La justicia ordenó archivar denuncia contra Albino Campo Maripe

Pueblos Originarios, SECCIONES

La justicia de Neuquén decidió archivar la denuncia por usurpación contra Albino Campo Maripe, Logko de la comunidad Campo Maripe, iniciada en el 2013 por Gilberto Vela. Según el denunciante estarían usurpando territorio de su pertenencia.

Las pruebas presentadas por la comunidad fueron abaladas por el Relevamiento Técnico Jurídico Antropológico que determinó la posesión de los Campo Maripe sobre el territorio en conflicto.

Según informó la Confederación Mapuce, el espacio que pretende adueñarse Vela “es el punto donde está asentada la denominada Tranquera Negra que sufrió, de diversas maneras, amenazas de desalojos dictada por la Fiscalía. Este espacio territorial une el antiguo campo con las viviendas de los miembros del Lof y el campo de pastoreo que desde siempre sostuvo la precaria economía ganadera de las familias, en la meseta hoy llamada Loma Campana”.

Otro motivo fundamental que vuelve innegociable la pertenencia del territorio, es que allí está enterrada la hermana mayor de la familia, Pijan Kuse Celmira Maripe.

Entre los principales argumentos que esgrimió la justicia para archivar la causa, se encuentran:

“La situación conflictiva conocida por esta denuncia escapa absolutamente al vínculo entre la comunidad denunciada y los denunciantes, ya que es parte de un conflicto entre propietarios ¬con y sin títulos¬ y numerosas comunidades indígenas, siendo evidente que en el caso se encuentran en juego aspectos que escapan a la justicia represiva y donde la intervención de ésta, lejos de enervar el conflicto, alejaría la posibilidad de una solución consensuada en la que el gobierno, conforme la legislación internacional en la materia, debe asumir el rol protagónico de tomar las medidas que sean necesarias para determinar las tierras que los pueblos interesados ocupan tradicionalmente y garantizar la protección efectiva de sus derechos de propiedad y posesión, instituyendo los procedimientos adecuados para solucionar las reivindicaciones de tierras”.

“Entonces, si los denunciados se encuentran ocupando tierras creyendo que tienen derecho a ello con fundamentación en legislación de jerarquía constitucional, y si el gobierno les reconoce personería que en principio los coloca como sujetos de esos derechos, no es posible para este ministerio considerar que los denunciados están actuando con conciencia de que su accionar está prohibido por una norma de carácter penal, y por lo tanto imputar dolo en tal accionar”.

De esta manera, un triunfo más para la lucha de la comunidad Campo Maripe que viene resistiendo el aumento indiscriminado de pozos petroleros en su territorio ancestral y las consecuencias ambientales y sociales que genera.

Deja un comentario