Los agroquímicos afectan a las embarazadas en la zona de chacras

Salud

Así lo demostró un grupo de investigación del Laboratorio de Investigaciones Bioquímicas, Químicas y de Medio Ambiente (Libiquima) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue. “Sabemos que los agroquímicos pueden llegar al feto y todavía está en discusión qué alteraciones causan en ese niño”, sostiene la directora del proyecto, Natalia Guiñazú, aunque asegura que no hay que alarmarse.

por Fernando Cabrera

Foto: Emiliano Ortiz
Foto: Emiliano Ortiz

El equipo comprobó la alteración de marcadores de exposición a plaguicidas en la placenta de mujeres embarazadas, lo que les permite inferir que los y las niñas que nacen pueden estar expuestos a residuos de estos químicos en el útero. La especialista insiste en que estos resultados no deben generar temor y diferencia a la exposición laboral (“que puede ocasionar efectos más visibles”) de la ambiental que generalmente puede provocar cambios más sutiles.

Foto: Emiliano Ortiz
Foto: Emiliano Ortiz

¿Y el resultado de su investigación qué puede implicar?
Y ese es el intringulís que tenemos. Nosotros sabemos que llega a la placenta y que en algunos países también se demostró que llega al feto y todavía está muy en discusión qué alteraciones causa en ese niño. Los niños que nacieron de las mamás de este estudio fueron sanos. Pero tendríamos que seguir haciendo un seguimiento, ver cuál es su desarrollo neurológico o inmunológico. En otros lados se vincula a los plaguicidas con algunas patologías. Algunas, incluso, que se desarrollan en la vida adulta, como una mayor predisposición a diabetes o alergias.

 

¿Una de las conclusiones a las que arribaron es que hay agroquímicos en la placenta?
Medimos un biomarcador que indica impacto por sustancias anticolinesterásicas, y dentro de los anticolinesterásicos se encuentra uno de los plaguicidas que se utiliza en la región que se llama clorpirifos. Pero no medimos el residuo del plaguicida, ese es un trabajo que está recién comenzando.

Conciet
Foto: Emiliano Ortiz

¿Una vez que se llega a ese resultado cómo se sigue?
Hay caminos paralelos. Por un lado, qué es lo que seguís haciendo en términos científicos. La pregunta es si esa inhibición de la enzima es la única alteración. Y lo que estudiamos es justamente qué pasa en la placenta con la regulación de las células. ¿Están bien? ¿Tienen alguna otra alteración que pueda generar una consecuencia más adelante? El otro camino que seguimos es formar a las personas para minimizar la exposición, lo que se puede lograr con pequeños cambios en las conductas. Hay conductas de riesgo como bañarse en los canales. Si el tractorcito está pulverizando y vivo al frente de una chacra debería cerrar las ventanas, y no colgar la ropa afuera, porque cuando la entre va a ingresar el plaguicida. Se tienen que minimizar las conductas de riesgo. Lo ideal sería que no vivieran embarazadas y niños cerca de las zonas de aplicación intensiva de plaguicidas y eso no es así. Y tampoco va a cambiar. De hecho, la frontera urbana se está expandiendo hacia las chacras.

¿La formación de las personas que viven cerca de las chacras se lleva adelante desde un lugar como este laboratorio?
Sí, claro. Hemos hechos transferencias, cursos de extensión. Hablar con la prensa para que se conozca la problemática es otra manera. Asumir esas tareas es una decisión del equipo aunque es difícil de lograr con el poco tiempo que te queda entre investigar, dar clases, pedir subsidios, cuidar a tus hijos… pero uno trata de hacer las dos cosas porque como trabajamos con fondos públicos creemos que hay que devolver.

Conicet
Conicet

¿Hay relaciones con los distintos estados locales que serían un buen vínculo para llegar a esas personas?
No. Ese sería un tercer camino. Es una autocrítica: los investigadores no supimos ver el camino y tampoco tuvimos la llegada para hacer el contacto con el que toma las decisiones… No es una cuestión de alarmarse, lo que estamos encontrando, nos indica un camino, aunque sean alteraciones sutiles, que todavía no se sabe qué consecuencias van a tener a futuro. La idea es que si lo podemos evitar, por qué no hacerlo.

La institución

El Libiquima integra el Centro de Investigaciones en Toxicología Ambiental y Agrobiotecnología del Comahue (Citaac) que es una institución de bipertenencia. Depende tanto de la Universidad del Comahue como de Conicet.

“Por una evaluación estandarizada de las fórmulas comerciales”

Las fórmulas comerciales de los productos químicos están compuestas por un principio activo y otras sustancias. Los ensayos de toxicidad se realizan sobre el principio activo pero no sobre la fórmula comercial, que en muchas oportunidades posee compuestos registrados y se desconoce su composición. “Lo que se está viendo últimamente a nivel internacional es que el formulado comercial en algunos casos es mucho más tóxico que el principio activo. Por eso es una solicitud desde la toxicología que se empiece a evaluar estandarizadamente la toxicidad del plaguicida que se aplica a campo, que son a los que las personas se van a ver expuestas”, explicó Guiñazú.

¿Por qué en placenta?

“La placenta es algo muy piola para estudiar porque es algo que se desecha una vez que nace el bebé. No es invasivo. Y como tiene un componente fetal, los cambios que ocurren en la placenta pueden ser cambios que también estén ocurriendo en el feto”, indicó Guiñazú.

Esta y otras notas forman parte del plan C de mayo de 8300. Podés comprarlo a $30, a un valor solidario de $50 o hacer combo y por $50 llevarte uno de mayo y uno de los anteriores (abril o marzo).

En Neuquén conseguilo en:

Abri Mundos (Santa Fe 679)
Cae Babylon (Avenida Argentina 816)
Café La Conrado (Irigoyen 138)
Ámbito Café (Chubut 240)
Factotum (Alcorta 219)
Mi loca vida (Pampa 1149)
Kuruf Editorial (Feria de artesanos)
Escuela de Psicología Social (Roca 658)
Kiosko Corsa (Mitre 307)
Kiosko Alvear (Diagonal Alvear y Roca)
Kiosko ACA (25 de mayo 165)
Kiosko Truco (Alderete y Tucumán)
Mercado Tati (Leguizamon 1974)
Kioskón (25 de mayo 99)
Barcito de la Facultad de Humanidades

También llegamos a otras localidades:

Aluminé: Xalkan Nahuel (contactar al 299156350050)
Cipolletti: Minishopping Toto (Irigoyen 385) y Ciber Space (Irigoyen 420)
Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín)
Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460)
Chos Malal: José Córdoba (contactar al 2942522421)
Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle)
San Martin de los Andes: (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415)
Fiske Menuco / General Roca: Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (contactarse con Mercedes Azar, Rocío Morales o Malen Varela)
Plottier: Feria de productores y artesanos de China Muerta

Por supuesto también podés pedírselo a tu 8300 amigo/a.

Deja un comentario