Una marcha que no tiene fin

Derechos de la humanidad, SECCIONES
Foto Claudio Borja
Foto Claudio Borja

El pasado 24 de marzo organizaciones, movimientos artísticos, niños, niñas, familias y gran parte de la comunidad neuquina se hicieron presentes en las calles de la ciudad. Es que como indicaron las Madres de Plaza de Mayo filial Neuquén y Alto Valle: somos 30.000 y más.

La cita, convocada por las Madres de Plaza de Mayo, el grupo de Apoyo, la Corriente Militante por los Derechos Humanos, el Ceprodh, Zainuco, e H.I.J.O.S Alto Valle, estaba pautada para las 19.30 en el Monumento a San Martín. Sin embargo, los 40 años de memoria, la visita de Obama, y el escenario nacional actual, fueron motivos de sobra para encontrarnos en la calle una vez más . Y desde muy temprano comenzaron a llegar las organizaciones, a desplegarse las banderas, a colgarse los pañuelos, a instalarse el sonido. Una de las banderas rezaba “Gladys Rodriguez presente”, y nos llenó de emoción.

“¡Hay que aplaudir, hay que aplaudir, están presentes los 30.000!” se escuchó desde el camión. Rápidamente se terminó de formar la columna y a paso lento, pero firme, Lolín e Inés dieron inicio a la marcha a 40 años del Golpe. Luchando sin claudicaciones, por los sueños revolucionarios de los y las treinta mil, en rechazo al Protocolo represivo en contra de luchadores y luchadoras populares, y exigiendo desde hace casi diez años y más la aparición con vida de Jorge Julio López y Sergio Ávalos.

Foto Emiliano Ortiz
Foto Emiliano Ortiz

Podríamos hablar de casualidades, pero la realidad es que el 24 de marzo fue el tercer jueves del mes y eso nos parece mas significativo que casual. Sabemos que los terceros jueves de cada mes nuestras Madres realizan, sin excepción, la ronda al Monumento que lleva su nombre en el centro de la ciudad. Y esta vez también lo hicieron, pero acompañadas de las incontables cuadras repletas que seguían sus pasos. Ahí dieron la vuelta y subieron hasta una cuadra antes llegar al comando porque “no buscamos provocar” aseguró Oscar Ragni días previos al 24.

Una vez finalizado el recorrido se realizó el acto de cierre en el que hablaron Lolin e Inés, Oscar Ragni por la Corriente Militante de los Derechos Humanos, Victoria Naffa y Blanca López por Zainuco, Gervasio Díaz integrante de H.I.J.O.S. y Natalia Hormazabal por el Ceprodh.

“Orgullosas las Madres de Neuquén, que hemos llegado 40 años luchando, este camino sin fin que nos han marcado los 30 mil desaparecidos” comenzó Inés Ragni y miró a las personas de su alrededor que con firme contundencia las abrazaban en canto, a ella y a Lolín.

Foto Emiliano Ortiz
Foto Emiliano Ortiz

También comentó que le “costó un siglo” hacer la marcha, pero que ahí estaba, porque los “30mil desaparecidos y todos los que vienen atrás, merecen el sacrificio de éstas mujeres, que no han claudicado una sola consigna con nadie, con ningún gobierno nacional, ni provincial”.

“Nosotras les vamos a dar el ejemplo que hemos dado desde un principio, que es el ejemplo de los 30mil desaparecidos. Esos ciudadanos, esos jóvenes que como ustedes querían otro país” agregó Inés y replicó sobre la llegada de Obama, que “acá las cosas las tenemos que arreglar nosotros. Si este señor, no ha arreglado los Derechos Humanos en Estados Unidos, ¿qué va a venir a hacer acá?”.

Antes de darle la palabra a su compañera Lolín, y con la ternura que la caracteriza, se despidió ante el silencio que provoca cada vez que habla: “queridos hijos, los dejo con mi cariño y mi amor que tengo, porque todos me recuerdan esos hijos maravillosos, esos hijos que eran todo para las Madres”.

“Cuarenta años, cuántos pasos, cuántas calles, cuántas plazas, cuántos lugares, cuántas vivencias, cuánto dolor, cuánta ausencia; pero qué paradójico compañeros, cuánta alegría también” reflexionó Lolin.

Foto Emiliano Ortiz
Foto Emiliano Ortiz

“Estamos acá, acá pudimos ocupar las plazas después de cuarenta años. Una tarea larga, silenciosa quizás y a veces en soledad; pero tuvimos el ejemplo maravilloso de nuestros 30mil compañeros. Esa revolución maravillosa de sus cabezas, que sea posible un mundo diferente”

Lolín también se refirió a los Juicios que se desarrollan en Neuquén por delitos de Lesa Humanidad y estableció que quieren un “poder judicial imparcial” y que aunque sea el cuarto tramo de La Escuelita, aseguró que “todavía nos falta mucho, mucho saber; porque los asesinos no nos dicen la verdad, se sientan en esos banquillos dónde no pudieron estar nuestros hijos y ellos tuvieron y tienen la oportunidad y nunca saben nada”.

Lolin también se refirió a sus 30mil hijos e hijas y dijo que “no eran ni héroes, ni mártires, eran hombres y mujeres que no bajaron los brazos, ni agacharon la cabeza” y que si se mantienen los valores que ellos y ellas les transmitieron “podemos ir generando aquel Hombre Nuevo que era el ideal de ellos y del que nunca jamás vamos a retroceder”. Además remarcó “no podemos olvidar a quiénes desde las cárceles, desde el exilio también resistieron y nos mandaron su mensaje.”

De manera clara y con voz poderosa Lolin pidió “jamás asocien la tristeza a nuestro nombre” y reivindicó nuestro compromiso “es obligación luchar”. Y probablemente fue ahí, donde entendimos que esta marcha, que esta lucha no tiene fin.

Cipolletti también marchó a 40 años del Golpe

“Ni un paso atrás” gritó el colectivo DanzaMemoria que encabezó la movilización por las calles cipoleñas. La cuerda de candombe, organizaciones y la comunidad rionegrina participaron de la actividad que comenzó con un acto principal desde la plaza de la Justicia cerca del mediodía. La jornada fue convocada desde la Multisectorial de Cipolletti.

Foto Malen Varela
Foto Malen Varela

“Hoy convocamos a la concentración y movilización por las calles cipoleñas, fue muy satisfactoria en cuanto a concurrencia” destacó Pablo Krahulec integrante de la Multisectorial y referente del UNTER seccional Cipolletti.
“Muchas organizaciones se hicieron presentes. Vecinos que sufrieron en carne propia lo que fue el Terrorismo de Estado, las represiones, los secuestros clandestinos. También familiares de desaparecidos en democracia: estuvo la hermana de Sergio Ávalos un estudiante de la Universidad Nacional del Comahue que está desaparecido desde el 2003; estuvo presente la hermana de Carlos Painevil un taxista y bombero de la localidad de Allen también desaparecido” agregó Krahulec y aseguró que la participación de estas personas “representa que hoy marchamos contra el genocidio de ayer, pero contra la impunidad de hoy”.

Deja un comentario