Balsa Las Perlas y el Estado ausente

POPURRI
El 8 de enero el intendente Anibal Tortoriello recorrió el barrio Costa Esperanza por obras eléctricas. (foto: Rincón Democrático)
El 8 de enero el intendente Anibal Tortoriello recorrió el barrio Costa Esperanza por obras eléctricas. (foto: Rincón Democrático)

(La Balsa Informativa) Mal comienzo: en Balsa Las Perlas enero y febrero estuvieron signados por los cortes prolongados en los servicios básicos

Diciembre fue un mes caliente en el barrio Costa Esperanza, agitado por la bronca de quienes tuvieron que soportar muchas veces que los vaivenes de la energía eléctrica en un tendido precario terminaran quemándoles sus artefactos, muy costosos en el caso de los comercios que sufrieron la perdida de equipos de frío y maquinaria específica, todo a causa de los problemas de tensión que destruyen los aparatos y ponen en riesgo la vida de las personas (ver LBI N° 24).

La movilización de los vecinos fue en aumento y hasta hubo marchas a la Intendencia y concentraciones frente a la Delegación Municipal, motorizadas desde las redes sociales por la Agrupación Comunitaria Rincón Democrático: las medidas lograron compromisos firmes de las autoridades y hasta consiguieron que el Intendente en persona concurra a la localidad para conocer de primera mano la realidad del barrio.

Como puntualizaba Jaime Flores, de Rincón Democrático, a la salida de la reunión que mantuvieron con el Intendente el día de la manifestación, cuando se conoció que visitaría el barrio: “nosotros no nos conformamos con una visita y queremos que el compromiso se traduzca en obras”. Las obras comenzaron, pero no avanzaron al ritmo deseado y así enero y febrero estuvieron signados por los cortes y la irregularidad en el suministro eléctrico.

El 30 de diciembre de 2015 se difundió un acuerdo que destrababa en parte la situación, mediante el cual la empresa EDERSA modificba su actitud de no intervenir en el sector hasta tanto no se firmaran los planos de hechos existentes y aceptaba colocar un nuevo transformador, lo que se ha realizado. El acuerdo contemplaba también colocar medidores comunitarios, pero esto aún no se implementó. Los vecinos, en tanto, siguen reclamando que se haga el tendido y se coloquen medidores, “En cada calle el cable y en cada casa un medidor” es la consigna que reclaman.

Pero Costa Esperanza no es el único barrio con problemas. Se han registrado cortes generales del servicio para toda la localidad, algunos de varias horas, incluso uno que mantuvo al pueblo sin luz durante más de 15 horas, de las 23 hasta pasadas las 15 del día siguiente. Estas situaciones aumentan la presión bajo la que vive nuestra comunidad por la falta sistemática de respuestas adecuadas a sus necesidades.

El municipio ya comenzó a prevenir sobre su delicada situación presupuestaria, señalando que procurará “acompañar” los esfuerzos necesarios para llevar adelante las obras que hacen falta (y deberían ser efectuadas por la concesionaria). EDERSA se escuda en la falta de claridad de la situación dominial para abstenerse de hacer inversiones fuera de las 33 hectáreas, mientras se terminan los plazos de gracia estipulados en el acuerdo que se firmó por la salida de CALF y a partir de abril el municipio cipoleño deberá comenzar a hacerse cargo del consumo no facturado a medidores particulares; una boleta comunitaria que en 2015 rondaba los 500 mil pesos y que sin dudas por los aumentos del orden del 30% que sufrió la tarifa eléctrica rondará hoy los 800 mil pesos mensuales, una carga nada ligera para las arcas municipales.

La población sigue creciendo, los cables y los transformadores siguen sin alcanzar y la tan mencionada regularización energética que llegaría de la mano de EDERSA demora en mostrar los resultados esperados. Mientras tanto, los artefactos se siguen quemando. LBI

 

Resumen y ayuda para el/la lector/a

En nuestra última edición del 30/12/15 de LBI Radial, en una entrevista telefónica el delegado municipal Carlos Aimasso nos explicó los alcances del comunicado conjunto difundido por esos días entre el municipio de Cipolletti y la empresa Edersa.

