Ciclo de cine aniversario de la Cooperativa Cae Babylon

Movimientos sociales, SECCIONES

Se abordarán los “procesos organizativos de la clase trabajadora”. La cooperativa de trabajo cumple 8 años y para festejar proyectarán 3 películas.

La Cooperativa Cae Babylon festejará su octavo aniversario con un ciclo de cine sobre procesos organizativos de la clase trabajadora. Las jornadas se realizarán el sábado 15 del corriente, el miércoles 19 del mismo mes y el viernes 11 de septiembre. Todas las proyecciones se llevarán a cabo en la Biblioteca Alberdi (Avenida Argentina y Republica de Italia, junto al nuevo local de Cae).

La primera proyección será el sábado 15 de agosto a las 20:30 hs con “La Toma”, de Naomi Klein.

Situada en Argentina, La Toma muestra la historia de unos obreros y sus familias que tratan de hacer frente a la profunda crisis que se vive en el país, debido a las políticas neoliberales aplicadas durante los últimos años, tomando bajo su control las antiguas fábricas en las que trabajaron y que ahora se encuentran cerradas. La película toma como hilo conductor todo este proceso de la expropiación de la empresa Forja San Martín por parte de sus propios trabajadores. Alrededor de Freddy y Lalo, y de las peripecias de ellos, sus compañeros y sus familias para intentar conseguir la propiedad de una fábrica que sus patronos dejaron abandonada, Lewis y Klein, los responsables del documental, muestran el fenómeno de las empresas recuperadas en Argentina y la situación política de un país que estuvo a punto de elegir como presidente en 2003 al mismo sujeto que desmanteló y privatizó el Estado en la década de los noventa: Carlos Menem. Además del caso de Forja San Martín, el documental muestra también las experiencias de la empresa de cerámicas Zanon y la de textil Brukman, ejemplos de un amplio movimiento de recuperación de fábricas.

El miércoles 19 del corriente a las 20.30 hs se proyectará “El efecto Iguazú” de Pere Joan Ventura.

Documental sobre el llamado “campamento de la esperanza”, que narra la larga protesta que llevaron a cabo los trabajadores de Sintel acampados en plena calle Castellana de Madrid en defensa de sus derechos laborales. El documental sigue la evolución de los acontecimientos durante 4 meses, desde abril hasta agosto de 2001, reflejando la vida de estas personas durante su acampada y las negociaciones entre gobierno y sindicatos.

El sábado 11 de septiembre también a las 20:30 hs se proyectará “Les Lip L’imagination au pouvoir” de Christian Rouaud

Documental que nos muestra a los hombres y las mujeres encargados de la huelga obrera más emblemática tras las ocurridas en el 68: Las huelgas de las fabricas LIP a Besançon. Un movimiento de lucha incansable que se extendió durante varios años, movilizando a una masa considerable de toda Francia y Europa, multiplicando las acciones ilegales sin acudir a la violencia, abogando por la democracia directa y una imaginación incandescente. Estos relatos encadenados de una historia colectiva, que intenta explicar porque esta huelga llevo la esperanza y los sueños a toda una generación.

Nacimos al amparo del ejemplo del andar de movimientos sociales y sindicales, en luchas que hoy hacemos propias, como la de la gestión obrera de FaSinPat.

Cae Babylon comenzó en el año 2003, pero se formalizó y amplió en julio del 2007, con la apertura del primer local y la conformación de la cooperativa de trabajo, esa figura legal que nos permite trabajar como nos demanda el mercado sin dejar de plantearnos algunas críticas sobre la regulación que plantea” indicaron desde la organización.

“En todos estos años crecimos muchísimo productivamente. Hoy estamos estrenando nuevo local en Avenida Argentina 816, después de haber pasado por las casas de las calles Buenos Aires y Alderete.

Nacimos al amparo del ejemplo del andar de movimientos sociales y sindicales, en luchas que hoy hacemos propias, como la de la gestión obrera de FaSinPat. Fuimos haciéndonos parte de reclamos que atraviesan desde reivindicaciones laborales hasta derechos humanos, pasando por numerosas causas. Abrazamos todo aquello que nos parece justo. Así, en este último tiempo, acompañamos a las y los obreros de la Cerámica Neuquén cuando su patrón se escapó, nos sumamos a movidas contra el saqueo producidas por el modelo extractivista, acompañamos a las familias de Braian Hernández y de Matías Casas, nos subimos al puente cada 26 de junio para reivindicar la resistencia de Darío y Maxi, peleamos contra el desembarco de Chevron, levantamos la bandera por la legalización del aborto y contra las violencias sexistas, marchamos junto a las y los docentes, junto a las y los trabajadores de la salud pública, junto a desocupadas y desocupados, entre muchas otras acciones. Paramos nuestra producción cada vez que hizo falta aunque ello nos repercutiera económicamente, como lo hicimos en abril del año pasado cuando decidimos poner nuestro local a disposición de las y los damnificados de las inundaciones. Convertimos cada venta en un hecho político, no solo por todo lo que hay detrás del producto, sino porque en cada envoltorio sellamos nuestra posición. También nos vestimos con esas posiciones y las exhibimos en un pizarrón que colocamos en la vereda y en una cartelera a la vista de todas las personas que ingresan al local.

En la actualidad somos catorce las y los trabajadores de Cae Babylon. No solo podemos vivir del proyecto, sino que también hemos avanzado a pasos agigantados en la reivindicación de nuestros derechos laborales. La figura de Cooperativa de Trabajo nos deja al margen de un montón de derechos que el Estado debe garantizar a las y los trabajadores, pero además es muy utilizada para encubrir relaciones de dependencia debido a que no reconoce la mayoría de las obligaciones patronales. Pese a esto, nosotros y nosotras logramos formular, reconocer y garantizar a través de nuestra propia gestión derechos legítimamente conquistados en luchas de otras y otros trabajadores.

Integramos la Asociación Gremial de Trabajadorxs Cooperativistas, Autogestivxs y Precarizadxs (AGTCAP), donde nos encontramos con organizaciones hermanas para luchar por las reivindicaciones que nos atañen como sector postergado.

La organización colectiva se ha convertido en un objetivo que rompe con la lógica imperante donde la maximización de la ganancia es el motor que mueve al mundo. La construcción de sujetos activos, modelos de participación más democrática dentro de los ámbitos laborales es un desafío y un esfuerzo que día a día nos motiva para continuar organizando nuestro proyecto”.

Deja un comentario