Reconocen a casi 150 radios comunitarias: “Es el avance más importante desde la Ley de Medios”

Movimientos sociales, SECCIONES

Tras la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en 2009, el accionar gubernamental hizo foco en la desinversión de los grupos privados oligopólicos, centralmente Clarin. No puso el mismo empeño en promover al sector popular, comunitario y alternativo. A poco de la asunción del nuevo presidente de la nación, sin embargo, el directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) reconoció a casi 150 emisoras comunitarias.

La RNMA reclamando el reconocimiento frente al edificio de Afsca en Buenos Aires, diciembre de 2014 - Foto: gentileza Los Ojos de Anita
La RNMA reclamando el reconocimiento frente al edificio de Afsca en Buenos Aires, diciembre de 2014 – Foto: gentileza Los Ojos de Anita

Según evalúa Francisco Godinez Galay del Centro de Producciones Radiofónicas (CPR), que integra la Red Nacional de Medios Alternativos (Rnma), es el avance más importante para el sector desde que se sancionara la Ley de Medios. “No es definitivo, ni es lo que se busca, pero es algo más contundente que lo que habíamos logrado hasta ahora”, sostiene desde uno de los espacios que reclamaron esa resolución.

“Desde 2009 se venía advirtiendo que la figura que aparecía en la Ley para defender a este tipo de medios era ‘medios sin fines de lucro’ y que eso podía significar un montón de formas de la comunicación que excedían lo que era estrictamente ‘comunitario’, a pesar de que había una definición bastante buena de ‘emisora comunitaria’ en la Ley”, indica Godinez Galay. “Así de a poquito en estos seis años se fueron logrando algunas cositas, pero con mucha pelea y siempre como parches”.

Godinez Galay explica que ante la perspectiva de que no se entreguen licencias, ni se llame a concursos, desde fines de 2013 se decidió reclamar el “reconocimiento”. Lo solicitaron por tres motivos: para que el Estado de cuenta de que entendió que existen medios comunitarios que son distintos al resto, para poder acceder a fondos económicos para el sostenimiento, y como una manera de presentar un papel al momento de evitar secuestros de equipos.

La resolución responde a un reclamo en que presentaron (en un confluencia poco habitual) las cuatro redes de medios comunitarios más representativas del país: además de la RNMA, el Foro Argentino de Radios Comunitarias, Amarc Argentina y la red Colmena.

Sillazo frente al Afsca en diciembre de 2014 - Foto: gentileza Los Ojos de Anita
Sillazo frente al Afsca en diciembre de 2014 – Foto: gentileza Los Ojos de Anita

-¿Y cual fue la respuesta de Afsca ante la presentación?

– Nos decían ‘No se preocupen, somos compañeros, entendemos la importancia de los comunitarios’. A lo que contestábamos: ‘Hagamos de cuenta que les creemos, si cambia el gobierno, qué nos quedó de estos seis años de la Ley a los comunitarios, si no hubo concursos, no hubo licencias y no hay ni siquiera un reconocimiento’. Fue pasando el tiempo y un año y medio después, la radio La Ranchada de Córdoba hace una solicitud a la Defensoría del Público para que intereceda ante Afsca para pedir el reconocimieto. La Defensoría responde recomendando a Afsca dar un reconocimiento a la radio y pensar en un modelo para hacerlo extensivo al resto de los medios comunitarios.

– ¿Cuáles son los fundamentos de la Defensoría en esa recomendación?

– Los argumentos que utiliza son los argumentos de la propuesta que las redes habíamos hecho hacía un año y medio. Primero el término ‘reconomiento’; que ‘todo comunitario es sin fines de lucro, pero no todo sin fines de lucro es comunitario’; que no se ha llevado cumplido con el Plan Técnico (para el que la Ley establecía 180 días) y llamado a concurso y hay necesidades; que el comunitario es la balanza en un sistema de medios democráticos. Eran los mismos argumentos que esgrimíamos nosotros. Y Afsca a los días dice ‘voy a acatar el pedido de la Defensoría de Público’, y en reunión de directorio toman el listado del censo realizado a mediados de años y dicen ‘vamos a darle reconocimiento a todas estas radios’. Que es super positivo sobre el final de la gestión, no sabemos si seguiran Martín Sabbatella (tiene dos años más al frente del organismo) y su diretorio, se logra sobre conseguir el papel. Es ambiguo: son de seis años de un sistema de medios democratizados, que se ha focalizado sólo en Clarin. Para mi de manera poco inteligente porque de haberse fortalecido el sector comunitario se habrían dado más condiciones para desmonopolizar y hacer que los grandes pulpos de medios, sobre todo el de Clarin, que fue el más resistente, llegara a una desinversión justa. Se han concentrado en el tema Clarin, a pesar de lo discursivo, y sobre los últimos días de la gestión llega algo, que ni siquiera va a ser la licencia, ni va a haber concursos.

