Jaime de Nevares, Jaime Patagonia, Jaime tierra y lucha

Derechos de la humanidad, SECCIONES

Hoy se cumplen 21 años de la muerte de Jaime de Nevares. Fue un emblema de las luchas por los derechos humanos y sociales en Neuquén. Abrió las puertas de la catedral para refugiar a los perseguidos durante la última dictadura militar, caminó con los obreros de la primera gran huelga de El Chocón, y sostuvo un discurso crítico ante los intentos de abuso del poder político. Un recorrido por los hechos más recordados de su firme paso por el territorio neuquino.

por Pablo Meuli

52ByN

De Nevares, primer obispo de la feligresía Católica, nació un 29 de enero de 1915 en la ciudad de Buenos Aires. Perteneciente a una familia “patricia”, de alta sociedad porteña, cursó sus estudios primarios y secundarios en el colegio Champagnat de aquella ciudad. Luego, en 1940, terminó sus estudios de abogado y se fue a trabajar al importante estudio jurídico que legara de su padre.

La vocación religiosa lo inundó y lo llevó a ingresar a la congregación salesiana en 1945, para luego ordenarse sacerdote en 1951. Después de rodar por varios colegios y parroquias salesianas, entre Bahía Blanca y Carmen de Patagones, el 20 de agosto el Papa Juan XXII lo convocó a ser obispo de la novísima diócesis de Neuquén.
Don Jaime, joven y entusiasta obispo, pisó el suelo neuquino a fines de septiembre de 1961, tomando posesión de la diócesis que tenía como límites los mismos que tenía la provincia del Neuquén. Dejó su cargo en 1991.

Aún “jubilado”, y padeciendo una importante enfermedad, don Jaime no le faltó ánimo y coraje para que los años de vida que le quedaron, fueran intensos y siguieran marcando la vida de Neuquén y del país. En 1994 se presentó como Convencional Nacional, recibiendo el apoyo de todo el pueblo. Una gesta que se vivió con gran alegría, para todos los neuquinos, más allá de la fe que profesaban.

Es que en los 30 años que estuvo a cargo de la iglesia de Neuquén, este obispo supo demostrar coraje para los momentos más duros al defender a los más pobres, los perseguidos, los humillados, los desterrados. Duro con los poderosos, y generoso de corazón con el pueblo sencillo. Don Jaime se había ganado el corazón de toda la gente.

29ByN

Un obispo joven, para una provincia joven

La provincia de Neuquén, recién estaba estrenando en una moderna y nueva constitución, la que consolidaba una provincia que se integraba al resto de la Nación, dejando ya de pertenecer al ignoto “Territorio Nacional”, que compartía en suerte, entre otras regiones, con el resto de las provincias patagónicas.

Así es que, mientras se fundaban y se consolidaban las primeras instituciones republicanas propias de una provincia, este joven y activo obispo comenzaba a trabajar con mucho ímpetu, con los curas y comunidades salesianas pioneras que habían trazado las primeras líneas de trabajo pastoral, tanto en la pequeña ciudad que era el Neuquén de aquel tiempo, como los que estaban trabajando en la zona rural y andina.

Don Jaime, junto a la comunidad y su clero, fundaron propias instituciones y líneas pastorales al servicio de todo el pueblo neuquino. Tomando los lineamientos de los documentos del Concilio Vaticano II y, sobre todo, de Medellín (1968) pusieron a disposición de la sociedad neuquina una iglesia con clara vocación por los pobres, dignificando sus vidas y enfrentando a los poderosos que atropellaban los derechos de los más débiles.

Don Jaime, ese era el cariñoso mote que el pueblo le fue imponiendo, fue recorriendo palmo a palmo la provincia, y poco a poco, fue dejando una huella, un camino.

Jaime con Juan San SebastianDon Jaime, presentado por  el padre Juan San Sebastián

“A don Jaime se lo conoce, en general, por sus hechos extraordinarios de coraje en defensa de la gente; por haber hablado cuando muchos callaron y ser así la voz de muchos que no tenían voz; por ser un obispo abierto a todos, sin mirar ningún tipo de banderías; por su entrega total y sin desmayos al servicio de todos, en especial de los más pobres y marginados de la sociedad.
Se lo conoce por todo lo que hizo, que está documentado…y también se lo conoce mucho más por lo que no está documentado”.

(Don Jaime de Nevares, del Barrio Norte a la Patagonia. P. Juan San Sebastian. EDBA. 1° Edición Mayo de 1997).

 Jaime por Jaime: rescatando algunos se sus escritos

Jaime hablaba y denunciaba, mientras muchos obispos callaban. Un método que la Iglesia, desde el Concilio de Medellín (1968) impulsaba en todos sus pastorales, estaba fundado en tres verbos: Ver (la realidad); Juzgar y Actuar.
Bajo esta propuesta de acción, Jaime le envió una carta al Comandante General de Brigada José Luis Sexton, en junio de 1976 (tres meses del golpe militar) en la cual, con sutileza pero sin faltarle claridad de los hechos, expresa la preocupación que tiene y denuncia no solo los operativos de secuestros, la negación de dar información de los detenidos, la gravedad de la situación económica que se vive y el terror por el cuál están fundadas las acciones anteriores.

