No se juzgará la responsabilidad de la policía en el crimen de Fuentealba

Justicia, SECCIONES
Archivo. Foto 8300Web (Cecilia Maletti)
Archivo. Foto 8300Web (Cecilia Maletti)

La justicia cerró hoy la causa Fuentealba II y sobreseyó a todos los imputados al considerar que se extinguió la acción penal.

“Este caso -continuó- es de los previstos en el artículo 56 de la Ley orgánica de la justicia penal, por haberse elevado la causa a juicio con el anterior sistema procesal, y al haber pasado dos años (el 14 de enero de 2016) de la entrada en vigencia del actual Código, los plazos se encuentran vencidos y la acción está extinguida“, indicó la jueza de garantías Carina Álvarez.  De esta manera, hizo lugar al pedido del Defensor Público, Gustavo Barroso, y declaró la extinción de la acción penal contra Raúl Pascuarelli y Carlos Salazar, entre los policías acusados “por los delitos de homicidio en grado de tentativa agravado por el uso de arma”.

La causa buscaba dar con las responsabilidades políticas del crimen del docente Carlos Fuentealba, ocurrido el 4 de abril de 2007. Había sido impulsada por Sandra Rodríguez.

La justicia y el Poder político de Neuquén tejieron una red de impunidad imposible de desarmar. A pesar de haber transcurrido 4 gestiones de gobierno desde el fusilamiento público de Carlos Fuentealba y de haber cambiado la composición del Tribunal Superior de Justicia (un miembro fue expulsado por un Jury de enjuiciamiento por su parcialidad para decidir favoreciendo al poder y otros renunciaron para jubilarse antes de enfrentar el Jury), a pesar de haber cambiado en varias oportunidades la composición del MPF (Ministerio Público Fiscal) Trincheri, Velazco Copelo, DiMagio, Tribug, Jerez y ahora un tal Andrés Azar, jamás se permitió avanzar en la investigación de las responsabilidades políticas del asesinato de Carlos Fuentealba”, indicaron en un comunicado de prensa desde la comisión directiva de Aten, conducida por Marcelo Guagliardo.

“La grave violación de los derechos humanos que significó el asesinato del compañero Carlos Fuentealba no debe quedar impune por una cadena de favores que comienza en el silencio de Poblete (autor material del fusilamiento) y que continúa con las actuaciones del conjunto del poder judicial y político de Neuquén“, agregaron.

Deja un comentario