Junín de los Andes: “Sólo quiero la verdad para que no ocurra más en nuestro país y en ninguno”

Derechos de la humanidad, SECCIONES

apropiadosDesde el Colectivo TUGUN Identidad Biológica de los Andes anunciaron que el Banco Nacional de Datos Genéticos confirmó la identidad de Julio Rafael Manzini y Raúl Barizoni ante la denuncia que se realizó en septiembre del año pasado por apropiación ilegal y supresión de identidad de dos niños y de Sonia Manzini en el contexto de la última dictadura cívico-militar.

Ya en diciembre pasado el abogado Juan Grabois aseguró al 8300Web que tenían “certeza y pruebas muy fuertes que son efectivamente las familias, ellos creen ser parientes entre sí” y la verdad llegó este lunes para los juninenses. La denuncia se realizó ante el Juzgado Federal N°2 de la capital neuquina hacia la jueza de paz de Junín de los Andes Raquel Briceño y el ex militar Rodolfo Manzini.

“Es una mezcla de sensaciones; por un lado muy feliz de haber recuperado la verdad que se buscaba, que es la de Julio mi hermano y la de mi primo Raúl, por el otro, me creo en todo mi derecho a querer conocer mi verdad también. Porque si en algún momento se afirmó que Julio era hijo de Raquel y Roberto y ahora surge que no; yo también por más que se asevere que puedo ser hija de Roberto y de Raquel: no lo sé, tengo mis dudas” expuso Sonia Manzini a la FM Che Comunitaria de Junín de los Andes.

“Se ve que no hay fundamento, por eso no lo están haciendo”, denunció Sonia Manzini dado que aún falta la extracción de ADN de Raquel Briceño y Roberto Manzini que determinaría si Sonia es o no hija de ellos. “La Fiscalía a cargo del Doctor Walter Romero y el juzgado del Doctor Villanueva están trabajando muy bien, están sobrepasados de trabajo en las causas de Lesa Humanidad, los juicios, y están actuando a medida que se va pudiendo”, aseguró Sonia en relación a su situación.

Sonia Manzini: “Ahora ya están reconstruyendo su historia… robada”

La verdad se acercó a Julio y Raúl después de la primera conferencia de prensa en Neuquén. “Apareció una señora que dijo ser la mamá de Julio, que fue a quien luego presentamos en la conferencia de prensa de diciembre en Neuquén. Julio se encontró con su familia, son catorce hermanos y el padre sería el ex Juez de Paz de San Martín Julio César Quiroga”, relató Manzini.

En cuanto a Raúl el acercamiento fue a través de un teléfono; se comunicaron desde Aluminé porque “les sonaba la historia”; historia que después fue cierta. “Es una señora con una discapacidad al hablar, y cuenta que era menor y que estaba en el hospital de Alumine. La durmieron y cuando se despertó no tenía más su bebé. La hicieron pasar por loca y como no podía expresarse bien, nunca más volvió a verlo”, contó Sonia a la radio de Junín de los Andes.

“Nosotros los que somos apropiados – porque yo, hasta no saber mi identidad me creo parte de eso – es muy difícil, y no te cierran las cosas”, remarcó Sonia y aseguró que “el amor es verdad, y mi única intensión con todo esto es para dejar en esta sociedad un pequeño granito, para que se den cuenta que esto no puede volver a ocurrir. Que todas las instituciones ya sean la justicia, hospitales, las asistentes sociales, toda la gente que se involucra en la familia; tiene que ser gente capacitada, honesta, que vaya siempre con la verdad y que nunca jamás se prenda en estas cosas”.

Deja un comentario