“Comandante Gral de Brigada SEXTON,
Señor General:
El obispo y el Presbiterio de Neuquén (…) hemos realizado (…) nuestras periódicas reuniones. Estas tienen por objeto examinar concretamente nuestra misión evangelizadora para perfeccionarla, y para ello analizamos también la realidad de la cual la hemos de desarrollar.
Como consecuencia de este análisis hemos resuelto transmitirle, Señor General, algunas graves preocupaciones que tenemos, nacidas de circunstancias que le conciernen.
(…) no podemos silenciar hechos, cuya existencia esta fuera de duda, que se repiten con frecuencia y en los cuáles no se puede alegar error justificable.
Enumeraremos como tales las detenciones indiscriminadas en procedimientos en los que se comente atropellos contra las personas y los bienes, seguidos de prolongada incomunicación , negación de información a los parientes con la consiguiente angustia, agravada cuando, como sucede con frecuencia, quienes realiza el operativo visten de civil y ocultan sus rostros dejando dudas acerca de si son realmente miembros de la fuerzas de seguridad; la total limitación a elementales derechos de defensa, la negación a los auxilios religiosos de los que no se los priva ni a los condenados a muerte en las naciones civilizadas.
(…) Si a todo ello se le agrega la realidad de la recesión económica con su cortejo de desocupación y caída del valor adquisitivo del salario, sumamos factores que contribuyen a formar paulatinamente un caldo de cultivo favorable a la agitación social. (…)
Nuestra presentación quiere ser una contribución a la paz de nuestro país, una paz verdadera y sólida, no inestable y falsa, que no merece el nombre de tal, cuando fundada en el temor.
Saludamos (….)”

(Carta enviada al Comandante General de Brigada Sexton el 24 de junio de 1976)

En marzo de 1988, acompañó a Noemí Labrune, infatigable y tenaz militante que no cesó un segundo por llevar a los responsables de tanto crimen a los juzgados, en la presentación de su libro: “Buscados”. La publicación tuvo el objetivo de que delitos cometidos por los generales y oficiales del Alto Valle de Río Negro y Neuquén no sucumbieran en los designios de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Jaime con Noemi“Prólogo para ser leído:
Este libro (…) diría que es una observación a través del microscopio que permite ver en detalle moverse los siniestros personajes, con su cinismo, con su falsía, su irracionalidad, su prepotencia, su cobardía. Se tiene ante los ojos azorados los virus que contribuyeron a destruir el tejido social de la Argentina.
Y de esta alucinante experiencia, de lo que sucedió en la zona de Neuquén y el Alto Valle del Río Negro, que no fue de las más duramente castigadas por el flagelo, deducimos sin dificultad la magnitud de la catástrofe que hundió al país y sumió a miles de familias en incurable dolor, y constatamos la cuidadosa planificación que la preparó”.

(Prólogo del libro Buscados).

13090599_10209882855815108_1893618541_oDon Jaime y la Reforma de la Constitución Nacional

El 10 de Abril de 1994 don Jaime aparece en una boleta como candidato a Convencional Nacional para la Reforma de la Constitución convocada por el gobierno nacional.

Ese día, la boleta de don Jaime colmaría las urnas y sería un doblete para una sociedad que estaba ya abúlica de una democracia que parecía no tener respuestas a la necesidades mas sentidas del pueblo: terminar con la creciente desocupación y con la crítica situación social. Hacía mucho frío en el cuerpo y alma del pueblo.

El doblete se fundaba en la alegría de un triunfo de alguien tan querido, que portaba las esperanz123as de todo un pueblo, y la felicidad de haberle ganado a todos los partidos, al menos en Neuquén, que portaban la triste y artera tarea de llegar a la constitución para cumplir el mandato de los patrones, no del pueblo. Ese mandato era hacer cumplir el “pacto de Olivos”. Ceñir la Convención al deseo de la re-elección presidencial.

El (jubilado ya) obispo había sido bien claro en sus pretensiones. En una entrevista reflejada por “La revista de Calf” (N° 175 Marzo 1994), Jaime expresaba así su voluntad: “ Hay una realidad que es primordial y es que el pacto del PJ y su cláusula cerrojo para la Convención Constituyente es inaceptable, y espero que haya varias voces en la Convención que lo repudien y no lo reconozcan. Esto es evidentemente inconstitucional, porque no puede erigirse el poder Ejecutivo y el Legislativo en poder Constituyente y determinar lo que se puede aprobar. Una vez en posesión del temario, que eso si lo prepara el Ejecutivo y el Legislativo, la Convención recibe el temario y lo trata, lo aprueba o lo rechaza”.

Esta y otras notas forman parte del plan C de mayo de 8300. Podés comprarlo a $30, a un valor solidario de $50 o hacer combo y por $50 llevarte uno de mayo y uno de los anteriores (abril o marzo).

En Neuquén conseguilo en:

Abri Mundos (Santa Fe 679)
Cae Babylon (Avenida Argentina 816)
Café La Conrado (Irigoyen 138)
Ámbito Café (Chubut 240)
Factotum (Alcorta 219)
Mi loca vida (Pampa 1149)
Kuruf Editorial (Feria de artesanos)
Escuela de Psicología Social (Roca 658)
Kiosko Corsa (Mitre 307)
Kiosko Alvear (Diagonal Alvear y Roca)
Kiosko ACA (25 de mayo 165)
Kiosko Truco (Alderete y Tucumán)
Mercado Tati (Leguizamon 1974)
Kioskón (25 de mayo 99)
Barcito de la Facultad de Humanidades

También llegamos a otras localidades:

Aluminé: Xalkan Nahuel (contactar al 299156350050)
Cipolletti: Minishopping Toto (Irigoyen 385) y Ciber Space (Irigoyen 420)
Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín)
Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460)
Chos Malal: José Córdoba (contactar al 2942522421)
Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle)
San Martin de los Andes: (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415)
Fiske Menuco / General Roca: Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (contactarse con Mercedes Azar, Rocío Morales o Malen Varela)
Plottier: Feria de productores y artesanos de China Muerta

Por supuesto también podés pedírselo a tu 8300 amigo/a.

Deja un comentario