Brasil: Golpe institucional con apoyo de multinacionales y empresarios

El mundo, SECCIONES
Foto Telesurtv.net
Foto Telesurtv.net

Así describió la situación el periodista neuquino Gustavo Cabrera, radicado en Recife. Explicó que el PT no tuvo capacidad de avanzar a tiempo con medidas y reformas para conseguir el apoyo popular que existía hace algunos años. Mientras, la oposición critica la corrupción que también es parte de su espacio político.

En diálogo con Radio Universidad Calf, el periodista neuquino Gustavo Cabrera radicado en Recife hace dos años explicó la principales razones que desataron el juicio político a Dilma Rousseff, el rol de los medios de comunicación y los errores del Partido de los Trabajadores que llevaron a la disminución del apoyo popular.

El vicepresidente Michel Temer asumirá el cargo frente al ejecutivo con el apoyo del presidente del Congreso, Eduardo Cunha, también denunciado en la justicia por casos de corrupción.

El PT no tuvo capacidad de avanzar a tiempo con la reforma agraria, tributaria, reforma de medios de comunicación y llegamos a este momento de jaque por esos motivos.

Los y las 367 diputados y diputadas de Brasil votaron por la democracia, contra la corrupción, por las familias ortodoxas, por la religión, sin aceptar la diversidad política. Tampoco tuvieron en cuenta la denuncia en el Supremo Tribunal de Justicia (Corte Suprema en Argentina) contra Cunha, aliado del proceso de juicio político.

El debate además gira en torno al dinero de la Petrobras. “Son billones de reales y el dinero es mucho”, explicó Cabrera. “Por eso este juicio tiene apoyo de los empresarios y las multinacionales”, agregó.

Las movilizaciones a favor del juicio político “fueron conformadas por personas blancas de la playa de Copacabana de clase media alta y a la vez la cadena Globo junto a las tras grandes cuatro cadenas de medios arman coberturas amplisimas de convocatorias con 15 personas llenando la pantalla, sólo con ese tema” con un alcance de casi el 100 % del territorio.

Cabrera agregó que los sectores populares que antes apoyaban al PT de Dilma hoy no forman parte de la discusión política y no están movilizados. El PT “no tuvo capacidad de avanzar a tiempo con la reforma agraria, tributaria, reforma de medios de comunicación y llegamos a este momento de jaque por esos motivos”.

También explicó que los medios que responden a Dilma tampoco abordan de manera crítica la situación por el momento político y difunden noticias muy parcializadas.

Cabrera forma parte de la radio comunitaria Aconchego, que en portugués significa “espacio confortable”, que integra lo que en Brasil se conoce como el tercer sector que intenta trabajar en un acceso a la información más igualitaria en contraposición a la profunda concentración de medios que existe en ese país.

Deja un comentario