Marchar por nuestros derechos

Géneros, SECCIONES
8 de marzo en Neuquén. Foto Juan Thomes.
8 de marzo en Neuquén. Foto Juan Thomes.

Una vez más las mujeres nos encontramos en la calle. Caminando, gritando, cantando. Ayer fueron miles las que se reunieron en el monumento a San Martín para conmemorar el 8 de marzo.

Un pañuelo verde con la consigna “Aborto Legal” rodea el cuello de una nena que trepa la fuente que el intendente le hizo San Martín. Mientras juega su cuerpo ya lleva una pequeña bandera, un gran reclamo, una de las deudas, de las tantas, que tiene el Estado con las mujeres. El aborto sigue siendo ilegal, y las Socorristas en Red se multiplican en el país acompañando a las que quieren interrumpir un embarazo con misoprostol. Las estadísticas en la provincia aseguran que casi no han habido muertes de mujeres gestantes en los últimos años por consecuencia de abortos. Que eso es debido al uso de misoprostol. No dicen que las feministas difundieron su uso seguro, lo socializaron, lo llevaron y llevan a cada mujer que necesita.

Este 8 de marzo nos encontró desencajadas con tantos femicidios. Hay capacitaciones, información, discursos, marchas, pero los hombres siguen creyendo que tienen el poder sobre nosotras, tanto como para quitarnos la vida.

Las luchas siguen por salario digno, trabajo, cárcel a los violadores, a los pedófilos y los violentos.

La marcha de ayer fue multitudinaria. Participaron organizaciones feministas, de mujeres, gremios, partidos políticos, mujeres, varones, niños y niñas. “Todos los derechos para todas las mujeres”, fue la consigna compartida.

Deja un comentario