Slam de poesía en Neuquén

Artes, SECCIONES

slamLa idea de hacer los slam surgió porque no se pueden hacer movidas con mucho ruido en el bar del teatro. Y había que hacer algo para juntar la plata para acustizar el bar, porque así como está no podemos tocar, nos dijo el Municipio. Pablo Cazayous, responsable de Ámbito Café y uno de los organizadores de los slam, arranca la charla. Pablo, Jano y Juan Burton son los “irresponsables” de las slam.

El slam es una competencia lúdica, es decir, un juego. Consiste en la lectura de poesía de la que pueden participar varias personas que se van “eliminando” ronda a ronda hasta desembocar en un ganador o ganadora. El público es quien elige en cada ronda quien pasará a la siguiente y quien consagra, con su voto, a quien se lleve el trofeo de campeón o campeona.

A nivel mundial se hace en distintos lugares y con diferentes reglas. En Neuquén una de las reglas más importantes es el tiempo, nos cuenta Jano. En la primera ronda el tiempo máximo de lectura es de un minuto, en la segunda de minuto y medio y, en la final, de dos. Y quien gana, tiene cinco minutos para leer a solas con el público y ya fuera de competencia. El público vota a quien quiere que pase de ronda.

La cantidad de los y las participantes puede variar, pero sucedió en las slam realizadas hasta el momento que se inscribieron ocho participantes. Así que realizaron tres rondas en ambas, hasta llegar a la final, agrega Juan Burton.

Les preguntamos si detectaron alguna estrategia por parte de quienes llegaron a rondas avanzadas en cuanto a la lectura, si pudieron percibir cómo elegían sus textos, por ejemplo o alguna otra cosa así. Pablo nos dijo que no, y que, de todas maneras, el o la poeta no puede adivinar qué efecto va a causar su lectura en el público, es muy difícil porque lo que uno escribe queriendo decir algo, a lo mejor para quien lo escucha, en ese momento y en esa circunstancia, significa otra cosa.

La idea de hacer los slam nació para buscarle una vuelta distinta, dinámica, a los recitales de poesía. Una vuelta que incluye la participación del público de otra manera. Es una forma de descontracturar un recital de poesía, porque a veces son muy serios, parece que con la palabra no se jode. Acá la idea es decir “vamos a jugar”, con textos en serio, pero nos vamos a divertir. Juan está muy serio cuando habla, pero ya no le creemos la seriedad.

Los organizadores no paran de imaginar. Jano lo ilustra así: en el primer slam, además de las lecturas hubo música y feria. En las próximas tal vez también haya teatro, telas, podríamos colgar gente del techo. Que las artes dialoguen… También nos han dicho que hubiera sido lindo que se cerrara con poesía y no con música.

Estaría bueno que los poetas se despeguen de la cuestión del ego, porque lo que la gente elige cuando vota no pone en cuestión ni juzga la calidad literaria de nadie. Este es un deseo colectivo, de organizadores y de quien escribe.

Hasta el torneo latinoamericano no paramos… ya que ambos slam fueron “interprovinciales”, en el primero participó un escritor de Río Negro y en el segundo, uno de Santa Fé. El primer slam fue ganado por Aldo Novelli y el segundo por Dina Ciraolo. Jano afirma y parece que habla muy en serio.

Para el final, una invitación: a lxs poetas que aun no se animaron, lxs esperamos con el escenario abierto. En 2016 se viene la tercera…

One thought on “Slam de poesía en Neuquén

Deja un comentario