“Creer que el trabajo de un oficial de justicia es parte de la maquinaria represiva del Estado es un gran error”

Justicia
Paula Sánchez. Foro archivo 8300web
Paula Sánchez. Foro archivo 8300web

Lo afirmó Paula Sanchez, secretaria gremial del Sejun, en dialogo con Radio Unco Calf.

La secretaria gremial del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras Judiciales de Neuquén (Sejun) Paula Sánchez, ratificó la postura del gremio sobre el juicio a Relmú Ñanku, en dialogo con el programa Cuarto Intermedio de Radio Universidad Calf.

Afirmó que “como sindicato asumimos una posición de irrestricta defensa de la compañera (Verónica Pelayes) en principio de lo que aparece como una situación de violencia laboral porque fue coaccionada por la jueza que obligó a que despeje un camino en condiciones sin ningún tipo de protección”. Afirmó que hasta la fecha no hubo respuestas sobre la responsabilidad de ningún funcionario judicial.

Desde el Sindicato elevaron un pedido y el Tribunal solo le otorgó una medalla de honor y diploma a la trabajadora agredida en el 28 de diciembre de 2012 en cercanías de Zapala.

Sobre el juicio contra los representantes de la comunidad Winkul Newen, afirmó que “hay una situación dos años después que tiene que ver con lo que realmente ocurrió. Verónica No fue a llevar una orden de desalojo ni con topadas ni acompañada de fuerzas policiales. No fue el brazo ejecutor de ninguna política represiva del estado. Creer que el trabajo de un oficial de justicia es parte de la maquinaria represiva del estado es un gran error.”

Agregó que la oficial de justicia “termino siendo la única victima, gravemente lesionada y alejada de sus tareas habituales. Este hecho lamentable, triste que tiene como única victima a una trabajadora y no tiene nada que ver con la defensa del pueblo mapuce. Como sindicato somos parte de las organizaciones que defienden los derechos del pueblo mapuce.”

Consultada sobre la imputación por “tentativa de homicidio” Sánchez opinó que “no ha habido una intención de provocar un daño tan grande como la muerte pero es una discusión que tendrán que dar las partes. El daño fue lo suficientemente grave para alejarla de las tareas y mantenerla afuera de su lugar de trabajo. Sufrió desfiguración de rostro permanente.”

Deja un comentario