Los gremios dan batalla al ajuste

SECCIONES

Los sindicatos estatales coinciden en demandar una recomposición salarial que ronda el 40%. En los casos en los que han mantenido reuniones, el estado responde que no llega. La devaluación, el techo en los porcentajes de aumento y los despidos definen la política que garantiza una brutal transferencia de recursos hacia los sectores concentrados de la economía. Y edulcorado con esa insípida sonrisa impostada.

por Fernando Cabrera / @twettdefer

Foto: Emiliano Ortiz
Foto: Emiliano Ortiz

Marcelo Guagliardo, Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén

“Lo que suceda con el ciclo lectivo está en manos de Gutiérrez”

¿Cómo analiza las respuestas han tenido por parte del gobierno a sus reclamos?
Hasta aquí el gobierno pareciera no tener respuestas para dar y no tener argumentos para garantizarle a la sociedad neuquina el inicio del ciclo lectivo. Nosotros hemos sido muy claros en plantear que no queríamos que la negociación coincidiera con el inicio del ciclo lectivo. A pesar de los reiterados pedidos esto fue así.

Ante el planteo de la falta de presupuesto y la incapacidad financiera el Ejecutivo ¿qué opinan?
Es un tema que tiene que resolver el gobierno. Ellos sabían que debían dar una discusión salarial. Lo sabían desde hace mucho. En un país que tiene la inflación de Argentina, que sufrió la devaluación como la diciembre último, el gobierno sabe, salvo que se pretenda hacerle pagar todo el ajuste a los trabajadores de la administración pública provincial y a los trabajadores privados, que se enfrenta a una negociación salarial que va a ser dura. Para eso debe venir preparado. Si no lo está, debe acomodar algunos tantos como para sentarse con la mayor seriedad en esta discusión, que lo va a hacer responsable de lo que suceda con el ciclo lectivo.

En este contexto, ¿cree que en la CTA hay un marco de posibilidad para dar una pelea conjunta?
Nosotros creemos que sí. De hecho el paro del 24 de febrero último puede ser un inicio de ese reclamo conjunto que vayamos trabajando en función de poder demostrarle al gobierno que este no es un problema de una organización sino que es un problema de la clase trabajadora de Neuquén. En la marcha hubo un repudio concreto a los despidos, al protocolo de la protesta social, que todos sabemos que Eugenio Burzaco, su autor, está ligado al asesinato de (Carlos) Fuentealba. Obviamente también paramos contra el techo que pretende imponer el gobierno nacional a la discusión salarial, por la defensa de nuestro Instituto y particularmente contra los anuncios del impuesto a las ganancias en relación a la cuarta categoría, que hace mucho más urgente la sanción de una ley en la provincia que excluya la zona desfavorable del monto para calcular el impuesto a las ganancias.

Paula Sánchez, Sindicato de Empleados Judiciales de Neuquén

“El problema financiero demuestra una pérdida de independencia política del Poder Judicial”

¿Puede compartir su balance sobre los primeros meses del gobierno de Macri?
En el proceso electoral nuestra posición fue que los dos principales candidatos venían a plantear un ajuste en un contexto de crisis. Efectivamente eso hizo Macri. Por un lado, favoreciendo a los sectores más concentrados de la economía con los beneficios a la megaminería, con la quita a las retenciones de los sectores concentrados del campo y, por otro lado, con una fuerte pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores. Además, tiene la decisión de reprimir cualquier reclamo en defensa de derechos de los trabajadores. Eso lo muestra el protocolo de seguridad, la detención de Milagro Sala y de Jorge Aguiar. Es la continuidad más descarada de los que fueron los 5.000 dirigentes sociales procesados del kirchnerismo. Entonces vemos una continuidad y una profundización.

En términos provinciales ¿cómo ve al gobierno de Gutiérrez?
Si bien no tenemos una relación directa con el Ejecutivo nos preocupa que no haya una decisión de resolver el atraso salarial y que la oferta que le han hecho al resto de los sindicatos esté bien lejos de lo que se necesita para resolver el proceso inflacionario y las medidas económicas de estos meses.

¿Cuáles son sus reclamos y qué respuestas han tenido?
Como judiciales nos preocupa que no haya un decisión del Ejecutivo de resolver el problema financiero del Poder Judicial. Hemos denunciado el gran condicionamiento que eso genera y no vemos que eso esté en la agenda del gobernador. Desde el plano sindical es grave porque tenemos que discutir con una patronal que permanentemente argumenta que no tiene fondos. Desde lo institucional es muchísimo más grave porque la situación financiera da cuenta de que, además de la pérdida de autarquía financiera, hay una pérdida de independencia política del Poder Judicial.

selfiesMientras tanto….

…el gobernador de la provincia se saca selfies y las publica en Instagram. Un día después de la multitudinaria marcha de los gremios estatales al puente (el 24 de febrero) Omar compartió en la red social una foto con “La señora de los almuerzos” y otra con su nieta. Él muy contento, mientras en el territorio que gobierna los docentes resolvían no empezar las clases por la insuficiente oferta salarial.

 

 

Inés Trpin, Asociación de Docentes de la Universidad Nacional del Comahue

“Sino coordinamos acciones se va a recargar el ajuste sobre los trabajadores”

¿Cómo analiza estos primeros meses de la nueva gestión nacional?
Las primeras medidas atentan contra los trabajadores. Los despidos en el estado son posibles porque hubo un largo periodo en el que los contratos fueron precarios. Si esto no hubiera sido así, los despidos no hubieran sido posibles. Repudiamos todo tipo de despidos. Por otro lado, también, las medidas vinculadas a la represión y a la judicialización de las luchas son posibles en el marco de una ley preexistente como la antiterrorista. El protocolo que promueve la ministra Patricia Bullrich es consecuencia de eso. Más allá de que las acciones pueden ser distintas entre un gobierno y otro, la concepción de base es la misma: la represión y la judicialización de la protesta social. Entonces se está consolidando un marco de medidas que pretenden que seamos nuevamente los trabajadores los que paguemos el déficit financiero. Si no nos organizamos y no coordinamos acciones para sostener una lucha colectiva, se va a recargar el ajuste sobre las espaldas de los trabajadores.

¿En ese contexto cuál es la situación de los y las docentes universitarias?
En nuestro caso además viene sucediendo que nuestras paritarias salariales fueron acordadas por un año y medio por las otras organizaciones docentes, y tendría fecha de vencimiento recién en junio. Entendemos que los índices inflacionarios y la devaluación reclaman de la inmediata reapertura de la paritaria. El aumento debe ser de, al menos, el 44%.

En la Universidad Nacional del Comahue ¿hay algún reclamo particular?
Hay una situación muy conflictiva en Ciencias de la Educación donde no están garantizadas las redesignaciones para el 2016 de la totalidad de los docentes que se desempeñaron en el 2015, lo que pone en riesgo muchas cátedras. Por otro lado, estamos reclamando que se retomen las paritarias locales que fueron pospuestas en diciembre. También exigimos la continuidad de las designaciones en muchas unidades académicas en las que docentes tienen contratos cuatrimestrales cuando por el convenio tiene que garantizarse su anualización y continuidad.

 

Leé esta y otras notas en el n° 1 de la edición impresa 8300 Plan C en venta en Abri Mundos (Santa Fe 679), Factotum (Alcorta 219), Cae Babylon (Av. Argentina 816), Cafe La Conrado (Yrigoyen 138), Ámbito Café (Chubut 240) y Kiosco “Mi loca vida” (Pampa 1149).

 

Deja un comentario