En Neuquén la clase alta gana 40 veces más que la clase baja

SECCIONES

grafico estudio universidadDocentes e investigadores de la Universidad Nacional del Comahue estudiaron los niveles de ingreso y distribución según clases sociales en Neuquén, en el período 2004- 2014. Los resultados evidencian una recuperación del salario real, pero con un aumento en la desigualdad: actualmente 6% de la población, perteneciente a la clase más alta, gana cuarenta veces más que el 17% más pobre.

Docentes e investigadores de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Nacional del Comahue estudiaron los niveles de ingreso y distribución según clases sociales en el aglomerado Neuquén- Plottier, para el período 2004- 2014. Recientemente fueron publicados parte de los resultados, con conclusiones preocupantes.

Los resultados evidencian una recuperación del salario real en dicho período, pero con un aumento en la desigualdad que arroja cifras escandalosas: actualmente 6% de la población, perteneciente a la clase más alta, gana cuarenta veces más que las familias pertenecientes al 17% más pobre.

Por un lado, en el análisis se evidencia que los ingresos de todas las clases sociales neuquinas sufrieron modificaciones significativas como consecuencia de la inflación. Así, en miras de recuperar o mantener el poder adquisitivo, en varios sectores económicos se han logrado aumentos salariales que tomaron como referencia el ritmo de aumento de precios.

Como resultado, los ingresos mínimo y máximo en el período 2004-2014 se multiplicaron en promedio 8 y 9 veces respectivamente. Es decir que los ingresos máximos aumentaron más que los mínimos, señal de un incremento en la desigualdad en la distribución del ingreso.

Por su parte, los precios de la canasta básica de bienes y servicios de la Ciudad de Neuquén aumentaron 7 veces. En comparación con el aumento de ingresos, se evidencia que todas las clases sociales recuperaron poder adquisitivo. Debemos recordar, sin embargo, que en el año 2004 los salarios reales todavía se encontraban en un nivel alarmantemente bajo, luego de la gran caída que experimentaron con la crisis de 2001.

En cuanto a las clases sociales, el estudio muestra que en 2004 el 55% de las familias neuquinas integraban los segmentos socioeconómicos que corresponden a la clase baja (baja y baja superior) y el 39% a la clase media (media típica y media alta). Para el año 2014 se registra que el 47% de la población neuquina es de clase baja y el 48% de clase media. Es decir que hubo un ascenso de las clases bajas hacia las medias, sin que el porcentaje de la clase alta aumente significativamente.

El análisis la distribución del ingreso muestra datos alarmantes: en 2014 la brecha entre los dos niveles de ingresos extremos es de 40 veces. Es decir que las familias de clase baja tienen un ingreso cuarenta veces menor que una familia de clase alta.

En síntesis, este informe nos permite ver algunas transformaciones recientes en cuanto a salarios y distribución del ingreso. Se evidencia que actualmente la pequeña porción de la población que pertenece al 6% más rico gana cuarenta veces más que las familias pertenecientes al 17% más pobre. Esto deja en claro que la recuperación del salario real, luego de su estrepitosa caída con la crisis de 2001, deja una deuda pendiente: una enorme brecha salarial entre ricos y pobres.

La investigación utilizó como base los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del Aglomerado Plottier – Neuquén en 2004-2014. Se enmarcó en el Proyecto de Investigación “Análisis Multidimensional de Datos Numéricos y Simbólicos a partir de las Estadísticas Oficiales”, y participaron los docentes e Investigadores: Elda Micheli, Mariela Figueroa; Rosana Castro, José Andrada.

Deja un comentario