle
Centenario: Mateada por el Parto Respetado en Biblioteca Fonseca. De 16 a 19 hs. Santo Domingo 148

Viernes 27/05
Neuquén: Proyección de “Parir es poder” en Escuela Superior de Bellas Artes. A partir de las 20 hs. Lanin 1945

Deja un comentario