Gerez, el Custer patagónico

Política, SECCIONES

El fiscal neuquino será “implacable” en la guerra al mapuche.

Por Jorge Gadano

jorgegadano@gmail.com

Jura de Gerez como fiscal general en 2012. Foto archivo 8300web. Jorge Ariza.
Jura de Gerez como fiscal general en 2012. Foto archivo 8300web. Jorge Ariza.

De pronto, al descubrir que el malón contra la Casa de Gobierno neuquina había tenido el respaldo del cacique Quintriqueo, advirtió que la conquista del desierto no había concluido. Bastó con esa iluminación para que se sintiera el George Custer resucitado y decidiera convertir en victoria la derrota de Litle Big Horn , acabando para siempre con el Caballo Loco patagónico.

Mientras lustraba su fusil Máuser, el comandante Gerez dijo que su ejército “va a ser implacable” en el combate a la subversión mapuche. No está solo, porque ya cuenta con el apoyo del intendente Quiroga (es implacable, según María Moliner, la persona que no se deja “aplacar” en su furia).

Para Gerez, ya no se trata de una ocupación de tierras, o de un corte del puente carretero. Esta vez, el alevoso ataque se produjo contra “un edificio público donde residen las autoridades del Gobierno”. Si bien todavía no está del todo claro que la máxima “autoridad del gobierno”, el contador Gutiérrez, resida en el alojamiento que le está destinado (porque siguen ocupándolo el ex gobernador Jorge Augusto y su esposa Lola), ése es un conflicto menor que se resolverá por las buenas. No hay motivo alguno para pensar que Sapag y Gutiérrez puedan llegar a enfrentarse.

Está claro, además, que los derechos de “las autoridades del gobierno” están por encima de cualquier otro derecho. Por ejemplo: la furia de Gerez-Custer es plácida resignación en el caso del asesinato de Cristian Ibazeta, el preso rebelde que denunciaba torturas en la cárcel pública. A Ibazeta lo cosieron a puñaladas dentro de una cárcel pública, y los asesinos no aparecen. Nadie sabe nada. Pero lo importante para Gerez es que el edificio no sufrió daño alguno, y que todo se hizo con mucha discreción, en silencio, civilizadamente.

Deja un comentario