– ¿Sería para el sector el primer gran avance?

– Sí,  sí. Hubo otros pequeños avances: tener pliegos diferencidos, hubo Plan Técnico en tales provincia, hubo licencia en tales municipios, hubo entrega de licencia en tales lugares, pero no fue un plan generalizado y las zonas de conflicto siguen sin ser ordenadas y sin garantizar el 33% del espector para medios sin fines de lucro. Este reconocimiento, si bien toma a los que entraron en ese censo, por lo pronto es para muchas radios, y por lo menos es algo más generalizado que deja otras perpectivas y un poquito más armados a los medios para esperar cuando llegue el Plan Técnico. Diría que es como el final de un proceso de pequeños escalones y pequeños parches, que termina en algo que no es definitivo, ni es lo que se busca, pero es algo más contundente.

foto 3
Oficina de Afsca en Buenos Aires, diciembre de 2014 – Foto: gentileza RNMA

– Y ¿podemos hacer una proyección hacia futuro?

– El 2016 va a ser un año para estar muy atento. Ya algunos miembros del  gobierno entrante se manifestaron a favor de modificar algunos punto de esta Ley e incluso se habían manifestado en contra de votarla. Como por ejemplo, Oscar Aguad, que es el radical que estará al frente del Ministerio de Comunicaciones, que se va a crear ahora, y que entra en el éjido de ese gran gabinete económico. Esa definición habla de un perfil. Vamos a ver qué pasa. Se ha propuesto gente para el Afsca y para medios púbicos y hay que ver qué si Sabbatella o Tristan Bauer (presidente de Radio y Televisión Argentina) renuncian aunque le queden dos años de gestión. Y respecto de medios y comunicación en general entiendo que el próximo gobierno ha manifestado interés por avanzar en una Ley de Acceso a la Información y regulación de la publicidad oficial. Lo cual es positivo porque no tenemos Ley de Acceso a la Información. Y el tema de pauta oficial que ha sido bastante controversial en estos seis años y que se suele utilizar como mecanismo de premios y castigos. Es necesario que haya reglas de juego claras,  pero que no sea como se le ha escapado a Mauricio Macri, que va a ser en base a audiencias. Otro tema a seguir es ver qué pasa con el Grupo Clarin, si el gobierno es más amigo del grupo, y el grupo ha logrado patear durante seis años sus tema y no se ha resuelto sobre el oligopolio que conforma, entonces por ahí en una nueva gestión hay que estar atento a ver si se sigue o si se cajonea la desinversión.

– Y, por último, ¿Cómo están los medios comunitarios de Argentina?

– Eso creo que ha sido positivo. Se pueden hacer balances diferentes de cada red de medios, conozco más a la Red Nacional de Medios Alternativos, pero creo que en líneas generales y en el contexto de los medios comunitarios que siempre ven tan dificultosa sus trayectoria por múltiples motivos desde los económicos, y de gestión, o tema de recursos humanos y legales. Creo que sí se ha fortalecido el sector. Porque al menos se ha llegado a instalar hacia el estado que hay un sector que es específico, que tiene necesidades y urgencias, lo han entendido a veces tarde, a veces para mal, para limitarlos, pero creo que ya es una constante regional que cada vez menos los estados y sus cuerpos normativos pueden ignorar la existencia de medios comunitarios. En unos países han sido contemplados y optaron por fortalecerlos y en otros intentan limitarlos o ahogarlos, como en el caso de Chile, Brasil o Centro América. Pero ya nadie puede desconocerlos. Eso sumado a la lucha por todo lo que se ha ido buscando y lo que se ha ido consiguiendo, hace que el sector salga fortalecido. Porque se ha demostrado también a sí mismo que puede, que no es lo que le intentan hacer creer de que es un sector débil en todo sentido, pobrecito, que no puede. Hay necesidad, urgencias, hay vocación y hay mucha fuerza militante y de luchas como para llevar adelante algo tan dificil como un medio, una red o muchos medios.

Deja un comentario