Aimasso cuenta que el jueves 24/12 se reúne con Edersa y el lunes 28/12 continua ésta ampliada sumándose el intendente municipal Aníbal Tortoriello y el secretario de gobierno Diego Vázquez. “Ahí se pactó darle solución integral al tema de Balsa Las Perlas” explica.
En este acuerdo también se tuvo en cuenta un aporte de provincia necesario para “encarar la solución integral de Balsa Las Perlas, “un fondo de la convergencia tarifaria” según dichos del delegado municipal.
Los alcances de la reunión proyectaba la instalación de dos nuevos transformadores, uno para el barrio Santa Mónica y otro para Costa Esperanza, donde también se preveía colocar dos medidores comunitarios a la salida del transformador. Asimismo Edersa elaboraría en 60 días un “plan integral a marzo de todo lo que es Balsa Las Perlas y antes de que empiece el invierno estaría instalada una parte de ese plan”.
Se fijó como prioridad el Barrio Costa Esperanza por ser el más populoso (mil lotes de tres mil lotes identificados, aunque según dichos de Aimasso faltan entre 50-100 personas identificar en ese barrio)
Paralelamente a estos hechos vecinos y vecinas impulsados por la Agrupación Vecina Rincón Democrático ya se habian movilizado hasta la delegación municipal el 10/12, visitado al Defensor del Pueblo el 14/12 y decidieron el viernes 8/1/16 partir por la mañana para “hablar con Tortoriello” solicitando la “emergencia eléctrica del Barrio Costa Esperanza”, la instalación del transformador nuevo y la regularización de las instalaciones existentes..
Esa misma tarde, a las 17 horas recorrieron lass calles de Costa Esperanza el intendente Tortoriello, el Secretario de Gobierno, el Delegado Aimasso, el gerente de Edersa, y el encargado del equipo quienes acordaron con los vecinos presentes que los trabajos “comenzaran la próxima semana”.
El martes 19/1 comienzan finalmente se trabaja en el lugar en donde irá instalado el nuevo transformador: Lembeye y Maranatha. Los primeros 28 postes de madera, ya están en el barrio en un espacio cedido por el vecino Nelson. Fabián Parra es el contratista que trabaja para Edersa.
El 28/1 hay una nueva reunión con el Delegado Perlense, Carlos Aimasso, el encuentro fue para conocer acerca de lo que se proyecta seguir haciendo con posteridad a “la primer etapa”. Vecinos plantean la necesidad de continuar de manera inmediata con “la etapa siguiente”, que abarque el sector medio, el lugar más precario del barrio aseguran. Luego realizaron un recorrido por las zonas aludidas, y el asunto será parte de una presentación que el Delegado, entregará al intendente Tortoriello ese mismo día por la tarde, de acuerdo a lo publicado por Rincón Democrático en su fb.
Viernes 29/1 finalmente se instaló el nuevo medidor en el Barrio Costa Esperanza.
El 31/1 volvieron los carteles en la esquina del Poste Seccionador de Costa Esperanza pidiendo que se continúen sin pausa, los trabajos de Regularización Eléctrica en el barrio. “Hasta que en CADA CALLE PASE EL CABLE Y EN CADA CASA PODAMOS PONER NUESTRO MEDIDOR”

El día 10 de febrero hay una nueva reunión entre una delegación de vecinos el Secretario de Gobierno, Diego Vásquez y el Intendente, Aníbal Tortoriello.

De acuerdo al seguimiento hecho por los mismos vecinos desde Rincón Democrático los trabajos realizados hasta el momento son: posteado por las calles “Ruca Che”, La Colina, Bethel, La Coina, Lembeye, Philadelfia y Maranatha. Quedan fuera las calles: Av. Del Trabajador, La Esperanza, El Chocón, Daniel, Los Álamos, Nuestra Señora del Neuquén…y otras que no tienen nombre aún.

Deja un comentario