Escuelita IV: Reiteran pedidos de cárcel común ante amenazas de un imputado

Juicios, SECCIONES
Segunda audiencia de Escuelita IV. Foto Emiliano Ortiz
Segunda audiencia de Escuelita IV. Foto Emiliano Ortiz

El ex comisario, Emilio Rozar, amenazó a una militante de derechos humanos y a una abogada del Ceprodh. Ocurrió fuera de la sala de audiencias, en la segunda jornada del cuarto tramo de los juicios por delitos de lesa humanidad contra represores de Río Negro y Neuquén. Se completó la lectura los 22 casos restantes.

La audiencia de ayer comenzó con una denuncia ante el Tribunal Oral Federal compuesto por Alejandro Silva, Guido Otranto y Marcos Aguerrido. Es que, al finalizar la primer jornada del juicio el día 9, el imputado Emilio Rozar se dirigió a una militante de Derechos Humanos que se encontraba afuera del recinto con una frase en tono amenazante. Frente a este hecho, integrantes de la querella del Ceprodh realizaron la denuncia ante el TOF. El abogado querellante de la Apdh, Juan Cruz Goñi, dijo: “el ex comisario de la Policía de Neuquén -en referencia a Rozar- abordó a la militante en un tono amenazante e incluso cuando la abogada querellante del Ceprodh advirtió la situación y quiso intervenir también recibió amenazas”.

Goñi también explicó que con motivo de inicio de las audiencias habían pedido que se revoquen 10 excarcelaciones y 9 prisiones domiciliarias porque consideran “que el Estado debe tener un control permanente de los imputados, y ese control permanente no se ve garantizado en las excarcelaciones ni en las prisiones domiciliarias”. “Este nuevo hecho nos habilita a volver a pedir lo que pedimos ayer, que los imputados estén a disposición del Estado”, sentenció.

Finalmente subrayó que este juicio “no empieza punto cero”, que lo anteceden tres juicios “de los cuales se han denunciado amenazas de todo tipo por parte de los imputados”, y concluyó “las afirmaciones de la defensa, reflejadas en la decisión del tribunal, sobre que no existe peligro para terceros son manifiestamente falsas”.

Ante la denuncia y el nuevo pedido de prisión común a los imputados, el Tribual pasó a un cuarto intermedio, volviendo minutos después con la decisión de no proceder a la detención Rozar, puesto que los dichos no se habían cometido en la sala de audiencias. A su vez definieron emitir testimonio y remitirlo al juez Federal para su investigación, y convocó a los abogados querellantes y de la defensa a presentarse para dar testimonio de lo ocurrido.

Durante la tarde el Fiscal de la causa, Walter Romero, completó la lectura del resumen de requerimientos por los veintiocho casos, catorce de los cuales se tratan de personas que al día de hoy continúan desaparecidas. Los hechos se definieron según cada caso como: privación ilegítima de la libertad, en algunos agravada por empleo de violencia, y en los casos de los desaparecidos agravada por duración mayor a un mes; aplicación de tormentos físicos y psicológicos, agravados por ser perseguidos políticos; y homicidio calificado por alevosía por encubrimiento del hecho en los casos de algunos de los desaparecidos. En todos se hizo mención a la persecución política e ideológica. Los imputados presentes en la sala fueron once y cuatro lo hicieron por teleconferencia.

Las audiencias continúan hoy viernes 11 a las 15 en el salón de AMUC, y luego se reanudan el 21, 22 y 23 de este mes.

Deja un comentario