Hacer carne del dolor colectivo, el dolor de una sociedad

Derechos de la humanidad, SECCIONES
Marcha a 40 años del golpe en Neuquén. Foto Juan Thomes.
Marcha a 40 años del golpe en Neuquén. Foto Juan Thomes.

“Bailar, intervenir, marchar” en las calles del Alto Valle con una consigna clara: “Ni un paso atrás”. Danza Memoria intervino en las movilizaciones a 40 años del Golpe cívico- militar. Pañuelos en la cabeza: por momentos fueron las Madres, las Abuelas, las que abrazan y enseñan a luchar. Las combativas.

Danza Memoria es un colectivo de participación abierta, horizontal y surgió con la intensión de cambiar el modo de participación de las movilizaciones políticas, sociales y culturales.

“Son dos cosas que son parte de mi vida, siempre estuve en la calle, por mi familia, por lo que decido y fui decidiendo; y la danza también apareció en mi vida como algo fundamental. Poder unir esas dos cosas está buenísimo, poder contagiarlo con otra gente, también” aseguró Ayelén Riffo una de las impulsoras del grupo.

Ayelén Rifo y Tone Sánchez Bravo desde que conformaron el grupo realizaron cada intervención acompañadas de otros colectivos, “pedimos la participación de los tambores y eso se mantuvo en alguna de las intervenciones, se hizo con batuques y con cuerdas de candombe en algunas otras oportunidades también”, relató la bailarina y agregó que “siempre se van creando redes entre diferentes espacios que queremos lo mismo, que están en la calle, afines a la misma lucha: cultural, social, activista, por la memoria…”

“Desde la primera vez que lo hicimos, – que creo que fue hace cuatro años atrás – lo hemos hecho ininterrumpidamente, todos los años hemos participado”, indicó la integrante de Danza Memoria. Ayelén nos comentó que eligen un hilo conductor para cada año en el que participan. “Por ejemplo el año pasado en lo que queríamos poner foco eran las desapariciones en democracia, si bien hablar del 24 de marzo, hablar de lo que pasa en la democracia”, describió.

Ayelén destacó que “estas bailando y sentís muchísimas cosas, piel de gallina, a veces, estamos llorando, a veces gritando desaforadamente, y es porque nos hacemos cargo de ese dolor de ayer, de hoy y lo transformamos en un grito”.

Como es un grupo integrado por personas de distintas localidades, ensayan en El Andén, espacio cultural de la ciudad de Cipolletti, y además en el Anfiteatro Gato Negro ubicado en el centro neuquino.

“Estamos acá, somos muchas, estamos acompañadas de un montón de gente alrededor que está marchando, tenemos ganas de gritar, tenemos fuerza”, afirmó la bailarina.

Deja un comentario