Darío Aranda en Neuquén: “La Patagonia es un valuarte de la lucha contra el extractivismo”

SECCIONES, Tierra

El periodista Dario Aranda visitará la zona para presentar su último libro, Tierra Arrasada. Como ocurrió con el primero, Argentina Originaria, la cooperativa 8300 organiza también esta vez el encuentro y conversamos con Aranda como para conversar el debate que continuará cara a cara el jueves 29 a las 19 en el aula 102 de la sede Neuquén de la UNCo.

01-TierraArrasada-Tapa-final-en-baja-3001La actividad coorganizada junto a la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaría, Tierra para Vivir y Tierra Madre contará también con la presencia de referentes de algunas luchas locales. Conocedor de las luchas antiextractivas del todo el país, Aranda trabaja como colaborador en el diario Página/12, desde donde dió a conocer los resultados de los avances del investigador de Conicet Andrés Carrasco sobre las implicancias del glifosato en la salud de las personas.

En tu libro hay un montón de demostraciones donde algunos sectores la ciencia determinan que hay contaminación y así todo el modelo avanza, la justicia no lo frena. ¿Qué rol le das a la ciencias?
– La ciencia está jugando un rol legitimador o no, y está jugado un papel primordial. Yo hablo con científicos y doy cuenta de investigaciones académicas que estudian las consecuencias del modelo minero, petrolero y transgénico, pero al mismo tiempo retomo lo que decía Andrés Carrasco y otros científicos de que la mayor realidad está en los territorios. Para los que quieren someter a que los científicos sean los que definan los efecto del glifosato o los efectos del fracking, lo primero que yo te digo –lo mismo que decía Andrés y que dicen otros– es que vayan a los territorios. Si estuviste en Campo Maripe sabes como se ha contaminado, lo mismo en Loma la Lata. Lo mismo los que estuvimos en pueblos fumigados, la realidad está ahí. También hay que denunciar los científicos que se prestan para hacer estudios a medida, ya sea para YPF, para Chevron, para Monsanto, para Singenta o para la propia Barrick Gold. En la ciencia se da una disputa como en todos los oficios, en todos los territorios. Sin duda juega un rol preponderante y más allá de que la ciencia no es la que define si algo contamina o no contamina, sin duda hay muchos científicos que se están jugando y están aportando elementos y pruebas contundentes para lo que la gente dice en los territorios.

– Como conocés la zona y como para seguir conversando en Neuquén, ¿qué potencialidades ves en la región, qué experiencia podés resaltar a esta avanzada extractiva?
– Hay enormes resistencias y enormes luchas. Ahora está pasando lo de Las Coloradas puntualmente, pero eso no hubiera sido posible sino hubiera ocurrido Loncopué. A mismo tiempo Loncopué no hubiera sido posible sin Esquel, sin Famatina, sin Chilecito, que no son en la Patagonia pero son luchas interconectadas. Al mismo tiempo, la lucha contra la fractura hidráulica no hubiera sido posible si antes no se hubiera dando cuenta y confirmado los desastres petroleros de Loma la Lata o a la ruína que ha llevado a los productores de Allen. Me parece que hay un enorme potencial en la Patagonia. De allí nacieron, recordamos todos, las organizaciones de desocupados, las luchas contra el neoliberalismo en los 90, y sin duda la Patagonia es un valuarte de la lucha contra el extractivismo, que no depende de gobiernos y que va a continuar sea quien sea el próximo presidente. Así que yo creo que las luchas en la Patagonia van a seguir y se van a incrementar, incluso.

Deja un comentario