Macri, Lombardi y Burzaco, enamorados de Neuquén

Política, SECCIONES

Por Jorge Gadano
jorgegadano@gmail.com

Mauricio Macri y Hernán Lombardi.
Mauricio Macri y Hernán Lombardi.

Hernán Lombardi, quien ocupará la secretaría de Medios Públicos desde el 11 de diciembre próximo, es un empresario más entre los tantos que incorporará a su gabinete el presidente electo Mauricio Macri. Aunque, como el mismo Macri, combinó sus tareas junto a su padre, José Lombardi –uno entre tantos inmigrantes italianos que cumplieron su sueño de “hacer la América”, con cargos en el sector público. En Neuquén, durante el segundo mandato de Jorge Sobisch (2003-2007) fue director de un “Plan Integral de Desarrollo Turístico del Neuquén” y de una empresa estatal de promoción del turismo.

Lombardi coincidió en su llegada a Neuquén con Macri, quien, a principios del 2004, se reunió con Sobisch en Villa La Angostura para, supuestamente, asistir a un supuesto seminario sobre asuntos municipales. El gobernador neuquino dejó correr la versión de que integrarían juntos una fórmula para las elecciones del año 2007. Macri habló de eso con alguna reticencia, pero aceptó posar para una foto de ambos que se publicó en diarios locales. A Sobisch le interesaba una proyección nacional para su candidatura a presidente. ¿Y a Macri qué le interesaba?

Unos meses después Sobisch lanzó el que denominó “Plan Integral de Seguridad”, con una inversión de 50 millones de dólares según reveló en el programa Hora Clave de Mariano Grondona. El encargado de la puesta en marcha del plan fue Luis Manganaro, entonces ministro de Seguridad y Trabajo después de haber dejado la presidencia del Banco Provincia del Neuquén con la empresa Temux como clienta en la sucursal Buenos Aires. Por decreto las actuaciones administrativas fueron secretas, sin licitación. No obstante, gracias a un recurso de amparo al que hizo lugar la jueza Paula Stanislawsky, el firmante de esta nota pudo ver el expediente y confirmar que los montos más gruesos de los 50 millones habían sido adjudicados a empresas de dos amigos de Macri: Manuel Requejo, presidente de Damovo SA (sucesora de Ericson en la Argentina) y Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Argentina que, representante de la norteamericana Bell en sus ratos libres, “colocó” dos helicópteros de esa marca.

Hay algo más: como había que controlar a Manganaro (nunca está de más) también dijo presente en La Angostura Eugenio Burzaco, nombrado “asesor” por Sobisch. Ahora, siempre ocupado en la seguridad, como subsecretario del ramo, tendrá que controlar a la ministra Patricia Bullrich Pueyrredón Luro.

Y para terminar: del plan de seguridad neuquino se sabía que lo más importante era la digitalización de las comunicaciones policiales, asunto conocido por el número 911. Bien. Si usted pasa por Neuquén, digite ese número, y comprobará que una helada voz femenina le dirá que “la característica marcada es inexistente”. Lo corroboró hace un par de meses la jefa de comunicaciones de la policía provincial, quien dijo que esa parte del proyecto había sido desechada ¿ Qué me dicen?.

 

Deja un comentario