El Estado es nadie

POPURRI
Foto 8300Web (Florencia Salto)
Foto 8300Web (Florencia Salto)

El contexto no importa, la justicia no es responsable, las personas que trabajan en el Poder Judicial no tienen porque saberlo, una problemática vigente de territorio y resistencia no se relaciona. Fue la estrategia de la fiscalía para dejar de lado matices y condicionantes de un juicio por “tentativa de homicidio” que terminó en “daños leves” en Zapala. Total, si le reclamas al Estado nadie atiene el teléfono de la oficina.

Por María de los Ángeles Galeazzi.

“Como dijo la fiscal al final parece que el Estado no es nadie” expresó uno de los abogados defensores de Relmu Ñamku, Emanuel Roa durante los alegatos en el juicio que comenzó acusando a autoridades mapuces por “tentativa de homicidio” y se fue desmenuzando hasta conformar una condena de “daños leves”, “no culpable de lesiones” y “absuelto”.

Porque eso intentó hacer la fiscal Sandra Gonzáles Taboada durante su alegato. Afirmó “nos debemos preguntar ¿Cómo debemos actuar es una sociedad civilizada como la nuestra cuando creemos que nos faltan nuestros derechos? No discutimos todo lo que nos contaron. Tenemos derecho a un centro de salud, una escuela, gas, electricidad, una vivienda digna. Pero el Estado nacional o provincial, el ejecutivo debe satisfacernos. El Poder Judicial no tiene nada que ver con eso. No tenemos facultades para resolver esos conflictos, aunque quisiéramos.”

La Justicia no es el Estado. La Justicia no tiene facultades para resolver los problemas de las comunidades. La Justicia no sabe ni se mete. La Justicia es nadie. El Estado es nadie.

Se complica escuchar a una fiscal quitando responsabilidades al Poder Judicial de la provincia de Neuquén durante un alegato luego de impulsar por 3 años una causa que culminado el veredicto quedó a medio camino con prueba floja y pocos elementos incriminatorios.

Luego de que se quemaran solas las luces del enorme cartel que decía “Mapuces a juicio por tentativa de homicidio” es difícil pensar que el Estado no es nadie. Es difícil pensar que nadie impulsó una causa, persiguió y hostigó por 3 años, y más tarde absolvió.

“No hay ningún derecho superior a otro” dijo Toboada. Una afirmación a sostener en un contexto de avance en los territorios y lucha por la consulta previa a las comunidades originarias donde los derechos pueden llegar a entrar en colisión pero cuentan de un carácter superior evidente.

Un conflicto “con las empresas petroleras y con el Estado provincial” como dijo la fiscal, ubica y responsabiliza a actores y actrices políticas de nuestra sociedad que sin duda son el Estado. Son alguien. Luego de este proceso largo y endeble también son La Justicia.

Deja un comentario