15 años de La Revuelta: Feminismo hecho cuerpo

Géneros, SECCIONES
Foto: Cecilia Maletti
Foto: Cecilia Maletti

Ponen el cuerpo. Se involucran. Hacen propio el dolor ajeno. Inventan. Teorizan. Hacen. Las Revueltas cumplen 15 años de feminismo en Neuquén. Es la organización con más experiencia que ha sabido mantenerse en el tiempo, trascender las coyunturas, escuchar a las mujeres y generar hechos concretos de cambio.

por Melina Fit

“No hay una clave, sino muchas”, dice Graciela Alonso cuando le preguntamos sobre la esencia de la colectiva feminista La Revuelta. “Por un lado una gran sensibilidad social que nos hace ser muy reflexivas y sentir en la piel lo que va pasando, y ponerle palabras. La otra clave es que queremos hacer algo con eso, no es solo pensar en lo que pasa sino intervenir para ampliar las posibilidades de vida. Hemos intervenido en todo lo que queremos modificar”, cuenta.

Ruth Zurbriggen asiente. “Tenés que creer que podes cambiar algo en el orden de la micro política, aunque sea, y que eso va a tener efectos en otras estructuras. Hay que ser muy ambiciosas porque hay que crear todo contra este sistema heteropatriarcal, racista y colonizador”, asegura, convencida.

Ruth y Graciela formaron el 8 de marzo de 2001, junto a Valeria Flores, el “colectivo por un saber feminista La Revuelta”, que luego se feminizó en colectiva y se simplificó –sólo por la cantidad de palabras- en La Revuelta.

Belén Grosso se sumó en 2010 y cuenta que el feminismo le hizo su vida mucho más feliz. “Hay algo vinculado a la creatividad de las acciones que hace existir a La Revuelta. Pensar todo el tiempo de manera creativa cómo hacer para visibilizar tal o cual cosa. El desafío es ser ingeniosas y creativas”, explica.

El escrache se convirtió en una de sus herramientas de excelencia. Tras el fusilamiento público de Carlos Fuentealba en 2007 realizaron más de 50 escraches a Sobisch y sus funcionarios en poco más de 15 días. Pero esta acción pública no es sólo eso, sino un proceso. “Alrededor de un escrache hay muchas otras cosas. Al escrache se llega, no se empieza. Hay que construirlo con esas otras que están proponiendo hacer el escrache”, aclara Ruth. “Es con ellas, no es para ellas. No vamos a hacer lo que las mujeres no quieren que hagamos”, agrega Graciela.

El escrache es algo que las identifica, y es parte de las prácticas que hacen únicas a las revueltas. ¿Cuál es su sello propio? “No separar la reflexión de la práctica, hacer intervenciones creativas teóricamente fundamentadas, poner el cuerpo y estar atentas a la coyuntura”, dice Graciela. “Hacemos teoría propia, creamos intelectualidades, nos animamos a hacer lo que no pensábamos que podíamos”, resume Belén. “El dolor ajeno no nos es ajeno. Ese dolor nos mueve a buscar otra forma de humanidad. Hay en nosotras un feminismo cuerpo a cuerpo”, cierra Ruth.

El poder de los socorros

Desde 2010 La Revuelta acompaña a mujeres que deciden abortar con misoprostol. Las escuchan, reflexionan con ellas, afirman decisiones, acompañan. “Algo hay que hacer”, se dijeron las revueltas cuando veían el aumento de muertes por abortos clandestinos y la negativa del Congreso de aprobar una ley que legalice la realidad.

Su experiencia entusiasmó a otras y ahora hay una Red de Socorristas en todo el país que acompaña a mujeres de distintas provincias en la interrupción de embarazos. “Los socorros se hicieron más colectivos de lo que eran. Muchas compañeras se acercaron para sumarse a hacer socorros. Hoy a mí la vida se me organiza en función del socorro”, asegura Belén.

“Algo que nos da el socorro es poder. Nos ha apoderado mucho, transitamos los espacios de salud pública y privada de otra manera que hace cuatro años atrás. Pensamos el aborto de otra manera, a las mujeres que abortan de otra manera”, indica Ruth.

“La revolución será feminista y orgásmica, o no será”

Esta nota es parte del plan C de abril de 8300. Conseguilo en Abri Mundos (Santa Fe 679), Cae Babylon (Avenida Argentina 816), Café La Conrado (Irigoyen 138), Ámbito Café (Chubut 240), Factotum (Alcorta 219), Mi loca vida (Pampa 1149), Kuruf Editorial (Feria de artesanos), Escuela de Psicología Social (Roca 658) o en los kioskos Corsa (Mitre 307), Alvear (Diagonal Alvear y Roca), ACA (25 de mayo 165), Truco (Alderete y Tucumán), Mercado Tati (Leguizamon 1974), Kioskón (25 de mayo 99), también en el barcito de la Facultad de Humanidades.

También podés conseguirlo en Cipolletti en Minishopping Toto (Irigoyen 385) – Junín de los Andes: FM Che (Gamseis 350, Barrio Lanín) – Zapala: Germán Zúñiga (Avda. Trannack N° 1115 – 2942402460) – Chos Malal: José Córdoba (contactar al 2942522421) – Cutral Co: Bairoletto (Av. Olascoaga y JJ Valle) – San Martin de los Andes (Mythos libros – Villegas 658 / Editorial La Grieta (Av San Martín 415) – Feria de productores y artesanos de China Muerta

2 comments

Deja un comentario