A cambio de dinero quedarían en libertad los policías imputados en el caso Solano

Justicia, SECCIONES
Foto prensadelpueblo.blogspot.com (http://goo.gl/8M0rE)
Foto prensadelpueblo.blogspot.com (http://goo.gl/8M0rE)

El pasado 20 de julio el juez Martínez Vivot dispuso terminar con la prisión preventiva de los siete efectivos de la provincia de Río Negro mediante el pago de una caución 400.000 pesos cada uno.

Sandro Berthe, Juan Barrera, Pablo Bender, Diego Cuello, Andrés Albarrán, Diego Quidel y Héctor Martínez fueron detenidos el 19 julio de 2012 acusados de hacer desaparecer y asesinar al trabajador golondrina oriundo de Salta,  Daniel Solano.

Pronto a cumplirse el plazo máximo de tres años que establece el Código Penal de la provincia de Río Negro en relación al tiempo que una persona puede estar en prisión preventiva, la fiscalía solicitó una prórroga extraordinaria. Pedido que fue rechazado otorgando la libertad a los oficiales imputados.

El juicio que nadie quiere concretar. El juez Martínez Vivot  derivó el caso a la Justicia Federal afirmando que se estaba ante el delito de “desaparición forzada de persona”. Pero la Cámara Tercera de General Roca revocó la medida declarando la competencia provincial y ordenando la urgente realización del juicio. Sin embargo, la fiscal Laura Pérez recurrió la medida y ahora es el Superior Tribunal de Justicia rionegrino el que debe resolver al respecto. Mientras tanto, nadie lo hace.

El juez impuso normas que deberán respetar los policías cuando estén en libertad. Allí indica la abstención de realizar conductas “que puedan estimarse perturbadoras” para los testigos y sus familias y la prohibición de acercarse a la familia Solano, al abogado Sergio Heredia y a las carpas que habitan frente del juzgado de esta ciudad.

Por medio de las redes sociales Heredia manifestó su indignación y aseguró “Gualberto (Solano) llegó al límite de la tolerancia, al límite de la burla, al límite de la paciencia”. Y aclaró: “De lo que va a pasar, del desenlace fatal que esto va a tener, hago responsable a la justicia, al gobierno provincial, al gobierno nacional, al señor Belloso (intendente de Choele Choel, NdR), hago responsable a todos, absolutamente a todos. Los conozco bien, aprendí a conocerlos, y una muerte más no les importa en absoluto, siempre fueron cómplices de asesinos y de explotadores, pero con nosotros no pueden, ahora comienza Gualberto, mañana otro de nosotros ocupará su lugar”.

Ahora las defensas podrán apelar el monto de la cautelar y la querella podrá oponerse a las eventuales liberaciones.

Deja un comentario