Nuevo aumento de la empresa Ko-Ko genera dudas y ya suma un 60% este año

SECCIONES

A días de que se convierta en ley el proyecto que propone bajar el precio del combustible en la Patagonia, la monopólica empresa de transporte interurbano que mantiene comunicado el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, Ko-Ko, realizó su tercer aumento en lo que va del 2015.

El primer incremento fue del 7% a principio de año, meses más tarde se aumentó un 36% más y desde hoy subirá entre un 20% y 25%. El servicio sigue siendo precario e insuficiente.

El primer aumento del año era mayor al interior de Río Negro que en Neuquén lo que hacía que menos distancia saliera más caro, es decir, era más barato ir desde Fernández Oro a Neuquén que a Cipolletti.

Con esta situación, recorrer el valle desde Villa Regina hasta Neuquén en el servicio expreso saldrá $57,80. Esto implica entonces, una suba de más del 60% a lo largo de este año, monto que supera ampliamente los incrementos salariales, las paritarias que resolvieron los sindicatos involucrados en el transporte de pasajeros, y el índice inflacionario.

Si bien el asunto parte desde el Ministerio del Interior y Transporte de La Nación, los porcentajes de las subas no han sido regulados ni estipulados en la resolución 1223/15, y sólo se especifican algunos pocos criterios, que de igual forma no han sido considerados. Esta modalidad de aumento denota un cierto margen de especulación, ya que este último tramo llega hasta el 25%, lo cual resulta como mínimo, arbitrario y abusivo.

Siguiendo el texto de la mencionada resolución, firmado por Florencio Randazzo, se desprende que “la política de transporte público de pasajeros de carácter urbano y suburbano desarrollada por el ESTADO NACIONAL tiene entre sus objetivos centrales el mantenimiento de tarifas razonables, aplicando como instrumento las compensaciones tarifarias y logrando una política de redistribución del ingreso hacia los sectores de menores recursos”. Esto es entra en contradicción con el aumento del precio del transporte en -al menos- un 60% anual.

Todo sigue igual (menos el precio del pasaje)

En los colectivos de la empresa Koko siempre se escuchan las mismas quejas y reclamos. Las mejoras son nulas o mínimas. Las frecuencias de circulación no se corresponden con las necesidades de los usuarios, ni tampoco alcanzan a cubrir las demandas, ya que existen unidades que en horas pico circulan prácticamente vacías y en otros recorridos dejan a pasajeros en las paradas por no tener espacio. A esto, se le suma la falta de calefacción y/o de aire acondicionado. Otro gran reclamo responde a los sitios de recarga de tarjetas, de los cuales hay en pocos puntos de las localidades, generando problemas para mantener el saldo disponible. Sumado a ello, la mayoría de los locales adheridos solo destinan una pequeña franja horaria para la recarga, y como si fuera poco, se le adiciona un valor extra por el servicio de la recarga; esto, siempre y cuando tengan saldo disponible.

Hay reclamos, no hay respuestas

Los reclamos ante la ineficiencia del servicio no son pocos, en Facebook la página “No al aumento del Ko Ko” usuarias y usuarios presentan sus reclamos y se organizan. En la misma red social hay un grupo de la Multisectorial contra el Tarifazo del Koko.

La problemática ya cuenta con representación parlamentaria, tanto en la provincia, de la mano de la Defensora del Pueblo rionegrino, Nadina Díaz, así como también en el Senado de la Nación. La Senadora Nacional y ex candidata a Gobernadora, Magdalena Odarda presentó el año pasado un paquete de acciones en la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, solicitando una serie de informes: sobre los subsidios que recibe la empresa, las fiscalizaciones sobre el funcionamiento de la misma, si existen sanciones, sobre los mecanismos de actualización de precios, sobre el porqué de que nunca se presente a licitar los servicios ninguna otra empresa, entre otros. Estas acciones también fueron replicadas por Odarda en la plataforma change.org, sumando miles de firmantes. Por otra parte, Nadina Díaz presentó, también el año pasado, una acción de amparo colectivo solicitando mejoras en las frecuencias, en las condiciones de los vehículos y exigiendo que todos los pasajeros viajen sentados y con cinturón de seguridad. En ambos casos no se llegó a ninguna solución y los pedidos de la Defensora del Pueblo y de la Senadora Nacional de Río Negro fueron desestimados.

Baja el combustible y… ¿sube el pasaje?

Sí. Se presenta la duda sobre la nueva Ley que disminuirá el precio del combustible en toda la región, ante lo cual Horacio Longarini, gerente general de la empresa afirmo que no cree “que bajen los precios de los pasajes porque siempre venimos de atrás hacia delante y estamos con la tarifa mirando lo que ya pasó”. La mayoría de los aumentos en el precio del boleto estuvieron argumentados por el aumento del combustible, con esa variable fuera de juego parece no justificarse un nuevo aumento, el tercero en lo que va del año.

aumentokoko

Deja un comentario