En San Juan crece el conflicto con la Barrick por derrame de cianuro

Minería, SECCIONES
Protesta contra la Barrick en San Juan. Foto gentileza.
Protesta contra la Barrick en San Juan. Foto gentileza.

Las asambleas sanjuaninas en defensa del agua y en contra de la megaminería iniciaron ayer un corte impidiendo el paso a camiones de la empresa Barrick Gold, responsable del derrame de más de un millón de agua cianurada en el río Jáchal.

Las asambleas y vecinos autoconvocados comenzaron a convocar ayer a través de redes sociales a unirse al bloqueo del ingreso de camiones a la empresa. En su comunicado anunciaban: “Decimos basta Barrick Gold. Nos envenenaron el agua para consumo y producción agrícola-ganadera. La lucha es hoy sino seremos un pueblo fantasma. Para ellos el tiempo es dinero, para nosotros salud.” El bloqueo se ubica camino a Tudcum, a 70 kilómetros aproximadamente del pueblo de Jáchal en el ingreso al camino privado que tiene el yacimiento.

Por su parte, el Diario de Cuyo difundió esta acción como un corte de “un pequeño grupo de personas” y anunció un enfrentamiento con empresarios y policía. Esto fue desmentido en un comunicado de la Asamblea Jachal No Se Toca: “Informamos directo desde el corte que en ningún momento se presentaron ni empresarios ni directores de Barrick. Por lo tanto desmentimos categóricamente el enfrentamiento que Diario de Curro Anuncia. Ya sabemos de sus maniobras Mediáticas para desarmar nuestras acciones.”

El derrame que avivó el conflicto se produjo el 12 de septiembre y la empresa tardó más de una semana en reconocer el hecho y finalmente dar las cifras de su magnitud. La contaminación del río Jachal ha sido confirmada por un estudio de especialistas de la Universidad Nacional de Cuyo, que muestra los excesos químicos y confirma que esta agua es perjudicial para el riego y consumo, tanto animal como humano. Ante esta publicación, el gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, intimó a la Universidad para que “rectificara o ratificara” los dichos, señalando que los mismos habían causado un grave perjuicio para su provincia.

Desde distintos puntos del país siguen haciéndose colectas de agua potable para enviar al pueblo de Jáchal. Las consecuencias del daño continúan y se desconoce cuánto tiempo pasará hasta que el agua esté libre de contaminación. Mientras tanto, cada vez más vecinos de San Juan se muestran decididos a decir no a la megaminería.

Deja un comentario